Actualidad #AbortoLegalYa

A un año del rechazo al aborto legal, charlita con Nelly Minyersky y Martha Rosenberg

Dos de las históricas luchadoras por el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo hablaron con Filo.News sobre lo aprendido, lo conseguido y lo vivido un año después de que el Congreso le negara a todas las identidades con capacidad de gestar, el derecho a decidir. 

Nelly Minyersky y Martha Rosemberg, históricas luchadoras por el derecho al aborto legal | Foto: Twitter(Nelly Minyersky y Martha Rosemberg, históricas luchadoras por el derecho al aborto legal | Foto: Twitter)

Nelly Minyersky y Martha Rosemberg, históricas luchadoras por el derecho al aborto legal | Foto: Twitter | Nelly Minyersky y Martha Rosemberg, históricas luchadoras por el derecho al aborto legal | Foto: Twitter

Por: Paula Gimenez

"Yo nunca viví, aunque parezca un poco absurdo, el rechazo del Senado como una derrota, porque por la estructura política que tenemos acá en Argentina, pensaba que era muy dificultoso que el Estado aprobara la Interrupción del Embarazo. Entonces, para mi, haber perdido sólo por ocho votos, no me pareció una pérdida. Me pareció un gran triunfo lo de Diputados", sostiene emocionada Nelly Minyersky

Nelly tiene 89 años y milita hace más de treinta y desde sus comienzos (2003) dentro de la Campaña por el Derecho a un Aborto Legal, Seguro y Gratuito. A un año del rechazo del proyecto que tuvo expectante a todo el país, Filo.News se dio el lujo de charlar con ella y, además, con otra histórica del movimiento, Martha Rosenberg

Ese miércoles 8 de agosto, con mucho frío, una tormenta exagerada y un clima que parecía estar del lado de quienes votaron en contra de nuestro derecho a decidir, miles de mujeres  e identidades con capacidad de gestar esperaron de pie frente al Congreso Nacional el resultado de un mes entero de debate no sólo en el Parlamento sino en todas las casas, escuelas, sobre mesas del país. Por primera vez la interrupción Voluntaria del embarazo se postuló masivamente como cuestión de salud pública y cientos de mujeres pudieron salir del clóset del aborto. 

Avanzar es enfrentar

Pasó un año y estas dos mujeres claves para el movimiento, reflexionan al respecto. "Me parece que lo que ocurrió en todo este año transcurrido, es que se potenció, se elevó el nivel de confrontación de la oposición al derecho al aborto, después de la votación del senado, en donde se perdió por muy poco la votación, de todas maneras quedó instalado el movimiento por el derecho al aborto como un enemigo principal de esa derecha conservadora y misógina", explica Martha quien resalta una y otra vez su preocupación por el avance de los movimientos religiosos en la región.

Es que sí, cuanta más revolución, mayor es la resistencia y bien lo saben ellas. Los gobiernos de derecha son noticia en el mundo entero y muchos de nuestros derechos adquiridos o por adquirir, corren peligro. Pero con lo que no contaba esa derecha es con la juventud y con la adhesión a la lucha de todos los sectores políticos. "Queda demostrado ahora, en un año electoral en la que estamos, el grado de transversalidad que tiene el movimiento por el derecho al aborto, con distintas formas o grados de compromiso. Si te fijás, en todas las fórmulas, en todos los partidos, hay gente que apoya y gente que está en contra; es decir que lo que es increíble es que en las dos fórmulas polarizadas aparece el apoyo, una más y otra menos. Por el lado de Pichetto en la fórmula de Macri, por otro lado la de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner����. Se evidenció que había apoyo. Cuando hablamos de transversalidad, creo que lo que aparece es una especie de validación de nuestras intenciones y nuestra lucha de tantos años a pesar de la votación negativa del Senado", analiza Martha.

Por su parte, Nelly comenta: "Estamos ante un momento mundialmente complejo, porque la lucha contra el aborto es una bandera que tomaron los gobiernos de derecha y tiene que ver con algo bastante más profundo y creo que eso lo entendieron los jóvenes. Es una lucha contra la democracia. Cuando hablan en contra del aborto, mienten y confabulan. Las Naciones Unidos, El Vaticano, los republicanos en Estados Unidos. Tomaron esta bandera porque claro, decir que están en contra de la igualdad de las mujeres es más difícil, o que están en contra de la convención de los derechos del niño, también. Oponerse a nuestro derecho a decidir, es más lavado. Pero en definitiva, de lo que están en contra, es de la igualdad y de nuestra libertad".

El aborto, la punta del icberg

Es importante aclarar que el debate por el Derecho a un Aborto Legal, Seguro y Gratuito no se acotó sólo a conseguir que las identidades con posibilidad de gestar puedan hacerlo y no morir en el intento, sino que además abrió una puerta imprescindible en la construcción de un Estado presente: la Educación Sexual Integral. Dicha ley, que existe desde el 2006, fue eje fundamental y excusa perfecta para los pañuelos verdes y los celestes respectivamente. 

"Este debate proyectó en muchos aspectos de la vida social. Sobre todo los derechos de las mujeres. Eso lo vemos con lo que pasó con las niñas, adolescentes, con la juventud que se tradujo en un pedido permanente de Educación Sexual. Algo que nunca se había visto antes. Nos han llamado de muchísimas escuelas secundarias a hablar del tema de la sexualidad, salir del clóset, los estudiantes piden y reclaman la educación sexual integral", agrega Nelly.

Así como sostiene Minyersky, el poner sobre la mesa este tema no sólo blanqueó que se realizan en el país 500 mil abortos por año sino también expuso la poca idea que tienen les adolescentes a la hora de cuidarse para prevenir estos embarazos. A raíz de eso, la ESI, que además se centra en el consentimiento, cobra vital protagonismo. Y fue la carta de salida y opción posible para quienes rechazaron el proyecto del aborto (aunque vale aclarar que esos mismos grupos fueron quienes, luego del debate, iniciaron la campaña en contra de la ESI, "Con mis hijos no te metas").  

"Se han constituido estructuras sociales muy importantes, como por ejemplo la Red Nacional de Profesionales por el Derecho a Decidir, red de periodistas, red de docentes, de actrices. Hay un efecto de concienciación de las cosas que tenemos en común sectores y disciplinas que habitualmente no están integradas en un movimiento. El aborto es uno de los objetivos que compartimos con, por ejemplo, el derecho a la ESI y la anticoncepción, accesible para todas las personas. La legalización del aborto es un nudo de determinaciones de distintos espacios, porque influyen muchísimo todas las cuestiones de las situación social y económica, hasta de contratación laboral. Es un nudo donde confluyen muchas cuestiones, y creo que por eso tienen el movimiento amplísimo que tiene y también la resistencia enorme que tienen. Es una transformación social muy importante", explica Martha. 

Ciencia sí, creencias mmmm

El siglo XXI es cuando se materializa un nuevo paradigma. Es la ciencia la que reemplaza a "la verdad" con la cual la religión dominó durante siglos a la humanidad. Hoy los discursos deben ser científicos para ser voces autorizadas y las distintas iglesias que existen en nuestro país, tanto las católicas, las evangélicas como las cristianas, pierden lentamente adhesión. Pero este siglo también encuentra a una derecha conservadora con aún mucho poder y muy pocas ganas de perderlo.

"El aborto legal favorece a la prevención, porque hay una obligación legal de acompañar a la chica que esté embarazada. Consultarle qué quiere hacer y además enseñarle a prevenir otros embarazos no queridos. Por eso cuando se legaliza el aborto disminuyen los abortos, porque esa incorporación, esa legalización, permite la prevención. Yo no soy lo mismo que un embrión. Un embrión tiene una potencialidad genética y no somos nada más que genes. Entonces hablar de las dos vidas es un discurso falso que en realidad cubre creencias religiosas y las creencias religiosas no se deben invocar en este mundo ya. Las creencias, a medida que avanza la ciencia, se queda con pocas verdades", sostiene Nelly. 

En la misma línea, Martha agrega: "Lo que está claro es que es un elemento muy activo, muy vigente, del panorama político actual. El avance o retroceso de los derechos de la mujer está permanentemente ligado a la independencia de los poderes políticos con los religiosos. lo bueno es que la lucha por el derecho a aborto no creo que retroceda. Se darán todas las peleas que sean necesarias. El tener a la adhesión de los chicos, chicas, chiques, que reconocen en esta reivindicación del acceso al aborto legal, seguro y gratuito como una de sus luchas, da esperanza".

Lo que viene

El 28 de mayo se presentó el octavo proyecto por la Interrupción Voluntaria del Embarazo por parte de la Campaña Nacional. Pero el año electoral opacó el impulso de la marea verde y muchos y muchas candidatas miran para otro lado a la hora de posicionarse a favor o en contra. Si bien el avance del proyecto dentro del Congreso, continúa en pausa, desde la organización nunca se frena. 

"Seguimos trabajando en la campaña. Hay permanentes actividades, cada vez hay más cátedras en las facultades, ya sea dentro de las currículas, en los posgrados, a lo largo y ancho de todo el país. Cada vez se incorporan ás médico y médicas a la Red de Profesionales, también a la de docentes. Esto es como un derrame. La marea verde fue una marea. Realmente hay que seguir. Tal vez se vota en octubre, sino se va a votar el año que viene. Acá hay mucha responsabilidad de los dirigente políticos, que ahora también se ven obligados un a responder porque el aborto legal se volvió una demanda social. Vamos a seguir y seguir trabajando", expresa Nelly quien, como dijimos, hace más de treinta años lucha por conseguir este derecho. 

En la misma línea, Martha finaliza con algo crucial: "Creo que son momentos de acumulación de fuerzas, de argumentos, de alianzas y herramientas. Estamos listas para que la próxima vez que se presente el proyecto, sea aprobado. Luchamos porque todos los días nos encontramos con cosas horribles, como por ejemplo el fallo de adopción prenatal en Corrientes. Historias de vida que dan mucha bronca porque son niñas abusadas a quien nadie las cuidó jamás. Es una pelea que tenemos todavía por delante y, no tengo ninguna duda, las vamos a ganar".

Comentarios