Actualidad A través de un proyecto de ley

Antiderechos: Tucumán busca prohibir los abortos en caso de violación

Con apoyo de más de la mitad de los legisladores y legisladoras, el proyecto busca penalizar los abortos en su totalidad. En FILO hablamos con una articuladora de La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto sobre qué puede pasar si este proyecto se aprueba. 

Antiderechos: Tucumán busca prohibir los abortos en caso de violación

Antiderechos: Tucumán busca prohibir los abortos en caso de violación

Por: Paula Gimenez

La provincia de Tucumán, autodeclarada "provida" vuelve a ser noticia ya que más de la mitad de los legisladores (29 de 49) firmaron un proyecto que promueve la protección de los derechos de la mujer embarazada y "del niño por nacer". En ese proyecto se incorpora una medida inédita que genera repudio en el Movimiento de Mujeres: evitar los abortos inclusive en casos de violación.

El artículo 86 del Código Penal Argentino, confirmado en 2012, a partir del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJT) en la causa “FAL”,  permite el aborto por causales. Si la mujer embarazada corre riesgo de vida, complicaciones en su salud o su embarazo fue producto de una violación, el Estado debe garantizarle un aborto seguro.

FILO habló con Fernanda Fernández, estudiante de abogacía, tucumana e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito sobre esta provincia, sobre el proyecto y el aborto legal por causales. 

Marcha por el aborto legal | Foto: NA
Marcha por el aborto legal | Foto: NA

"El proyecto de lo que habla en su articulado es que le da protección integral al niño por nacer y no reconoce el derecho de la mujer por gestar ni a poder decidir sobre su proyecto de vida. Habla sobre la discriminación del niño por nacer, pero el principio de discriminación no actúa de esa forma, no hay un niño, no hay un concepto real. En ese sentido me parece que hay un problema de estatus jurídico, el embrión no tiene estatus de persona, más bien son derechos que se van adquiriendo cuando se va a desarrollando la vida fuera del útero", indica Fernández. 

Dentro del Código Penal, el aborto de un embarazo fruto de una violación es legal desde el año 1921. "Es terrible porque el proyecto dice que violencia es ofrecerle información pero incita a que los médicos, por ejemplo, sean perseguidos y marcados por el Estado por garantizar un derecho que es constitucional", agrega Fernanda.

Entre otros puntos, el proyecto busca garantizar una campaña de concientización de valor de la vida, una red de voluntarios que brinden apoyo a las mujeres embarazadas que estén con ellas durante el embarazo y meses posteriores y asistencia telefónica por Internet. 

De los 30.000 nacimientos que se producen por año en Tucumán, más de 5000 son de adolescentes. 

"Un problema grave en la provincia el embarazo adolescente, en vez de informar sobre prevención, directamente entienden que las mujeres que son menores de edad y fueron violadas, son madres. Es terrible. Además el proyecto incita, en el articulo 21, a que se viole el secreto profesional. Hablan sobre declaraciones falsas, dicen que el personal sanitario, si tiene sospechas contra lo que la mujer declara, por ejemplo si sostiene que ese embarazo fue producto de una violación, puede denunciarla", detalla la especialista.

Estos movimientos, sostienen desde La Campaña, son jugadas políticas inconstitucionales. "Tiene que ver con la avanzada de la derecha en nuestro país, con la negativa que nos brindo el Congreso en agosto, pero también con la tradición conservadora que tiene el norte, pudimos generar espacios pero aun quedan cabos sueltos. Hay una intencionalidad politica que intenta poner un tipo de moral sexual", sostiene y finaliza: "No importa si el proyecto se vota postivamente porque no tienen ningún valor jurídico. No puede Tucumán violar una ley nacional".

Comentarios