No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Comenzó la semana mundial de la lactancia Materna

Del 1 al 7 de agosto es la fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, para fomentar la lactancia materna. A la vez, se abre otro debate: romper con el tabú social y discriminatorio de poder amamantar a los bebés en espacios públicos.

Comenzó la semana mundial de la lactancia Materna

Comenzó la semana mundial de la lactancia Materna

Los beneficios de la lactancia materna son múltiples y de público conocimiento: protege de las infecciones y reduce la mortalidad neonatal, proporciona los nutrientes necesarios y temperatura adecuados, proporciona anticuerpos de la madre y alarga el periodo de inmunidad natural, y muchos más. 

La OMS recomienda que la lactancia sea el modo de alimentación exclusivo durante los primeros seis meses de vida de los bebés.

Pero ¿qué sucede con la discriminación que reciben las personas cuando amamantan en espacios públicos?

Muchos son los avances de convivencia social, pero algo tan natural como alimentar a un bebé, sigue siendo mal visto en varias sociedades del mundo. La lactancia materna no es un acto que tenga horarios: no se puede prever cuándo un bebé tendrá ganas de comer, por lo que en cualquier momento, independientemente del sitio en el que se encuentre la madre, puede que surja la necesidad de alimentarlo.

Cabe aclarar que no solo las madres pueden ser lactantes, también un hombre trans puede lactar a su bebé.

Censurar este acto, aparte de discriminatorio, es un acto de humillación hacia las personas que realizan algo tan natural. Dificulta la lactancia y supone un obstáculo innecesario para las personas lactantes con sus hijos e hijas.

Otro punto importante en este debate es poder contar con políticas laborales para que las personas lactantes, puedan compatibilizar su vida productiva y reproductiva y sean apoyadas por sus empleadores para combinar la lactancia con su vida laboral.

Reflexionar sobre estas problemáticas, es necesario para replantearnos los roles de la maternidad, cuidado y amamantamiento, para poder acelerar de una vez la normalización de la lactancia materna en todos los espacios sociales. El desafío es entonces, lograr una verdadera lactancia materna integral.

Comentarios