No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

¿La calma está en el control de cambios?

Los especialistas indican que la medida del Banco Central fue una primera en ese sentido, tal como adelantó el senador Cobos, que estuvo reunido con Macri hace 72 horas.

¿La calma está en el control de cambios?

¿La calma está en el control de cambios?

Por: Nicolás Geuna

En medio de las presiones al tipo de cambio, que llevaron al dólar a cerrar la semana en $61, el gobierno planea distintas medidas para controlar la depreciación del peso: volvió aparecer ahora el famoso control de cambios.

Lo dijo el senador oficialista que estuvo esta semana con Mauricio Macri en la quinta presidencial de Olivos y lo amplió en su columna semanal de los viernes en Clarín, el periodista Marcelo Bonelli: el ministro Hernán Lacunza le propuso a Macri ejercer algún tipo de control, al menos, sobre la entrada y salida de capitales. 

A pesar de que control de cambios se traduce en la memoria colectiva de los argentinos como 'cepo cambiario' la medida que impuso el gobierno de Cristina Kirchner en 2011 y que recién sacó Alfonso Prat Gay alentado por Macri en 2015, hay posibilidades diferentes y para todos los gustos.

"Al FMI supuestamente no le gustan los controles de cambios, pero este gobierno hizo lo que quiso con el Fondo y el uso del préstamo, con lo cual hay que ver cuánto se van a poner de firmes al respecto", dijo el economista Martín Burgos.

Desdoblar, como "sugirió" Solá

Una posibilidad es el desdoblamiento del tipo de cambio y lo dijo el influyente diputado peronista Felipe Solá, al indicar que no se pueden regalar los dólares que se consiguen con mucho esfuerzo para que la gente se vaya de viaje:

"Se puede ir un tipo de cambio diferencial para la compra. Es un desincentivo sin afectar el tipo de cambio oficial. Si la gente quiere vender los vende más caros y es un incentivo a que los dólares pasan de la caja de ahorro a las reservas del Banco Central", indicó Burgos. 

"Lo que también se puede hacer y existe en varios países es poner un impuesto a la compra en el exterior con tarjeta", comentó por su parte el economista Juan Graña.

Límites para la compra

En otra línea está el límite cuantitativo que se impuso durante el cepo en base a los ingresos de quien quería comprar: "Podés comprar dólares hasta un límite pero despues se rearma el famoso blue y si bien no afecta las reservas del BCRA termina habiendo un tipo de cambio informal", dijo Bustos. 

En ese sentido, Graña explicó que bajar el límite para comprar dólares afectaría a un sector pequeño de la sociedad, ya que en general los ahorristas compran en pequeños porcentajes: "Nadie compra 10.000 dólares, una porción pequeña compra por esa cantidad".

Sobre la decisión del Banco Central de última hora de establecer un permiso para que los bancos giren dólares al exterior, Graña pidió esperar para ver su impacto: "Puede ser una autorización de pedir condiciones o que sea un control superlight. Pero tal vez tenés que tener algún justificado y eso reduce un poco el giro". 

Lacunza quiere revisar medidas de Dujovne y Prat Gay

A lo largo de sus cuatro años, el gobierno redujo rápido pero seguro los controles a la salida de capitales: Prat Gay bajó de un año a seis meses la estadía obligatoria para quienes ingresan al país a hacer inversiones financieras y en 2017 Dujovne lo redujo a cero.

Esos capitales hacían negocios con las Lebacs, que entregaban grandes intereses y después volvían a comprar dólares. 

Los controles, indicó Martín Burgos "son importantes porque te terminan apreciando el tipo de cambio y supongo que será bueno".

Y recordó la medida que impusieron Lavagna y Kirchner en 2005: "Lo que se hace en esos casos es obligar a los capitales especulativos que entran a dejar un depósito una determinada cantidad de tiempo en el país".

Pero Graña explicó que "ya no tiene sentido en esta coyuntura poner los plazos mínimos de estadia porque nadie quiere venir y a los que ya están no les aplica".

"La mayoría de la gente que tiene dólares en los bancos ya los va a querer sacar. Ahí las reservas van a bajar, más las licitaciones de bonos de corto plazo que hay que devolverlos. Si se genera una bola de llevarse los dólares es difícil. Con un desdoblamiento bajás la demanda y aguantás un poco más", dijo Graña sobre la salida de dólares del país.

En ese sentido, Burgos dijo que "pensaba que el gobierno lo iba a hacer anteayer. Si vos cortás la compra de dólares con la corrida que hay hoy lo tenés que hacer de una forma brutal, si lo hacés en medias tintas los van a comprar de otra forma, va a parecer como un goteo. Puede llegar a ser contraproducente".

Consultado sobre si un nuevo control de cambios no generaría aún más malestar en el mercado, Graña respondió: "Sí, pero ¿hasta qué punto esa desconfianza no es ya clara?".

Aunque las medidas contradicen la ideología del propio presidente, en un contexto de alta incertidumbre, aún tiene margen para aliviar la presión sobre el tipo de cambio generada tras la visita del FMI y a la espera del desembolso de 5400 millones.

Comentarios