Actualidad JUSTICIA

"Cura payador" a juicio, acusado de abuso sexual de menores

Pablo Huck es una de las víctimas de Marcelino Moya. A él le llevó 22 años denunciarlo y hoy se atreve a contar el calvario que vivió cuando era adolescente.

Comenzó el juicio al "cura payador" acusado de abuso sexual de menores

Comenzó el juicio al "cura payador" acusado de abuso sexual de menores

En su adolescencia Pablo Huck fue abusado durante casi dos años por el cura Marcelino Moya -más conocido como "el payador"- cuando era su profesor de catequesis y confesor. "Fue entre 1993 y 1995, mientras formaba parte del grupo de niños que concurríamos habitualmente a la iglesia Santa Rosa de Lima, de Villaguay y cursaba en el Instituto La Inmaculada Concepción, de la misma ciudad", cuenta una de las víctimas del "cura payador".

Ernesto Frutos, fue otro de los que sufrió el calvario y se animó a contar lo que padeció. Ambos testimonios fueron escuchados por el fiscal de Paraná, Juan Francisco Montrull: "Los abusos fueron cometidos con total impunidad de manera sistemática en circunstancias totalmente controladas por el adulto abusador en su habitación, ubicada en la planta alta de la casa parroquial", detalló Pablo Huck.

Hoy Pablo Huck y el sacerdote se reencontraron en el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Se vieron las caras bien de cerca y ninguno de los dos era el mismo. Pasaron más de 20 años. Huck estaba empoderado, lleno de coraje y deseando que se haga Justicia; Moya "estaba flaco y envejecido". 

"Nunca se animó a sostenerme la mirada", resaltó Pablo.

Huck se animó a hablar tras conocer a el ex cura José Dumoulin. En su momento, Dumoulin fue quien reemplazó a Moya en la parroquia en la que sucedieron los hechos denunciados. "El eje fundamental de la denuncia es la búsqueda de justicia y verdad, así de simple y complejo a la vez. El hecho de denunciar penalmente al sacerdote es intentar resarcir el dolor inmenso que durante tantos años me han causado estos abusos y el silencio consecuente, como así también la necesidad de alertar, detener y esclarecer los abusos que probablemente hayan sucedido en estos 20 años", reflexionó. 

Pablo Huck la víctima, el denunciante

Comentarios