No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad Estados Unidos

Decretos, tensiones y caos: el primer mes de Trump en la Casa Blanca

La polarización entre sus seguidores y detractores y los conflictos con distintos sectores de poder marcaron los primeros 30 días del magnate inmobiliario al frente de la Casa Blanca
Las marchas en contra de Trump se multiplicaron en distintas ciudades

Las marchas en contra de Trump se multiplicaron en distintas ciudades

Avatar del

Por: Redacción FiloNews

Exactamente hace 30 días, Donald Trump se transformó en presidente de los Estados Unidos. En este tiempo se encargó de llevar a la Casa Blanca el clima que se vivió durante su singular campaña, pero sin generar cambios sustanciales en el país, más allá de las tensiones con el sistema judicial, la prensa y líderes extranjeros.

En estos primeros días de mandato Trump, firmó al menos 23 decretos y acciones ejecutivas pero, según expertos consultados por la agencia EFE, son medidas más simbólicas que sustanciales, con la excepción del veto migratorio bloqueado por un juez y que pronto será sustituido por otra medida.

Tensión: Partidarios de Trump y opositores ser han cruzado en diversas manifestaciones    (EFE)

Desde su orden de construir el muro en la frontera con México a su decreto para acabar con los carteles del narcotráfico, la gran mayoría de sus medidas han consistido simplemente en "decir a sus agencias que busquen una forma de hacer algo", expresó David Lewis, un experto en políticas en la Universidad de Vanderbilt.

"Este es un presidente sin experiencia política que no se ha tomado el tiempo de aprender las reglas del juego, sus estrategias y sus sutilezas. Eso le ha hecho débil e ineficaz", agregó Lewis.

Las peleas con los medios y la Justicia

Sus acciones quedaron eclipsadas por sus ataques a la prensa y a los jueces, el fallido lanzamiento de su veto migratorio y el escándalo generado por la dimisión de su asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, tras haber mentido al vicepresidente Mike Pence sobre sus contactos con Rusia durante la campaña.

Desde el día siguiente a su investidura, cuando envió a su portavoz a reprochar a los medios su cobertura del acto, Trump se ha irritado ante cualquier percepción negativa sobre su labor, y ha ventilado esa frustración mediante feroces críticas a la prensa, a la que considera "el enemigo del pueblo estadounidense".

También ha arremetido contra el sistema judicial del país a raíz del bloqueo de su veto a los refugiados y los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, que ha dejado de aplicarse y será reemplazado la semana que viene por un nuevo decreto.

En uno de sus episodios más criticados, Trump llegó a insinuar que, si había un ataque terrorista en el país, "la culpa" sería del juez que bloqueó su decreto.

Aprobación en los Estados Unidos

Actualmente, solo el 39 % de los estadounidenses está satisfecho con la actuación de Trump durante su primer mes, según un sondeo publicado esta semana por el centro de investigación Pew, que nunca registró un índice tan bajo en toda la presidencia de Barack Obama.

Sus promesas de derogar la reforma sanitaria de Obama, rebajar los impuestos a las empresas y construir el muro en México dependen de la cooperación de un Congreso que, pese a estar bajo control republicano, podría empezar a "ir por libre" si "los escándalos y el caos" siguen rodeando la Casa Blanca, según Lewis.

Problemas dentro de su gabinete

Desde el comienzo, el gobierno del magnate inmobiliario se vió amenazado por decenas de filtraciones de información privada, desde la reacción del presidente en la toma de poder hasta la falta de lectura y adicción a la televisión. 

Por ejemplo, cuando el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, fue duramente criticado por dar números falsos sobre el acto asunción de Trump, la consejera del magnate Kellyanne Conway Salió a la prensa a decir que el gobierno manejaba “datos alternativos”. Eso solo sirvió para aumentar las críticas a Trump por su poca cercanía con la verdad y los datos, al sistemáticamente presentar información falsa para defenderse.

Polémica con otros países

En este mes de gobierno, el presidente de EE.UU. ha aumentado la tensión con algunos países, en especial con Irán y China. Al decretar nuevas sanciones contra Irán, en respuesta al ensayo de un misil balístico efectuado en el país persa el pasado febrero, el líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, desestimó la advertencia del presidente de Estados Unidos y llamó a los iraníes a responder a las "amenazas" el viernes en el aniversario de la revolución de 1979.

En cuanto a China, ya antes de que asuma su cargo, la prensa oficial china advirtió en enero que si el gobierno de Trump sigue desafiando al gigante asiático, en especial respecto del Mar de la China Meridional, tanto Beijing como Washington "deberían pensar en prepararse para un enfrentamiento militar".

Comentarios