Actualidad IGLESIA CATÓLICA

Definiciones del Papa Francisco: Venezuela, el aborto y la homosexualidad

El Sumo Pontífice se pronunció en una extensa entrevista y profundizó su mirada sobre estos y otras temas.

Definiciones del Papa Francisco: Venezuela, el aborto y la homosexualidad

Definiciones del Papa Francisco: Venezuela, el aborto y la homosexualidad

La crisis que transita la República Bolivariana de Venezuela, los desaparecidos en la última dictadura argentina, los casos de abuso sexual infantil en la Iglesia, la homosexualidad y el aborto. Ninguno de estos puntos quedó sin tratar en la entrevista que el Papa Francisco concedió al programa Salvados.

Partiendo sobre el escenario venezolano Francisco se refirió a la intención de mediar en el conflicto específico entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó. “La Santa Sede medió y la cosa fracasó, no anduvo. Hubo comunicaciones, fueron varias veces de mediaciones, algunas discretas, extraoficiales, pero no se terminó de resolver eso”.

En esta línea comentó su encuentro con Nicolás Maduro, presidente venezolano, al cual planteó haberlo visto muy seguro “de lo suyo” aunque aclara que lo recibió “antes de que se agudizaran las cosas”.

Consultado sobre el pedido del gobierno español para retirar el cuerpo del dictador Francisco Franco, enterrado en una Iglesia Católica, el Papa sostiene “no tener opinión”, aunque aprovechó para hablar del caso de los desaparecidos en la última dictadura militar.

“Siempre he defendido el derecho a la verdad sobre lo que pasa; el derecho a una sepultura digna, a encontrar los cadáveres. En Argentina se sigue haciendo, es un derecho no sólo de la familia, de la sociedad. Una sociedad no puede sonreír al futuro, teniendo a sus muertos escondidos”, plantea el Sumo Pontífice.

“El Vaticano no se salva de los pecados, límites y vergüenzas de la sociedad”

Anteponiendo “lo legal y religioso” y planteando lo humano como condicionante en su respuesta, Francisco fue consultado sobre la posibilidad de que las mujeres que hayan sido víctimas de una violación puedan realizar un aborto.

“Yo la entendería a ella en su desesperación, pero también sé que no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema”, sostiene el representante de la Iglesia Católica.

“¿Es lícito alquilar un sicario para resolver un problema?”

Recordándole que frente a la homosexualidad Francisco había manifestado que “se puede hacer cosas con la psiquiatría”, Bergoglio reiteró en esta línea que “las tendencias no son pecado”, al tiempo que tuvo como idea aclarar sobre lo anteriormente mencionado que no planteaba únicamente dicha alternativa, sino la libertad de poder “ir a un profesional”.

Nuevamente ante la pregunta sobre el concepto de rareza planteado en la homosexualidad, el Papa reiteró que “en teoría no es así, pero estoy hablando de un chico que se está desarrollando y los papás empiezan a ver cosas raras. Consulten por favor y ahí se verá a que se debe”.

En último lugar, sobre los abusos sexuales a menores en la Iglesia destacó que las cosas “al cubrirlas, se propagan”. En este sentido entiende que "se ha tomado una conciencia distinta, un modo de proceder distinto y en eso creo que hay que seguir adelante".

En esta nota:

Comentarios