No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Género

Evita, la mujer que logró que todas las demás voten

Esta particular e histórica "primera dama" cumplió un rol activo en la política y fue un hito en la vida de todas las mujeres del país. Evita logró el voto femenino y la participación de las mujeres en la política se amplió de manera exponencial. Filo.News habló con una historiadora para entender en qué contexto se logró semejante derecho. 

Evita, la mujer que logró que todas las demás voten

Evita, la mujer que logró que todas las demás voten

Por: Paula Gimenez

El 7 de mayo pero de 1919 nació Eva María Duarte o más conocida como Eva Perón, mujer que marcó la política de nuestro país y se posicionó como una de las personas más importantes de nuestra historia.

Señalada y juzgada por ser actriz (categoría que en ese momento distaba mucho de cómo es interpretada hoy esa profesión ya que cargaba con estereotipos y prejuicios machistas y sexistas), Eva se casó con Juan Domingo Perón en 1945 y, tras la asunción de este como presidente de la Nación Argentina el año siguiente, se convirtió en primera dama.

Evita y su discurso luego de la aprobación del voto femenino.
Evita y su discurso luego de la aprobación del voto femenino.

Pero no se quedó ahí, Eva fue una militante activa y fue quien consiguió, nada más y nada menos, que el voto femenino en todo el territorio nacional. ¿Pero fue ella? ¿No habían ya otros partidos intentado que las mujeres puedan votar? ¿No existían ya las sufragistas que desde hace años peleaban por este derecho? La respuesta es que sí, el movimiento feminista peleaba por esto, pero a su vez, fue durante el peronismo que el sufragio femenino se volvió una realidad. Para entender un poco el contexto y qué pasó, Filo.News habló con la historiadora Julia Rosemberg

"El reclamo por la sanción del voto femenino en nuestro país fue creciendo desde comienzos del siglo XX, y hasta su sanción en el año 1947 se presentaron 15 proyectos de ley. Pero siempre fueron rechazados por tener mayoría en el Congreso legisladores que la rechazaban. Desde antes de ser presidente, Perón se había manifestado a favor de la sanción de esta ley, y ni bien asumió volvió a hacerlo, convirtiéndose en el primer presidente de la Argentina en manifestarse a favor del voto femenino", explica la especialista.

Si bien fue Perón el que subió el pulgar, Eva militó esta ley y fue quien, además, luego de sancionada, le contó a las mujeres de su pueblo que ya podían votar.

"¿Cuál fue el papel de Eva en todo esto? Ella comenzó a pregonar públicamente por el voto femenino en los últimos meses de 1946. Se reunió con legisladores, leyó los proyectos, siguió el paso a paso con detalle. Pero lo más importante fue la campaña que llevó a cabo con el objetivo de lograr que las grandes masas de mujeres trabajadoras se apropien de esa conquista. A través de discursos, reuniones y convocatorias movilizó a un sector social que las luchas por el voto femenino de las décadas anteriores en términos generales no habían interpelado. Aquellas habían sido en su gran mayoría mujeres letradas, universitarias de clase media o alta", especifica la historiadora.

En varios países del mundo y de la región, el voto femenino era un hecho hacía bastante tiempo, hacía dos años había terminado la Segunda Guerra Mundial y hacía poco más de un año que Perón era presidente. "Es interesante señalar que las mujeres hasta ese momento, salvo algunas experiencias provinciales como las de San Juan y Santa Fe, no tenían la posibilidad de participar en la política. Si se leen las discusiones de los legisladores tanto en diputados como en senadores, se puede rastrear fácilmente que la mirada extendida que había sobre la mujer era una de índole biologicista y en la cual se remarcaba una y otra vez que su lugar en la sociedad era el de ser madre y estar en el hogar", agrega.

En ese contexto, y aunque al rededor del mundo el voto femenino ya era un derecho adquirido, en nuestro país el debate tardaba en llegar. "Creo que no es casual que haya sido bajo el peronismo que finalmente se pudo sancionar una ley que habilitaba y ampliaba derechos. Si se observan otras políticas llevadas a cabo por ese gobierno se puede ver que hubo una línea que seguía ese mismo sentido: hacer realidad muchos reclamos por los que se venían luchando desde hacía mucho tiempo, y la incorporación a la política de distintos sectores sociales que no habían tenido lugar hasta ese entonces. Además, si nos detenemos a observar cómo se dieron las primeras elecciones nacionales en las que votaron las mujeres, las de 1951, vemos que fue el peronismo el partido que más mujeres presentó en sus listas. El radicalismo, por ejemplo, no llevó ninguna mujer. Así, a partir del 51 se conformó un Congreso que tenía una importante presencia femenina, que sólo será superada décadas más tarde, en los 90 con la ley del cupo femenino", detalla Rosemberg.

Si bien Evita marcó un antes y un después en la política argentina así como su marido, el voto femenino fue, tal vez, uno de sus mayores logros a nivel legislativo. "Su gran conquista fue la inclusión masiva de las mujeres en la política. Y esto estuvo atravesado por distintas cuestiones, una de ellas fue, por supuesto, el voto femenino que fue tan importante no sólo porque a partir de entonces las mujeres podían votar sino también porque podían ser electas, podían ser dirigentes. Pero hubo otros elementos que contribuyeron a este objetivo. Entre los más importantes se encuentra la creación y conducción del Partido Peronista Femenino, un partido que tenía las mismas responsabilidades y los mismos derechos que el de los hombres. Fue en este partido que miles y miles de mujeres comenzaron a militar políticamente y se convirtieron en dirigentes políticas", finaliza la historiadora.

En esta nota:

Comentarios