Actualidad CORRUPCIÓN

Imputan a Macri, Aranguren e Iguacel por privatizar centrales termoeléctricas

La causa, a cargo del juez federal Daniel Rafecas, hace referencia a las irregularidades en torno a las usinas de Ensenada de Barragán y Brigadier López. 

Iguacel, Macri y Aranguren, imputados por intentar privatizar las usinas Ensenada de Barragán y Brigadier López

Iguacel, Macri y Aranguren, imputados por intentar privatizar las usinas Ensenada de Barragán y Brigadier López

Acusados de intentar privatizar las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier López, el presidente Mauricio Macri y los ex ministros de Energía Juan José Aranguren y Javier Iguacel fueron imputados y serán investigados por el fiscal Gerardo Pollicita.

La noticia la dio a conocer el portal InfoNews, al tiempo que informó que este lunes se notificaron las empresas que preclasificaron en las licitaciones, siendo estas Central Puerto (propiedad de Nicolás Caputo, la única admitida para la usina Brigadier López y que también participa por Ensenada de Barragán) e YPF.

La denuncia fue presentada en noviembre de 2018 por los diputados Rodolfo Tailhade (Unidad Ciudadana), Fernanda Vallejos‏ (Unidad Ciudadana), Adrián Grana (FPV) y María Emilia Soria (FPV).

En uno de los apartados, Tailhade asegura que esta privatización "termina convirtiéndose en un escandaloso regalo a sus amigos de un activo estratégico del Estado".

Los procedimientos en cuestión fueron establecidos por el decreto 882/2017, publicado el 1° de noviembre de 2017 y firmado por Macri. En él:

  • La central Barragán fue tasada por el Estado en 305,9 millones de dólares y un monto mínimo de oferta en efectivo de 229 millones de dólares
  • Brigadier López, por su parte, fue valuada en 207 millones de dólares con un mínimo de oferta en efectivo de 155 millones de dólares

Esto evidenciaría un precio colosalmente menor (cerca de 400 millones de dólares menos) que el valor real de las centrales. "¿Cómo puede admitirse que el Estado Argentino enajene activos públicos estratégicos por casi 267 –Barragán- y 110 –Brigadier López- millones de dólares menos de lo que valían en 2012?", cuestionan los legisladores en la denuncia.

Lo que argumenta la acusación estaría verificado por los datos operativos financieros publicados por ENARSA: el resultado EBITDA (sin deducir impuestos) para 2017 dio un total de 121,4 millones de dólares de ganancias para Barragán y otros 62 para Brigadier López.

El proceso licitatorio también habría sufrido irregularidades: Iecsa -una de las constructoras de las usinas junto a Isolux- abandonó las obras sin finalizarlas y fue indemnizada por el Estado por 1.600 millones de pesos. Esto sucedió cuando Ángelo Calcaterra, primo de Macri, se encontraba en la presidencia de la firma.

Por su parte, el director ejecutivo y gerente de termoeléctricas de Ieasa (ex ENARSA) Alberto Raúl Brusco y el gerente de control de proyectos de la firma Adolfo Marcelo Piccinini trabajaron por más de 10 años para Calcaterra. Recién a fines de 2017 llegaron a ENARSA, lo que probaría que estuvieron de ambos lados de la millonaria indemnización.

"Resulta evidente que los antiguos empleados de la familia Macri han sido allí designados para direccionar y/o influir sobre el procedimiento de privatización de las centrales térmicas y favorecer económicamente a distintas personas cercanas al Presidente", apunta el texto denunciante.

Comentarios