Actualidad Crisis frutícola

La fruticultura de Mendoza continua en emergencia

El Gobierno Nacional prorrogó la emergencia económica, productiva, financiera y social a la cadena de cultivos de peras y manzanas de distintas provincias, entre ellas Mendoza. Para los productores es insuficiente. 

La fruticultura de Mendoza, en crisis(Prensa Gobierno de Mendoza)

La fruticultura de Mendoza, en crisis | Prensa Gobierno de Mendoza

La prórroga, decidida por el Gobierno Nacional, se extenderá por los próximos 365 días. A través de esta declaración la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) formulará convenios de facilidades de pago para la cancelación de las obligaciones, en base a los regímenes especiales que se dispongan.

Para los productores de Mendoza este beneficio es positivo, pero "en algún momento se tendrán que afrontar las deudas". Aseguran que diversos sectores se encuentran en un estado terminal. 

Jorge Rubio, miembro de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas Frescas de Mendoza, destacó a una medio local que "nadie está pudiendo afrontar sus obligaciones de pago". 

Aseguró que Mendoza "está muy fuera de competencia e imposibilitada de exportar sus productos a otros mercados". 

"El dólar ha subido, pero los costos en dólares también han subido. Entonces no podemos afrontar los gastos de energía eléctrica y las variaciones de precios en los insumos". Jorge Rubio 

El integrante de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas Frescas de Mendoza agregó que en el 2005 y el 2006 se exportaban 1.800.000 cajas de pepitas, en tanto hoy se exportan solo 100 mil cajas. 

Sobre la declaración de emergencia, Rubio dijo: "algún día tendremos que afrontar las deudas y veremos a qué tasa. Esto dependerá del gobierno de turno. La situación actual es que las empresas se descapitalizan para poder pagar obligaciones".  

Comentarios