No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad POLICIALES

Longchamps: Por miedo, el hombre que mató a un ladrón, se fue del barrio

Salió en defensa de su sobrino, a quien le querían robar el auto. Disparó al menos seis tiros y mató a un delincuente e hirió a un cómplice. Otro de los asaltantes logró huir. 

Pardo disparó y mató a un ladrón de 17 años.

Pardo disparó y mató a un ladrón de 17 años.

La Justicia ordenó custodia policial en la casa del hombre que ayer mató a un ladrón e hirió a otro al salir en defensa de su sobrino en la localidad bonaerense de Longchamps, aunque el tirador no volvió a la vivienda y su familia aseguró que tienen “miedo” a posibles represalias.

El hecho ocurrió ayer, minutos antes de las 7 en una vivienda de la calle Payró al 700, en esa localidad del sur del conurbano, y una cámara de seguridad de la casa captó los hechos, que quedaron grabados y fueron difundidos por los medios televisivos.

Todo comenzó cuando un joven de 27 años llegó junto a su novia embarazada de seis meses a bordo de su Chevrolet Onix plateado. Tras estacionar el vehículo, el joven y su novia ingresaron en la casa, pero una vez que cruzaron la reja delantera fueron abordados por tres delincuentes, uno de ellos armado con un revólver calibre 22, que les exigieron la entrega de las llaves del auto y otras pertenencias de valor.

Las imágenes muestran cuando uno de los asaltantes gatilla un disparo que pasó a escasos centímetros de las víctimas e impactó en la pared frontal de la casa, en la que se hallaban otros familiares, entre ellos Claudio Pardo (47), quien al escuchar el disparo salió armado con una pistola Taurus calibre 9 milímetros.

Pardo efectuó al menos seis disparos contra los delincuentes, que ya habían iniciado la fuga aunque sin lograr poner en movimiento el Chevrolet Onix.

A raíz de los disparos, uno de los asaltantes, de 17 años y con antecedentes penales en dos causas por robo, cayó muerto en la calle, a unos 30 metros.

Mientras que a la vuelta de la casa, sobre Quintana al 2000, fue encontrado herido de un balazo en una pierna un joven de 18 años identificado como Patricio González, quien también tenía antecedentes por "robos y amenazas".

Otro sospechoso se escapó del lugar del hecho y era buscado por la Policía.

Por su parte, Pardo fue llevado a declarar a la comisaría de Longchamps aunque el fiscal Rossi dispuso que sea notificado del delito de "homicidio cometido en la legítima defensa", por lo que no adoptó ninguna medida restrictiva de su libertad.

Ahora, por miedo, el hombre no regresó a su casa.

En esta nota:

Comentarios