Actualidad Entrevistas

¿Por qué murió la nena wichi? Estigma, pobreza, la taza más alta de embarazos adolescentes y la desidia chaqueña

La chiquita de 13 años llegó la hospital con neumonía, anemia, desnutrición crónica y una infección generalizada. Tenía un embarazo de 28 semanas producto de una violación y fallecieron tanto ella como el bebé. FILO habló con una médica y con una abogada chaqueña sobre lo sucedido. 

Comunidad Wichi | Foto: Instagram

Comunidad Wichi | Foto: Instagram

Por: Paula Gimenez

La respuesta obvia a la pregunta del título es: por el abandono del Estado. Pero en esta nota intentamos desarmar por qué es el Estado el culpable de la muerte de la nena wichi de 13 años de Chaco.

"La nena concivia con un muchacho de 19 años desde hace tiempo quien era el padre del bebe que falleció. Era consentido pero ella era menor de edad. Ella quería irse de su comunidad pero sólo podía irse si se casaba y con su marido, así que así fue. A él la fiscalía lo está investigando por abuso sexual agravado y está detenido en nueva Pompeya", detalla Lourdes Bucowsky abogada chaqueña de la organización Católicas por el derecho a decidir. 

¿Por qué el Estado?

"El Estado en esto de generar políticas publicas. Yo en vez de perspectiva de género prefiero hablar de perspectiva interseccional que abarca la perspectiva de género y además incluye un concepto clave: todes somos múltiples identidades. Yo soy una mujer joven, profesional, que vive en Resistencia, la chiquita era una adolescente wichi, no escolarizada en el norte chaqueño. ¿Somos dos mujeres? Sí, pero tenemos diferentes estructuras atravesadas que ahondan la desigualdad entre nosotras", explica la especialista.

Así, Lourdes explica que desde el Estado el análisis que hace de las desigualdades no debería ser simplemente con una perspectiva de género sino entender que depende del lugar de nacimiento, residencia, edad, identidad, la desigualdad a cada una de las mujeres de nuestro país nos vulnera de diferentes maneras. 

"El Estado tiene que implementar de una vez por todas en todas las escuelas la ley de Educación Sexual Integral. Tienen que haber consejerías en todos los barrios, en los centros de salud. Donde más necesitamos acceso a la salud es donde menos programas del estado hay", señala la integrante de Católicas por el derecho a decidir. 

El embarazo adolescente, pesadilla chaqueña

La menor había llegado con un cuadro de desnutrición crónica, anemia y neumonía y, según informaron desde el hospital, no sabía que cursaba un embarazo de 29 semanas. Luego de ser sometida a la cesárea, el bebé prematuro nació con bajos signos vitales y perdió la vida a las pocas horas. Un día después, falleció la pequeña. 

Carolina Centeno es médica en Chaco y pudo charlar con los profesionales que atendieron a la menor en el Hospital Perrando de dicha provincia. "El último control de octubre marca que pesaba 51.5 kg. Estaba desnutrida. No sé si hasta su llegada a Resistencia la nena estaba consciente, pero al hospital llegó en insuficiencia respiratoria aguda, con alteración de la conciencia", especifica Centeno. 

En sintonía con la abogada, Carolina también se refiere a su edad, su situación económica y su etnia como un factor más de desigualdad. "En estos casos existe una profunda desigualdad que se ve profundizada por la pertenencia a una etnia, por el género, por la edad, la ruralidad y la accesibilidad geográfica también tienen que ver con su muerte", indica. 

"Nuestra provincia tiene la mayor tasa de embarazo adolescente del país en menores de 19 años y tuvimos 186 nacidos vivos de niñas menores de 14 años durante el 2017"

Leves mejoras pero preocupantes ausencias 

Según las Estadísticas vitales del Departamento de Estadística Sanitaria Dirección de Unidad de Planificación Sectorial del Ministerio de Salud Pública de la Provincia de Chaco, durante el 2017 se tienen registro de 14 muertes de mujeres embarazadas, 3 por abortos, 10 por dificultades obstétricas sin especificar, 2 mujeres hipertensas y 2 postparto. 

Si bien la tasa de mortalidad materna durante el 2006 pasó de ser de 12.8 cada 10 mil nacidos vivos a 5 de cada 10 mil durante el 2014-2015 y aunque esos datos son para la doctora un avance significativo en la región, todavía falta mucho.

"Actualmente en 2017 estas muertes fueron de 6.1. Y sabemos que la desigualdad en el acceso a servicios básicos de atención del embarazo, parto y puerperio, así como el acceso a servicios de aborto seguro son elementos básicos para garantizar que no haya muertes injustas y evitables y eso no sucede", especifica y finaliza Carolina. 

Comentarios