No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad Imageboard 2.0

Qué es 8chan, la comunidad en la que posteaba el asesino de El Paso

El tono supremacista de las discusiones en el foro más tóxico de Internet fueron demasiado hasta para su fundador, que hoy pide que el servicio se desconecte. El servicio de infraestructura Cloudflare está de acuerdo y le quitó el servicio ¿pero cuánto tardará en volver?

"Bienvenido a 8chan, el límite más oscuro de Internet" reza el orgulloso cabezal del foro(8chan)

"Bienvenido a 8chan, el límite más oscuro de Internet" reza el orgulloso cabezal del foro | 8chan

Por: Ignacio Esains

¿Estás a favor de la libertad de expresión? Dejame asumir que sí. Sin importar tu ideología o tu filosofía de vida, seguramente pensás que la gente tiene derecho a expresar su opinión, estén o no equivocados. Si es así, 8chan existe para desafiar tu convicción.

8chan es una “imageboard”, un foro anónimo similar a las conversaciones que podés ver debajo de las noticias de cualquier sitio periodístico, pero con la diferencia de que los usuarios son anónimos. No hay nombres reales, ni fotos, ni forma de identificar quién escribe.

Imagen de 4chan, una imageboard en la que los usuarios no tienen nombre y solo se identifican por códigos temporales

Una imageboard es el lugar perfecto para hablar de lo que sea, sin miedo a las consecuencias y sin tener que tomar responsabilidad de lo que se dice. En las imageboards se habla de los mismos temas que en cualquier otro foro (cine, series, videojuegos), y es el lugar que eligen para hablar de política y sociedad los dueños de opiniones extremas que han sido censuradas o prohibidas en sitios públicos y redes sociales.

Es donde van los racistas, los pedófilos, y particularmente los xenófobos más violentos. Xenófobos como Patrick Crusius, sospechoso de haber matado a 22 personas el sábado pasado en un supermercado en El Paso, Texas, pocos minutos después de haber posteado en 8chan un manifiesto en formato PDF en el que hablaba de una “invasión” de descendientes hispánicos que, según él, infecta a los Estados Unidos.

Y si esta historia te suena repetida, es porque la leíste hace solo cinco meses, cuando un supremacista blanco de Nueva Zelanda acribilló a más de 50 personas en dos mezquitas de la ciudad neozelandesa de Christchurch, mientras lo transmitía en vivo luego de anunciarlo en 4chan, una comunidad similar a esta.

A diferencia del manifiesto del tirador de Christchurch, el de Crusius es solemne, casi dramático

4chan fue la primera imageboard que esta nueva variante de neonazis (veinteañeros, caucasianos, solitarios) eligió como punto de reunión, hasta que una serie de controversiales reglas de etiqueta (por ejemplo, la prohibición de pornografía infantil) los hizo buscar un lugar en el que la libertad de decir lo que sea fuera absoluta.

8chan fue fundada en 2013 por Fredrick Brennan (ex-usuario de 4chan) y fue parte clave de campañas coordinadas de acoso a mujeres que trabajan en la industria de videojuegos, (práctica conocida como “raiding”). Brennan vendió el sitio a fines del año pasado a una empresa de tecnología con base en las Filipinas dirigida por Jim Watkins, un veterano de los primeros años de la pornografía en Internet que hoy opera el sitio junto a una modesta granja porcina.

El discurso de Watkins sobre la libertad de expresión remite directamente a la Primera Enmienda de la constitución de Estados Unidos, que prohíbe expresamente la creación de una ley que vulnere la libertad de expresión. Esta enmienda, claro, fue firmada en 1791 e incorporada a leyes estatales en los años ‘20 - época en la que era imposible imaginar un futuro en el que la expresión pública fuera, como hoy, anónima y carente de consecuencias sociales.

Seguramente hayas visto el logo de Cloudflare al tener problemas al cargar una página

Después de la masacre de El Paso, el debate filosófico sobre la libertad de expresión se dejó a un lado. Cloudflare, la empresa de protección e infraestructura que garantiza el funcionamiento estable a 19 millones de sitios de Internet, decidió dejar de proveer su servicio a 8chan y el sitio quedó inmediatamente desactivado.

La compañía trata de mantenerse al margen de discusiones ideológicas, pero la evidencia de que el manifiesto del tirador no sólo fue posteado sino también inspirado por el tipo de conversación que se da en 8chan fue suficiente como para desactivar lo que llaman en el post que anuncia la decisión “un pozo séptico de odio”.

El equipo de Cloudflare no se hace ilusiones. 8chan va a volver, como volvió en su momento The Daily Stormer, el periódico neonazi con el que cortaron lazos dos años atrás. 

Lo que busca la empresa (o el representante que escribió ese posteo público) es distanciarse de esta comunidad y de cierta forma quitar plataforma y legitimidad a su discurso de odio. Algo que es difícil en un país en el que hasta los funcionarios públicos se sienten libres de alimentar un discurso abiertamente xenófobo.

Las razones detrás de una masacre de esta escala son difíciles de identificar. Algunos apuntan a enfermedades mentales, buscando quizás que cada hecho pueda aislarse a un individuo. Otros hablan de la responsabilidad de los videojuegos, una muleta que resultaba poco creíble cuando se usó por primera vez en 1999 para intentar explicar la matanza de Columbine. La formación de comunidades neonazis que fomentan la discusión franca de fantasías asesinas e ideología supremacista parece para muchos un claro factor de riesgo para potenciales asesinos. Y entre esos muchos están los mismos fundadores de estas comunidades.

Brennan sufre de Osteogénesis Imperfecta y entró al mundo de las imageboards a través de Wizardchan, un foro para los autodescritos como "involuntáriamente célibes" (incels)

El fundador original de 8chan, Fredrick Brennan, también busca distanciarse del sitio. Durante este año dio una serie de entrevistas a medios de alto perfil como el New York Times en las que se presenta como una víctima más de la propia bola de odio que creó. Lo mismo pasó hace unos años con Christopher “m00t” Poole, que renunció poco después de que los propios usuarios del sitio se volvieran contra él cuando decidió prohibir la distribución de las fotos personales robadas a distintas actrices de Hollywood en 2013 (casualmente, de ese mismo éxodo de usuarios nació 8chan).

Hoy Poole trabaja para Google, Brennan se casó y se convirtió al cristianismo, y algún otro emprendedor (quizás el mismo Watkins) está preparando el lanzamiento de “16chan”, de la que se distanciará cuando no quiera enfrentar las posibles consecuencias legales o morales de otorgar una plataforma a pedófilos, nazis y asesinos.

En esta nota:
  • 8chan
  • 4chan
  • el paso

Comentarios