No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad ESTADOS UNIDOS

¿Qué es Antifa, el grupo que Trump quiere considerar como terrorista?

En medio de las protestas masivas tras el asesinato de Floyd en mano de la policía, el presidente de EEUU consideró que Antifa es el responsable de la violencia en las calles.

Manifestantes con banderas de Antifa en las calles de EEUU.

Manifestantes con banderas de Antifa en las calles de EEUU.

El asesinato en manos de la policía de George Floyd en Minneapolis desembocó en una ola de manifestaciones en todo el territorio de los Estados Unidos que llevó a una de las marchas más grandes contra el racismo organizada en el país desde 1968.

Tanto el presidente estadounidense, Donald Trump, como otros funcionarios del gobierno acusaron a un grupo conocido como Antifa de ser los promotores de la violencia ocurrida en las calles del país. Así, Trump consideró agregar a Antifa como una organización terrorista, aunque el gobierno federal no tenga la autoridad legal de hacerlo con un grupo local como lo hace con las organizaciones terroristas extranjeras.

El otro obstáculo con el que se encontrará Donald Trump para llevar adelante su promesa es que no es grupo organizado, por lo tanto no se puede identificar quién pertenece a Antifa.

A través de una serie de mensajes en Twitter, Trump acusó a Antifa y otros grupos radicales de izquierda de "aterrorizar a los inocentes, destruyendo empleos, perjudicando negocios y quemando edificios”.

Antifa es la abreviatura de antifascistas. Es un término utilizado para definir un amplio grupo de personas cuyas creencias políticas se inclinan hacia la izquierda o extrema izquierda, sin coincidir con la plataforma del Partido Demócrata.

El grupo no tiene un líder oficial o sede central. Las posturas de Antifa pueden ser difíciles de delinear, aunque muchos seguidores apoyan a las poblaciones más oprimidas y se manifiestan es contra de la acumulación de riqueza por parte de las grandes corporaciones y las élites económicas y polítcas. Algunos emplean tácticas radicales o militantes para transmitir su mensaje.

La mayoría de los miembros de Antifa no responden a un estereotipo en particular. Sin embargo, desde la elección de Tump la mayoría de los nuevos seguidores de Antifa son votantes jóvenes.

No hay un origen exacto del grupo, pero Antifa se remonta a la Alemania nazi y la Acción Antifascista, un grupo militante fundado en la década de 1980 en el Reino Unido.

Los miembros modernos de Antifa se volvieron más activos en redes sociales para darse a conocer en reuniones públicas y dentro del movimiento progresista, para así incorporar a los progresistas marginados que hasta ahora eran pacíficos.

En agosto de 2017, representantes del grupo se hicieron presentes en Charlottesville, Virginia, para condenar el racismo y contrarrestar las protestas de cientos de nacionalistas blancos que se oponían a la remoción de una estatua que simbolizaba la opresión negra en Estados Unidos.

A principios de ese mismo año, Antifa protestó por la aparición de Milo Yiannopoulos, un provocador de extrema derecha, y también protestaron por la toma de posesión del presidente Donald Trump en enero de 2017.

Aunque puede ser difícil distinguir a los activistas de Antifa de otros manifestantes, algunos se visten de negro de pies a cabeza. Además usan máscaras para ocultar su identidad a la policía y contra quienes protestan.

Parte de su controversia se basa en causar daños a la propiedad privada durante sus protestas. Lanzamiento de bombas Molotov y destrucciones de comercios o instituciones son algunos de los ejemplos registrados en sus manifestaciones.

Según los propios miembros, usan la violencia como un medio de defensa propia y creen que la destrucción de la propiedad no equivale a violencia.

Los nacionalistas blancos y otros miembros de la llamada derecha alternativa han denunciado a miembros de Antifa, llamándolos “izquierda alternativa”.

Muchos nacionalistas blancos de los mítines de Charlottesville, donde los nacionalistas blancos se reunieron para protestar por la remoción de un monumento de Robert E. Lee en 2017, se enfrentaron con antimanifestantes como Antifa, y afirmaron que fueron los grupos de Antifa los que llevaron a las protestas a volverse violentas.

En esta nota:

Comentarios