Actualidad Economía

¿Recesión o crisis?: Nuevo año, viejos problemas

El 2019 arrastra problemas de un año convulsionado en materia económica, luego de que el INDEC oficialice la recesión ¿podemos hablar de crisis?

¿Recesión o crisis?: Nuevo año, viejos problemas

¿Recesión o crisis?: Nuevo año, viejos problemas

Por: Candelaria Botto

Desde el segundo trimestre de 2018 el nivel de actividad económica muestra un comportamiento negativo y no se espera un cambio de tendencia en el corto plazo. Para el año que cerró las estimaciones rondan entre 2,5 y 3% de caída del PBI, marcando un arrastre para el año que comienza.

Solo en diciembre las cantidades vendidas por los comercios minoristas, en un mes festivo, bajaron 9,9% comparado con el mismo mes del 2017. En el año todos los meses fueron en caída y acumularon una retracción de 6,9%, según un relevamiento de la Confederación de la Mediana Empresa (Came). 

La caída generalizada en las ventas de las Pymes y el fuerte aumento de todos los costos por los aumentos de las tarifas, provocaron en 2018 que la gran mayoría de esas empresas se encuentre hoy con rentabilidad nula o negativa.

"Aquellas que aún permanecen abiertas, es porque sus propietarios financian las pérdidas con reservas obtenidas en mejores momentos, y los que ya se les terminaron o que nunca la obtuvieron, lamentablemente van a tener que cerrar", evaluó Lourenzo, ex secretario de Hacienda de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Ante este panorama, el especialista consideró necesario "implementar con carácter de urgente una serie de medidas, declarando en emergencia este sector que hoy representa, según el Ministerio de la Producción de la Nación, aproximadamente 327.000 empresas inscriptas en el Registro correspondiente".

Sin embargo, el gobierno no parece ir en ese sentido. Según el presupuesto se estima que a partir del segundo trimestre de 2019 mejoren los indicadores de actividad pero, de pasar, seria empujada principalmente por exportaciones. El consumo, tanto público como privado, se proyecta a la baja. Las inversiones también. El escenario para el mercado interno no parece compatible con un año electoral. 

"Si la recesión se profundiza, la variable va a ser la peor para los trabajadores: la pérdida del empleo. Este año, según datos oficiales, se totalizaron 120 mil empleos menos" sostuvo Héctor Daer, secretario general de la CGT. 

El sindicalista afirmó que el Gobierno "chocó la macroeconomía" a raíz de su "impericia" para administrar, y descartó que la central obrera acepte aumentos salariales de sólo el 23% para 2019.

Nivel de actividad, empleo e inflación son variables centrales para la economía y más aún en un año electoral. Sin embargo, con tasas de interés que no lograron bajar del 58% (a pesar de eliminar el piso del 60%) se dificulta el crédito al sector privado, lo que impacta tanto en consumo como en producción.

Los aumentos de los servicios regulados anunciados la semana pasada marcan un piso inflacionario no menor para este nuevo año y la incertidumbre sobre cómo se desarrollará la economía aumentan. 

En esta nota:

Comentarios