Actualidad

Rodolfo D'Onofrio, un presidente de fútbol que mira de reojo a la política

Utilizó un superclásico rodeado de violencia para mostrarse como un hombre conciliador. Con foco en la educación, relojea la política nacional

D'Onofrio

D'Onofrio

Rodolfo D’Onofrio entendió la crisis como oportunidad. Pocas horas después de que se confirmara la superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca, el presidente Millonario realizó declaraciones en pos de la paz y la calma.

El empresario fue hasta la Villa 31 y brindó un discurso abrazado a un hincha de Boca, donde pidió entender que “esto es un juego donde uno va a ganar y otro va a perder. Uno va a estar alegre y otro va a estar triste, pero nada más. Entendámoslo. Paz, mucha paz”. 

Esa fue la primera de las declaraciones del máximo mandatario riverplatense, en un claro tono político de conciliación, en el medio de un clima de final del mundo sin día posterior, de vida o muerte y de derrota humillante para quien resultara segundo de la copa más importante del continente.

Tras los incidentes del 24 de noviembre y con la fecha y lugar establecidos fuera de Argentina, D'Onofrio solicitó soluciones políticas para el conflicto de las barras bravas: "Lo que hace falta es lo que se hizo en Rusia, un Fan ID. El Gobierno, la policía y los clubes tienen que ponerse de acuerdo", sostuvo en declaraciones al diario El País. 

En esa misma nota negó cualquier tipo de relación con los barras de River y pidió, otra vez, que la política deje de mirar para otro lado: "En cualquier manifestación están ellos, entonces los políticos no se tienen que hacer los tontos", argumentó. 

Bajo esa misma línea siguió en una entrevista con Radio Con Vos horas después de la consagración. Pidió que los hechos en el Monumental sean el 11 de septiembre de la actuación frente a los violentos y volvió a solicitar la acción de la política

"El debate no pasa solo por lo que ocurre en el fútbol, pasa por lo que pasa en Argentina, nos tenemos que unir, basta de grieta, de peleas, que no hagan negocios con la grieta. No tenemos salida sin un proyecto en común", sostuvo en tono político conciliador el presidente de River. 

Con pasado en el Nacional Buenos Aires, D'Onofrio tiene una trayectoria social, por su militancia en la Villa 31, la que aún continúa y por su cercanía con importantes dirigentes Montoneros como Fernando Abal Medina y Roberto Firmenich. 

A través de la Fundación River el club coopera con el barrio popular, incluso, la primera declaración sobre el River-Boca de la Libertadores, D'Onofrió la dio allí, abrazado a un joven con la camiseta de Boca. 

En la entrevista radial, el presidente riverplatense hizo foco en lo que parecería ser su obsesión en un posible salto a la política: la educación. Pidió un plan educativo desde la educación inicial hasta la secundaria, con proyectos mirando varias décadas para adelante

Lo mismo que escribió en una nota de El Cronista hace un mes. "Universalizar la educación superior es la oportunidad de construir un presente más inclusivo para lograr un futuro más justo. La igualdad de oportunidades debe ser una realidad", sostuvo. 

Comentarios