No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Señorita Bimbo: "Creo mucho en la terapia, me salvó bastante la vida"

Señorita Bimbo es la nueva invitada de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

“Bruja gorda, cannabica y antiespecista”, es como se autopercibe y se presenta ante su público Señorita Bimbo, la reconocida comediante, actriz y conductora que se convirtió en la nueva invitada de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.News conducido por Julio Leiva.

Durante la pandemia Bimbo comenzó a escribir un libro sobre la muerte, algo sobre lo que se explayó largo y tendido en la entrevista, pero lo dejó. Tengo muy 'la voz del hater', como si fuera un Consejo en la ONU. Yo ya sé lo que van a decir, pensé que iban a decir que soy una oportunista, escribir un libro de la muerte justo cuando era lo que asechaba al mundo".

Sobre su propia muerte, ella cuenta: "Soy una adolescente de los 90, la vida no era algo que me gustaba, no le encontré la vuelta como hasta los 30. Había pocas cosas que me hacían a la vida, las fiestas, el teatro, los consumos culturales que me sostuvieron y me salvaron, como si fueran amigos. Pero cuando le encontré la vuelta me empezó a gustar, no le tengo miedo a la muerte".

"Mi casa no era de esas casas que a uno le hubiera gustado pertenecer. Era una casa de gente mayor que le gustaba comer pure de calabaza. A mi mamá la acompañé a todo, eso sí influyo muchísimo en mí. Desde que me acuerdo escuché a una mujer cantando que lo daba todo. Eso sí fue una escuela y mi papá también porque no estaba en Navidad, porque no quería dejar solos a los oyentes. Crecí un poco ahí", continúa.

"Creo mucho en la terapia, me salvó la vida. Un día me cayo una gran ficha y me di cuenta que yo estaba armando una locurita propia de acuerdo a mi historia, sujetos y actores que pudieran armar ese tipo de
vínculos donde no la pasaba bien sin dudas", explica Bimbo.

Sobre las redes sociales y su hartazgo, detalla: "Yo empecé en el 2006 con My Space, quería saber cómo era. Y Twitter, cuando no había celebridades, y de repente se llenó de famosos, y gente que utilizó la herramienta de otra manera y fue tipo: 'No, chau'. Instagram me di cuenta de que no es real… hay un tema de falso progresismo, corrección política donde no te equivocas… es agotador, no es para todo el mundo, hay gente que la pasa muy mal. A mí me afecta cuando no tengo un buen día".

Admitiendo que rompió relación con su familia por lo discriminada que se sentía, Bimbo confiesa: "Entre todo lo perdida que estaba a los 16 años viviendo solo para adelgazar, fui a teatro y me cambió la vida para siempre… me asusté de la libertad que había ahí. Después seguí, y empecé a estudiar teatro y eso lo sostuve pese a que no pudiera con otras cosas. El teatro me salvó, y la terapia. Tomé antidepresivos, me ocupé de encontrar herramientas para estar bien. Sabía que era una casa muy complicada".

Sin embargo, del teatro terminó retirándose: "Me fui del teatro porque es una estructura, una institución
con los mismos problemas de cualquier institución: monstruos sagrados, gente respetada, lugares por los que hay que pasar para ser de las pocas actrices que trabajan ahí... no sé yo me canse. Es difícil, es una profesión en la que si no te autogestionas, dependes de que te elijan".

Sobre la gordura: "Cambiamos nosotras, algunas gordas estamos cambiando lo que sentimos. Hay más ropa, pero allá afuera seguimos siendo un chiste, no hay muchas gordas en los medios trabajando y sigue siendo el peor miedo de las mujeres más inteligentes: ser gordas. Entonces no sé si cambió. Pero algunas de mi generación empezamos a sanar, viendo a las pendejas cómo habitan su cuerpo, cómo lo nombran, cómo lo muestran... que empiece a haber marcas que tengan talles, y tener lo mínimo que puedas elegir ropa, o tener abrigo en invierno, cosa que es demencial, quizás tenias la plata para comprarte una campera pero que no existiera... entonces no cambió, pero nos estamos sintiendo diferente".

Ahora, sobre el futuro, Bimbo aventura: "El futuro va a tener que ser vegano porque este sistema de producción no da para más y vamos a seguir teniendo pandemias. Y no sé si porro libre, primero tiene
que haber un decálogo para saber cómo referirse a la marihuana en los medios… ¿Cómo vamos a hacer para que la gente entienda? Creo que faltan comunicadores que se sepan expresar, que no metan en la misma bolsa de las adicciones, el alcohol, las pastillas, con la marihuana".

Hacia el final de la entrevista se abre la caja. Comienza un desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

En esta nota:

Comentarios