Actualidad POLICIALES

Ya son 4 los detenidos por el crimen del contador en San Martín

La víctima murió por el disparo que recibió al enfrentarse a tiros con 5 ladrones que el martes ingresaron a robar a un frigorífico de ese distrito del Conurbano. Buscan a otros sospechosos.

En el golpe comando habrían actuado, al menos, 5 delincuentes

En el golpe comando habrían actuado, al menos, 5 delincuentes

Avanza la investigación por el asesinato del contador Horacio Álvarez, de 55 años, ultimado en un tiroteo el martes durante un robo en un frigorífico de San Martín. Ya son cuatro los hombres detenidos tras varios allanamientos en la zona de Ituzaingó y Vicente López.

Están acusados de haber asesinado de un balazo en la ingle al contador de la avícola Avimas,  cuando intentó defenderse mientras los delincuentes huían con la recaudación de la empresa.

Las detenciones de los cuatro sospechosos, de 35, 36 y 38 años, fueron realizadas por personal de la Jefatura Departamental San Martín, con la colaboración del Grupo Táctico Operativo y del Grupo Halcón, durante ocho allanamientos donde se secuestraron municiones de armas de fuego, dinero en efectivo y ropa similar a la que utilizaron durante el asalto comando.

Vestimenta igual a la que usaron los ladrones, secuestrada en un allanamiento
  • Los investigadores creen que uno de los detenidos es quien ofició de chofer del auto en el que los delincuentes llegaron al lugar del robo.
  • Otro sería uno de los hombres que ingresó al frigorífico.
  • Un vecino de un empleado de la empresa, también detenido, habría actuado como “entregador”. 

CÓMO FUE EL HECHO

El robo ocurrió el martes último, cerca de las 15.30, en una empresa Avimas, ubicada en la calle Perdriel al 3200, en San Martín, hasta donde llegaron cinco delincuentes que descendieron de un auto Volkswagen Golf e ingresaron al local disfrazados de empleados, vestidos de blanco y con botas del mismo color, con gorras y anteojos.

Una vez adentro, los ladrones amenazaron a los empleados con armas de fuego y dos de ellos subieron al segundo piso, donde se encontraba la tesorería.

Allí encontraron a Álvarez, quien estaba retirando dinero, y fue obligado a entregar el botín ante el pedido de los asaltantes.

Miientras huían, Álvarez extrajo un arma de fuego de la cual era legítimo portador y comenzó a dispararle a los ladrones.

Ante esa situación, uno de los asaltantes que había quedado dentro del comercio le disparó al contador a la altura de la ingle derecha y lo asesinó.
 

En esta nota:

Comentarios