No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Movilidad

La transmisión aérea, no las superficies, es el mayor problema del covid-19

Científicos estadounidenses sostienen que "Estamos limpiando demasiado" y debemos centrarnos, en cambio, en la transmisión aérea.

La transmisión aérea, no las superficies, es el mayor problema del covid-19

La transmisión aérea, no las superficies, es el mayor problema del covid-19

"No tenemos un solo caso documentado de transmisión de Covid-19 desde superficies. Ni uno. Entonces, ¿por qué estamos gastando una pequeña fortuna para limpiar a fondo nuestras oficinas, escuelas, subtes y colectivos?"

Así comienzan la nota publicada en The Washington Post los científicos estadounidenses Joseph G. Allen, Linsey C. Marr y Charles Haas: Allen es director del programa Healthy Buildings de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard; Haas es profesor de ingeniería ambiental en la Universidad de Drexel y Marr es profesora de ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech. El artículo lo firman los tres y el título reza “Estamos limpiando demasiado”, haciendo referencia a que el problema es el aire compartido, no las superficies compartidas.

La analogía que usan sobre cómo se propaga el virus es la de un fumador: si estamos cerca de un fumador al aire libre, es posible que no notemos el olor, especialmente si no estamos demasiado cerca; pero si estamos en el interior, definitivamente podríamos detectarlo. Ahora, ¿cuánto podríamos protegernos del humo restregando las encimeras, los pomos de las puertas y todas las demás superficies de la habitación? No mucho.

Si bien existen virus como el rinovirus y el norovirus que se transmiten a través de "fomites", nombre que se le da a cualquier superficie inanimada que pueda estar contaminada con un virus, no es realmente el caso de covid-19.

No sabemos exactamente cuánta transmisión de fómites ocurre en el covid-19, pero la evidencia sugiere que no es frecuente”.

Además, el virus, una vez en la superficie, comienza a descomponerse; y los únicos estudios que muestran que puede sobrevivir durante mucho tiempo utilizaron cantidades irrealmente grandes, "como cuando alguien escupe una gota de saliva en la superficie".

"Incluso si usted fuera la persona desafortunada que tocó la manija de una puerta justo después de que una persona infectada estornudó, habría una reducción significativa en la cantidad que se transfiere de la superficie a su mano", ejemplifican.

"Pero, ¿qué pasa si tocas ese pomo contaminado y luego te tocas la boca inmediatamente? No todo el virus de la mano se transferirá a la boca, y ese ni siquiera es el final de la historia. El virus que llegó a su boca necesitaría encontrar un receptor apropiado allí o llegar a su tracto respiratorio".

"Cuando miramos toda esta cadena causal, es fácil ver que si ocurre una transmisión de fómites, es menor y ciertamente no está provocando la pandemia".

Entonces, ¿qué es más eficaz para prevenir la transmisión de fómites? El lavado de manos regular o el uso de desinfectante de manos. "Limpiar cada superficie después de cada toque es una tarea imposible; el enfoque más fácil y eficaz es romper la cadena de la persona", enfatizan.

Por otro lado, lo que si tenemos son muchos ejemplos de transmisión aérea. "Si la gran mayoría de la transmisión se produce a través del aire en lugar de fómites, y la transmisión aérea es lo que está impulsando los eventos de superpropagación, entonces deberíamos centrar nuestro esfuerzo en limpiar el aire compartido, no las superficies compartidas", concluyen.

Comentarios