No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Psicología

¿Existe realmente la risa inmotivada del Joker?

¿A qué se deben las respuestas totalmente incongruentes con el estímulo desencadenante como las del Joker? Te lo contamos en esta nota.

¿Existe realmente la risa inmotivada del Joker?

¿Existe realmente la risa inmotivada del Joker?

Por: Florencia Luna

Joaquin Phoenix es el último actor en interpretar al archienemigo de Batman, Joker. Sus predecesores incluyen a César Romero, Jack Nicholson, Heath Ledger, Mark Hamill y Jared Leto; y aunque todos le dan su propio estilo a la villanía del personaje, una característica que comparten es la risa como aparente condición neurológica. Pero ¿existe realmente una risa inmotivada?

La risa y el llanto patológicos (PLC) son episodios incontrolables en los que los afectados se ríen a carcajadas o lloran sin razón aparente o incluso a partir de un estímulo que usualmente no desencadenaría esas reacciones. En algunos casos, el estímulo puede ser contrario a la expresión emocional, como reír ante una noticia triste. 

No se trata de un trastorno del estado de ánimo sino más bien de un trastorno de la expresión emocional y se lo conoce también como afecto pseudobulbar, labilidad emocional y hasta incontinencia afectiva. Ahora, ¿cómo se explican estas manifestaciones desmedidas? La neurobiología tal vez tenga la respuesta.

Estos comportamientos se observan en varias enfermedades: epilepsia gelásticaesclerosis múltiple, parálisis pseudobulbar y tumores en la región pontocerebelosa; y una hipótesis que discuten en la revista científica Brain es que se debe a un daño en el tronco encefálico, el área del cerebro que ayuda a controlar las emociones.

En violeta, el tronco encefálico.

Dado que los actos motores de reír y llorar requieren la integración de las funciones faciales y respiratorias —que están mediadas por los núcleos del tronco encefálico— se creía que un "centro de la risa y el llanto" debía ubicarse por encima de los núcleos faciales y respiratorios; y que la PLC era causada por una pérdida de la inhibición voluntaria de ese supuesto centro.

Pero esta hipótesis dejaba muchas preguntas sin contestar¿por qué los pacientes con parálisis facial no son especialmente propensos a desarrollar PLC? ¿cómo pueden los pacientes con PLC simular voluntariamente la risa o el llanto?

La alternativa propuesta por los científicos del Departamento de Neurología de la Universidad de Iowa (Estados Unidos) es que se debe a una disfunción en los circuitos que involucran el cerebelo y ejercen influencia sobre los núcleos del tronco encefálico y la corteza cerebral misma.

Aunque no son síntomas incapacitantes, estos arrebatos emocionales repentinos interfieren con las actividades de la vida diaria y pueden afectar el funcionamiento social, llevando a un retraimiento social; por lo que se suelen tratar con fármacos enfocados a disminuir la severidad y frecuencia de los episodios. 

En esta nota:
  • Joker

Comentarios