No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series La leyenda del comediante

5 películas de Will Ferrell que no nos cansamos de ver para celebrar sus 53 años

El actor, productor y guionista nos dio inolvidables títulos en sus veinticinco años de carrera y en esta nota hacemos un breve repaso por los mejores.

En su última película Eurovision repitió la fórmula de Patinando a la gloria (Blades of Glory, 2007)

En su última película Eurovision repitió la fórmula de Patinando a la gloria (Blades of Glory, 2007)

Por: Ana Manson

Ya sea en su faceta de comediante, actor dramático, productor comprometido o guionista de sus propias películas y sketch, el trabajo de Will Ferrell está dejando su huella en la cultura popular y sigue más activo que nunca. Pasó por The Office (2011), fue la voz de Megamente (Megamind, 2010) y estrenó hace poco en Netflix su última película Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga (2020). Con una decena de títulos en camino, no para de brindarnos entretenimiento por horas y de afirmar su lugar como uno de los comediantes más destacados de las últimas dos décadas.

Acá repasamos cuáles son esas películas que lo consagramos y nunca nos cansamos de ver:

Zoolander (2001)

Cuando nos imaginamos a Will Ferrell, este es uno de sus primeros personajes que se nos viene a la cabeza. Pero en realidad apareció en escena, como muchísimos de sus colegas, cuando lo eligieron para formar parte de Saturday Night Live allá por 1995. Su primer trabajo en la pantalla grande fue como Mustafa, uno de los secuaces del Dr. Evil en la primera película de Austin Powers (Austin Powers: International Man of Mystery, 1997). Aunque para ese entonces ya llevaba un par de años de carrera en roles menores en TV, le fue muy bien y repitió papel en la secuela de 1999. Luego protagonizó dos de esas películas salidas de las filas de SNL: Una Noche en el Roxbury (1998) y Superstar (1999). Pero el papel que realmente lo disparó a la fama internacional fue el del villano de Zoolander (2001), la sátira del mundo de la moda escrita y protagonizada por Ben Stiller, donde Will Ferrell encarnó al excéntrico Mugatu

Elf (2003)

Casi tan icónico como su inolvidable magnate del mundo de la moda, apenas dos años después Will Ferrell obtuvo su propio protagónico en una comedia familiar de Jon Favreau (sí, el mismo que hizo Iron Man en 2008), que en ese momento estaba recién debutando como director. La película seguía la vida de Buddy, un ‘’elfo‘’ navideño de mediana edad que descubre que en realidad es un humano. Enfrentado con su crisis de identidad, abandona el Polo Norte donde fue criado para viajar a la cosmopolita ciudad de Nueva York y descubrir quién es su verdadero padre. Ferrell estuvo acompañado por un elenco de estrellas que también estaban recién empezando su carrera, como Peter Dinklage y Zooey Deschanel, y algunos veteranos del séptimo arte como Mary Steenburgen y James Caan. La película fue un éxito comercial y con los años se volvió aún más popular.

El Reportero: La Leyenda de Ron Burgundy (Anchorman, 2004)

Este fue el inicio de una larga y fructífera colaboración con Adam McKay, el mismo que hoy en día escribe y dirige películas ganadoras del Oscar como La Gran Apuesta (The Big Short, 2015) y El Vicepresidente: Más allá del poder (Vice, 2018). En ese momento, era un guionista debutante que escribió su primer largometraje junto al mismísimo Will Ferrell, quien protagonizó esta delirante comedia junto a Steve Carrell (otro asiduo colaborador), Paul Rudd y Christina Applegate. En el competitivo mundo de las noticias en los años cincuenta, un grupo de presentadores ven amenazado el statu quo cuando una ambiciosa colega femenina llega a cambiar el juego. En 2013 tuvo una exitosa secuela y Ron Burgundy se volvió un personaje recurrente en varios programas de variedades.

Más extraño que la ficción (Stranger than Fiction, 2006)

Quizás el trabajo más dramático e introspectivo en la carrera de Will Ferrell, que demostró tener el rango como para interpretar personajes en un registro más ‘’serio‘’ como el de esta comedia dramática agridulce con toques de fantasía. Como su título lo indica, es un juego de metaficción constante, donde interpreta al protagonista Harold Crick, un trabajador ordinario que un buen día comienza a escuchar una voz que narra todo lo que sucede en su vida, desde sus romances hasta su propia muerte, pero solo él puede escucharlo. Junto a Emma Thompson, Maggie Gyllenhaal y Dustin Hoffman, esta película recorrió el circuito festivalero y pasó medio bajo el radar tras su estreno comercial, pero merece más reconocimiento por su original premisa y el trabajo de todo el elenco, encabezado por Ferrell.

Policías de Repuesto (The other guys, 2010)

Como todo ex integrante de SNL que se precie de tal, Will Ferrell sabe trabajar en equipo y tiene la costumbre de repetir compañeros cuando hay química y buena onda entre ellos. Este fue el caso con varios de los arriba mencionados, como el guionista y director Adam McKay, con quien volvió a juntarse para protagonizar Ricky Bobby - Loco por la velocidad (Talladega Nights: The Ballad of Ricky Bobby, 2006), Hermanastros (Step Brothers, 2008) junto a John C. Reilly y Policías de Repuesto (2010), junto a Mark Wahlberg. En esta comedia policial se puso a la par del héroe de acción para encarnar a un oficial de New York que debe aprender a trabajar con su compañero si quiere convertirse en uno de los mejores de la ciudad, pero por supuesto las cosas no salen acorde a lo planeado. Se llevó tan bien con Mark Wahlberg que volvieron a protagonizar juntos la comedia familiar Guerra de Papás (Daddy’s Home, 2015) y su secuela en 2017.

En esta nota:
  • Will Ferrell
  • Zoolander
  • Eurovision

Comentarios