No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Azúcar, flores y muchos colores

San Valentín: 5 películas para enamorarte de Wes Anderson

Quedamos tan fascinados con el primer adelanto de "The French Dispatch", que armamos esta pequeña selección de lo mejor de Wes Anderson.  

El fantástico señor Anderson

El fantástico señor Anderson

Por: Jessica Blady

De los Anderson (Paul Thomas, Brad, Paul W. S.), Wes es, sin dudas, el realizador más imaginativo, y aunque a veces sus relatos rozan el empacho, su bizarro sentido del humor y su aspecto visual inconfundible, los convierten en piezas únicas de museo. Desde la estética: esa mezcla colorida y atemporal donde se dan cita lo clásico y lo moderno, el realismo mágico y el absurdo más racional. Desde esos personajes tan queribles, sin importar su naturaleza moral. Y desde las historias, estos cuentitos para “antes de irse a dormir” que disfrutan los adultos, llenos de humor, elegancia y un poco de dramatismo; el estilo de Wes Anderson se reconoce a kilómetros de distancia y, lamentablemente, no agrada a todos por igual, sólo a aquellos dispuestos a entrar a estos mundos de fantasía que plantea desde la pluma y los rincones más inquietos de su cabecita.

Mientras esperamos el estreno de su próxima película, “The French Dispatch” (2020), nos deleitamos con algunas de sus obras, esas historias imperdibles que, seguro (y en pleno San Valentín), nos empujan a enamorarnos de su cine.

TRES SON MULTITUD (RUSHMORE, 1998)

 

Max Fischer (Jason Schwartzman) no es el estudiante más brillante del instituto Rushmore, pero sí uno muy aplicado y, aunque miembro fundador de varios clubes académicos, siempre está a un pacito de que lo rajen. El muchachito ama a su escuela casi tanto como a la profesora Cross (Olivia Williams), y luchará contra viento y marea (y un amargado Bill Murray) para que el cariño le sea correspondido. Wes Anderson sabe cómo transformar una historia dramática en una maravillosa comedia plagada de personajes excéntricos, impasibles y conformistas, donde las metas son casi imposibles de alcanzar, pero no así las frustraciones.   

LOS EXCÉNTRICOS TENENBAUMS (THE ROYAL TENENBAUMS, 2001)

Como ocurre en la mayoría de las películas de Wes, las locaciones son un protagonista más de la historia. Acá, la casa de la avenida Archer se convierte en escenario de reencuentro familiar, aunque este sea un tanto forzoso. Tras años de abandono, papá Royal (Gene Hackman) intenta reconquistar el cariño de sus tres hijos pródigos -una gran escritora (Gwyneth Paltrow), un tenista profesional (Luke Wilson) y un genio de las finanzas (Ben Stiller)- y el de su mujer, a punto de volver a casarse. Fingiendo una enfermedad terminal se instala en el hogar de la familia poniendo las vidas de todos patas para arriba, pero en medio del caos y los resentimientos, también hay lugar para la aceptación y el perdón que se va haciendo espacio de a poquito.

EL FANTÁSTICO SR. ZORRO (FANTASTIC MR. FOX, 2009)

La bellísima adaptación animada de la historia de Roald Dahl, como la mayoría de los films de Anderson, tiene un encanto particular y un elenco de primerísimo nivel, aunque esta vez sólo se dediquen a prestarles sus gargantas a estos maravillosos personajes en stop-motion. Meryl Streep es la señora Zorro, una devota esposa y madre que, a pesar de haber sentado cabeza, no ha perdido las mañas, al igual que su escurridizo marido (George Clooney), quien la idolatra por sobre todas las cosas. Pero tras doce años de tranquila vida doméstica, la rutina ya no es compatible con los instintos del Sr. Zorro y pronto regresa a sus malos hábitos como ladrón de gallinas, poniendo en peligro a su amada familia y al resto de la comunidad animal que deberá unirse por el bien común cuando se vean amenazados por el hombre.

MOONRISE KINGDOM - UN REINO BAJO LA LUNA (MOONRISE KINGDOM, 2012)

La imaginación Anderson nos traslada a una idílica islita de Nueva Inglaterra en la década del sesenta, donde un huérfano boy scout del campamento Ivanhoe y una bella jovencita deciden promulgar su amor adolescente y escapar de los adultos. La búsqueda moviliza a todo el pueblo, pero antes de ser encontrados logran pasar ese momento único en su improvisada acampada en el “Reino Bajo la Luna”. La nostalgia, el optimismo, el compromiso y la alegría del primer amor son eje central de esta fábula llena de personajes (tan excéntricos como queribles) a cargo de un gran elenco como ya nos tiene tan acostumbrados el genial director.

EL GRAN HOTEL BUDAPEST (THE GRAND BUDAPEST HOTEL, 2014)

La cuestión principal con las películas de Wes Anderson es “entrar o no” en los maravillosos universos que nos proponen. Mundos insólitos, llenos de personajes entrañables y (casi siempre) carentes de maldad, aunque se lo propongan. Simpáticos, pero cargados de conflictos, que se desenvuelven en un patio de juegos onírico y minuciosamente construido desde la forma, el color y los sonidos. Esta comedia dramática -nominada a nueve premios de la Academia y ganadora de cuatro- narra las desventuras de uno de los legendarios conserjes del afamado hotel del título, M. Gustave (Ralph Fiennes), entre obras de arte robadas, enredos familiares y la relación con su mayor hombre de confianza, un joven y enamoradizo botones: Zero (Tony Revolori). Estamos en el ficticio Zubrowka, año 1932, época de esplendor del establecimiento, antes del comienzo de la guerra.  

En esta nota:
  • wes anderson

Comentarios