No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Sigmund Holmes

Análisis | Freud: El padre del psicoanálisis resuelve casos policiales

Estrenó la nueva serie de Netflix, de factura austríaca, que mezcla elementos biográficos de Sigmund Freud con una trama de misterio policial, intrigas políticas y una pizca sobrenatural.

Mientras investiga la psiquis humana, resuelve crímenes de taquito

Mientras investiga la psiquis humana, resuelve crímenes de taquito

Por: Ana Manson

La sociedad vienesa de fines del siglo XIX es el escenario para las aventuras de Sigmund Freud, el famoso neurólogo devenido en una especie de investigador privado, en esta curiosa serie original de Netflix. Retratada con una fotografía oscura, que de a ratos recuerda a la lúgubre Londres victoriana tan usada en ficciones de crimen y misterio, la ciudad recrea el ambiente perfecto para una trama de asesinatos, además de retratar las costumbres austríacas y la situación política de la época.

Un joven Sigmund Freud, desacreditado por sus colegas y empobrecido por su profesión, es el improbable protagonista de esta serie policial con toques sobrenaturales. La trama sigue a Freud (interpretado por Robert Finster), por ese entonces alumno de Charcot, tras su presentación ante la sociedad médica de la técnica de hipnosis. El experimento sale mal y su fama de charlatán se consolida entre sus pares, que descartan de plano la teoría del inconsciente y sus otras (por entonces, muy impopulares) hipótesis.

“Su psicoanálisis y los conceptos del ello, el yo y el superyó no surgieron de la nada. Están basados en las experiencias de un genio atormentado que conoce, de primera mano, las múltiples caras del ser humano.”

El creador de la serie, Marvin Kren, conocido en Austria y Alemania por sus trabajos previos de género, declaró a la revista Vogue que la serie busca retratar los logros del académico a través de su constante lucha entre la razón y el instinto. Pero en “Freud” se ponen en juego las teorías del padre del psicoanálisis más como un recurso para descubrir la verdad detrás de horrendos (y un tanto morbosos) crímenes, dejando en un segundo plano su dimensión científica e importancia histórica.

Apenas una semana después de su estreno en Austria, ya está disponible internacionalmente en Netflix

Es bastante curiosa la elección de esta figura histórica, ya de por sí tan interesante, revolucionaria y cargada de dramatismo, para narrar una ficción que resuena más con los casos de Sherlock Holmes o las biopic de Harry Houdini. Como si los crímenes policiales, el misterio terrorífico, los complots palaciegos y las teorías del psicoanálisis no fueran suficientes para dotar a esta serie de su peso específico, la aparición de una médium (Ella Rumpf) y su ambiciosa familia aristócrata aportará la cuota de fantasía y romance necesaria para completar todos los casilleros de género.

Aunque hay elementos biográficos de Freud presentes, como sus estudios y su adicción a la cocaína, entre otros, la propuesta de la serie le escapa al rigor histórico para presentar una trama que podría ser protagonizada por cualquier otro personaje, si no fuera por la incorporación de sus técnicas y definiciones. Hipnosis, inconsciente, represión, catarsis, histeria y más conceptos freudianos juegan un papel fundamental en la resolución de los crímenes, mientras su protagonista va ganando terreno en la comunidad académica y en la puritana sociedad vienesa.

En esta nota:
  • Freud
  • Netflix

Comentarios