No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Tócala una vez

As time goes by: Casablanca cumple 77 años

Repasamos la historia, influencia y permanencia en el tiempo de uno de los clásicos inmortales de Hollywood.

El artificio del cine en su máxima expresión

El artificio del cine en su máxima expresión

Por: Ana Manson

La definición de clásico puede variar mucho, dependiendo de la fuente consultada. Algunos dirán que es una historia universalmente reconocible y resistente al paso del tiempo, los más románticos aseguran que es una obra que cambia la vida, generación tras generación, mientras que formalmente se considera a un clásico como un ejemplo digno a seguir.

De Casablancase dijo de todo, pero su estatus de clásico no encuentra objeción alguna. La melodramática historia de amor entre Ilsa (Ingrid Bergman) y Rick (Humphrey Bogart) en tiempos de guerra, atravesados por el dilema moral entre romance y deber, es justamente una película ejemplar de una época, concebida a la vieja usanza de Hollywood, con decorados teatrales y de los últimos estertores del cine en blanco y negro. 

El crítico de cine Roger Ebert la definió como la película por excelencia, algo tan grande que trasciende toda categoría

Apenas dos años después de que “El Mago de Oz” y “Lo que el viento se llevó” popularicen el uso del Technicolor, filmar en color era más un lujo que una decisión. Sin embargo, no podríamos imaginarnos esta película en colores. El uso de las sombras y los contrastes, las influencias expresionistas en la fotografía, combinada con los convencionalismos de la época como la luz y los filtros en el rostro de su protagonista, generaron el ambiente perfecto.

El director William Wyler no fue considerado hasta último momento, y ganó su único Oscar por su correcto trabajo en “Casablanca”. Producto perfecto de la maquinaria hollywoodense, esta era una película diseñada por productores en función a los intereses del estudio, y nadie imaginó que se convertiría en semejante fenómeno cultural. A pesar de que está basada en una obra de teatro, cuenta la leyenda que hasta último momento el guion estaba inconcluso, y el final se escribió el mismo día en que terminó el rodaje.

Casablanca es considerada como una de las películas más “citables” de la historia del cine

Fue el productor Hal B. Wallis quien decidió que, una vez finalizada la filmación, se incluyera la famosa línea deLouis, creo que este es el comienzo de una hermosa amistad”, y para eso debieron llamar a Bogart un mes después. Las decisiones a último momento, las inolvidables frases que pronuncian los personajes (y las que no, como “Tócala de nuevo, Sam”), la intensidad de las interpretaciones y los mitos del rodaje, todo forma parte de la mística que rodea a este clásico imperecedero.

En esta nota:
  • Casablanca
  • Humphrey Bogart
  • Ingrid Bergman

Comentarios