No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series Larga vida y prosperidad

Cinco años sin Leonard Nimoy: la vida más allá de Spock

El actor que interpretó al vulcano más famoso en Star Trek tuvo además una larga trayectoria en televisión y es recordado por sus colegas como un compañero ejemplar.

A bordo de la Enterprise, Leonard Nimoy se convirtió en un ícono de la cultura popular

A bordo de la Enterprise, Leonard Nimoy se convirtió en un ícono de la cultura popular

Por: Ana Manson

Fue la cara de la serie sci fi por excelencia, popularizó el gesto de la mano y la frase “Live Long and Prosper” ("Larga vida y prosperidad") e inspiró a generaciones de fans con su papel del Sr. Spock. Su influencia quedó plasmada para siempre en la cultura popular gracias a su personaje más famoso, pero la carrera de Leonard Nimoy también dio otras interpretaciones inolvidables durante más de medio siglo.

A los 20 años consiguió su primer papel en cine, luego de estudiar en la escuela de teatro y servir dos años en el ejército de Estados Unidos. En esa época también ejerció otros trabajos para financiar su incipiente carrera en la actuación; fue portero, taxista e incluso limpiador de peceras en una veterinaria. Pero de a poco comenzaron a llegar los papeles que lo afianzaron en su profesión, especialmente dentro del género de la ciencia ficción, donde siempre se sintió cómodo.

Leonard Nimoy fue un pionero en la lucha por la igualdad de salarios entre sus compañeros

En la década del sesenta participó de algunos de los shows más populares e influyentes de la época, como Bonanza, Los Intocables, El Superagente 86, The Twilight Zone y El Agente de CIPOL, donde coincidió con William Shatner, su futuro compañero de aventuras a bordo de la Enterprise. Trabajando en la serie El Teniente el mismo año conoció también a Gene Roddenberry, el creador de la mítica Star Trek, quien se convenció que el actor era perfecto para interpretar a Spock, su personaje clave.

La serie original de Star Trek, conocida en nuestras tierras como Viaje a las Estrellas, se emitió desde 1966 a 1969 y fue un fenómeno cultural que consagró a Nimoy como referente del género. La fama que ganó con su papel le dio la oportunidad de reemplazar a Michael Landau en la serie de Misión: Imposible, donde estuvo durante dos años. Pero el éxito de Star Trek generó incontables continuaciones, spin-off y adaptaciones que le representaron una fuente de trabajo constante hasta el final de sus días.

Con William Shatner (que interpretaba al Capitán Kirk) fueron grandes amigos hasta que se distanciaron en los últimos años

Reverenciado en convenciones de fans alrededor de todo el mundo y en otros productos de ficción, su nombre se convirtió en sinónimo de cultura nerd y el actor desarrolló una relación de amor/odio con el personaje, que impregnaba cada aspecto de su vida. Escribió dos autobiografías, la primera llamada “No soy Spock” en 1977 y la segunda curiosamente titulada “Yo soy Spock” y publicada en 1995, donde hablaba de su crisis de identidad y se reconciliaba con el personaje.

Se mantuvo activo hasta sus últimos años, en los que una enfermedad pulmonar causada por el cigarrillo le deterioró la calidad de vida hasta el punto en que debió retirarse. Aunque su salud le impidió seguir trabajando, Leonard Nimoy dedicó su vida a la actuación y a sus fans, y a los 78 años interpretó su último gran papel en la serie Fringe, como el Dr. William Bell, que también se convirtió en un personaje de culto.

En esta nota:
  • Leonard Nimoy
  • Spock
  • Star Trek

Comentarios