No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series bajo análisis

Último capítulo de "Game of Thrones": ¿"heroísmo" masculino?

De cara al final de la serie, Filo dialogó con la guionista Flor Tundis para reflexionar sobre la construcción de los personajes femeninos en los últimos seis episodios. 

Terminó "Game of Thrones"

Terminó "Game of Thrones"

Después de ocho temporadas, “Game of Thrones” llegó a su final. Todo comenzó con un sueño de George R. R. Martin, que después se concretó en los libros y que finalmente llegó a la pantalla.

En este largo recorrido, a lo largo de los años, la serie estuvo centrada en el poder y en la estrategia entre las diferentes familias y personajes, con el fin de lograr conseguir el Trono de Hierro.

En la octava temporada, luego del paso de varias posibilidades, dos grandes candidatas se consolidaron como las más fuertes: Cersei y Daenerys. Pero además, también hubo muchas mujeres que fueron sumando poder, como Arya o Sansa.

Sin embargo, en la última temporada, muchas de ellas fueron construidas en base a la necesidad de un personaje masculino. Por esta razón, en esta nota te contamos cómo fue el final de estos personajes principales.

Las mujeres al poder

Daenerys frente a su ejército | Foto: Twitter

Cersei, Arya, Sansa, Catelyn Stark, Brienne; las mujeres siempre fueron un pilar esencial en la serie, a lo largo de todas las temporadas, no solo en las decisiones narrativas sino en cómo se desencadenaba la trama.

"Hay personajes femeninos muy bien construidos. Lo más feminista de 'Game of Thrones' es que hay mujeres que disputaron el poder y que fueron fuertes, que desafiaron roles de género por más que sea un mundo de fantasía", reveló Flor Tundis, guionista e integrante de Economía Femini(s)ta.

Sin embargo, esta temporada fue protagonizada por ciertas contradicciones. Del último episodio, podemos tomar el caso de Daenerys por ejemplo. Ella parecía diferente, se sentía diferente, y quería ser diferente a lo que el legado “Targaryen” le destinaba. Con su instinto liberador, se ganó el cariño de cada espectador y la ilusión de los oprimidos. Sin embargo, en el final de la serie quedó afirmado que por sus venas corrió fuego y sangre como toda su familia, y terminó convirtiéndose en “Mad queen” al igual que su padre, el “Mad king”.

De esta manera, la figura del personaje terminó mutando en una especie de tiranía, en un peligro contra la humanidad que debía ser eliminado. Así lo construyeron los guionistas, y lo reflejaron en Jon, uno de los posibles candidatos para matarla.

Todo comenzó cuando Arya le explicó a Jon que su amada era una amenaza, concepción que Tyrion reforzó minutos después en una escena que se tomó un largo rato. A través del diálogo, el personaje justificó el giro argumental de la serie para que el espectador pueda entender la necesidad de matar a Daenerys.

“Pensá en tus hermanas”, le dice el personaje a Jon, quien no estaba convencido de detener a su tía hasta que admitió que Sansa y Arya corrían peligro, que no se iban a arrodillar ante nadie.

Luego, la misma “madre de los dragones” explica que los demás no tienen la opción de elegir qué está bien o está mal, solo lo que ella considere correcto. Ese fue el motivo final para que Jon le clave un puñal a su amada.

Jon, de esta manera, fue el elegido para salvar a todo el Poniente de que corra fuego y sangre; en esa decisión, contó con el apoyo del espectador que necesitaba que elimine a Daenerys del plano, que cada vez iba acumulando poder.

"Hay un gran problema de guion a lo último que volvieron loca a Daenerys de un día para otro. Todo apuntaba a Mad queen pero al volverla tan de repente una reina loca, parece que se vuelve loca porque si. Puede ser que lo lleve en la sangre, pero no era lo que se planteó al principio con el personaje (...) En guion siempre se da la estructura del 'camino del héroe', que podría ser en este caso la de Jon Snow" afirma Tundis.

¿Podríamos hablar en este caso de una aproximación al "heroísmo"? Lo cierto es que, con este planteo, se incrementa la diferencia entre hombre y mujer. "En un manual básico de guion tenés los estereotipos de la mujer: princesa, bruja mala, etc", finalizó.

"No es que no existan las heroínas -argumentó-, sino que las historias siempre fueron históricamente contadas por hombres y protagonizadas por hombres y entonces se teorizó sobre eso ya desde el vamos".

Por lo tanto, se naturaliza el hecho de que la mujer necesite ser salvada por un hombre. "No se va a deconstruir esta idea del hombre como héroe en tanto no haya mas mujeres creando y escribiendo historias", reflexionó.

El guion, el gran problema

La reina del Norte | Foto: Twitter

Desde la frase de Sansa en la que justifica su pasado con Joffrey, Ramsey y Little Finger, hasta la concepción de Brienne como objeto de deseo de Jaime y Tormund, el lugar de las mujeres suele ocupar un rol central como complejo.

"No es una serie feminista", analizó Tundis sobre el tratamiento femenino de la serie. "No está hecha por mujeres; yo creo que una serie de tinte feminista no puede prescindir de mujeres importantes detrás de los roles principales".

Justamente, la serie contó con una sola directora mujer en las ocho temporadas: Michelle MacLaren, quien solamente estuvo en cuatro episodios. Además, contó con solo dos guionistas femeninas: Vanessa Taylor y Jane Espenson.

Para ella, se notó que le faltaron guionistas mujeres en la última temporada: "La frase de Sansa, por ejemplo, es super desacertada; la forma en que lo dice y la frase que usa parece como agradecida de lo que pasó. Le tocas la mano, le sonreí y le decis eso. Lo de Brienne también, porque después de lo de Jaime no pasó más nada con ella".

"No se va a deconstruir esta idea del hombre como héroe en tanto no haya mas mujeres creando y escribiendo historias", finalizó Tundis.

En esta nota:

Comentarios