No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series Regreso con gloria

Winona Ryder cumple 48: el episodio que casi termina con su carrera

Antes de interpretar a Joyce Byers en Stranger Things, fue una de las actrices más buscadas de su generación

Winona tenía 23 años cuando interpretó a Lelaina Pierce en Reality Bites (Generación X)

Winona tenía 23 años cuando interpretó a Lelaina Pierce en Reality Bites (Generación X)

Por: Ana Manson

Películas como Generación X, Beetlejuice y El Joven Manos de Tijera la convirtieron en un ícono cultural y sinónimo de una época. Sumado a su trabajo en la pantalla, su publicitada relación con Johnny Depp reforzaría el estatus de ambos como referentes del Hollywood de la década, en los márgenes cool del mainstream noventoso.

Pero el camino que ambas estrellas recorrieron no podría haber sido más distinto, y hubo un hecho en particular que casi acaba con la carrera de Ryder. Mientras que Depp y otros actores de su talla siguen protagonizando los grandes blockbusters a pesar de denuncias de abuso, el crimen de Winona parece haber sido demasiado grave para que la industria (y el público) se lo perdone.

Ryder y Depp se enamoraron en el set de "El Joven Manos de Tijera" en 1990 y vivieron un intenso romance durante tres años.

A fines de 2001 una empresa de indumentaria denunció a la actriz por robar en su tienda de Beverly Hills por un monto que superaba los cinco mil dólares en ropa de diseñador. Ryder fue condenada a tres años de libertad condicional, pagar una multa y cumplir trabajo comunitario. A partir de ese momento se alejó del ojo público, pero su caso siguió resonando en la prensa durante mucho tiempo.

Winona venía de protagonizar Inocencia Interrumpida junto a Angelina Jolie, que obtuvo gran reconocimiento de la crítica, el drama romántico Otoño en Nueva York con Richard Gere y había participado en un popular capítulo de la serie Friends. Pero desde el momento en que la denuncia se hizo pública, su estatus social descendió dramáticamente, al igual que las oportunidades laborales.

La campaña "Free Winona" se volvió tan popular que la misma Ryder usó la remera públicamente.

La actriz cuenta que aprovechó ese tiempo lejos de Hollywood para reconectar consigo misma y con intereses que había dejado relegados en pos de su carrera profesional. Y que el público percibió su caso como algo mucho más grave de lo que en realidad fue. El mito de su debacle criminal fue alimentado por la prensa amarillista e infinitos análisis tratando de entender por qué lo había hecho.

En esos años desde la condena judicial y social, Winona tuvo cada vez menos ofertas laborales y le costaba conseguir papeles acordes a sus capacidades. Para el momento en que Hollywood decidió darle una segunda oportunidad, otro factor se interpuso entre ella y su carrera: ya no había roles protagónicos para mujeres de su edad.

Su papel en Stranger Things le devolvió la popularidad de sus mejores épocas.

La brecha de edad entre papeles masculinos y femeninos en la industria se hacía cada vez más grande y evidente, Winona estaba promediando su cuarta década de vida y Hollywood no tenía lugar para ella. Pero había un nuevo jugador en el tablero, que le dio la oportunidad de volver en calidad de ícono nostálgico en un papel hecho a su medida: Netflix y los hermanos Duffer la llamaron para protagonizar la exitosísima serie “Stranger Things” en 2016 y el resto es historia.

En esta nota:
  • Winona Ryder

Comentarios