Chegusan Comida

La hamburguesa más cara del mundo cuesta 5.000 dólares

¿Te imaginás gastar casi 250.000 pesos argentinos en un sándwich? Hay gente que lo hace. Conocé los detalles del plato. 

Tiene foie gras, trufas negras y carne Wagyu. Se sirve con una botella de un exclusivo vino francés.(Foto: www.thedailymeal.com)

Tiene foie gras, trufas negras y carne Wagyu. Se sirve con una botella de un exclusivo vino francés. | Foto: www.thedailymeal.com

Avatar del

Por: Redacción Chegusan

En mayo nos sorprendíamos porque el restaurante de un hotel japonés había decidido crear una hamburguesa de 900 dólares para celebrar la asunción de Naruhito, nuevo emperador del país asiático. Pero, en ese entonces, desconocíamos la existencia de la Fleur Burger 5000, obra del chef francés Hubert Keller.

En la cocina de Fleur, su restaurante insignia dentro del casino y resort Mandalay Bay, en Las Vegas (Estados Unidos), desde hace algunos años Keller prepara la hamburguesa más cara del mundo. Cuesta 5.000 dólares, un valor que, a la cotización de hoy (8 de agosto de 2019), equivale a 232.500 pesos argentinos. Una ganga.

Lo mejor que podemos decir de su receta es que, gracias a Dios, no lleva oro laminado; ese suele ser el capricho que sube el costo de muchos platos para entrar en el ránking de exclusividad internacional. En su lugar, la Fleur Burger tiene carne Wagyu, foie gras y trufas negras en pan brioche, y se sirve junto a una botella de Château Petrus cosecha 1995. Si bien los ingredientes de la hamburguesa son caros, está claro que el mayor gasto está en el vino, oriundo de la región de Pomerol (Burdeos, Francia) y con un valor de mercado de alrededor de 2.000 dólares por ejemplar.

El periodista Robert Frank, del medio CNBC, tuvo la oportunidad de probar el preciado sándwich en febrero de 2017. Hasta ese momento, el restaurante había logrado vender 28 unidades del plato desde su primera aparición en el menú, algunos años antes. Aunque no sin prejuicios, Frank vio todo el proceso de cocción de la hamburguesa y se sentó a degustarla junto al Petrus. Primero, aseguró que el maridaje era "perfecto". Después, describió sus sensaciones: "Con la copa en mi mano, acerqué la hamburguesa Fleur a mi boca y di el primer mordisco. Por primera vez, me quedé sin palabras. My exacta expresión fue: 'Oh, por Dios'".

En esta nota:

Comentarios