No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Chegusan Viral

La ANMAT prohibió una harina venezolana en el país y desató la polémica

Se trata de la marca PAN, que elabora harina de maíz blanco, ingrediente esencial de las arepas. Tras el anuncio, los consumidores manifestaron su indignación en las redes y una empresa nacional hizo un ¿oportuno? lanzamiento. 

La ANMAT prohibió una harina venezolana en el país y desató la polémica(Carlos Garcia Rawlins (REUTERS))

La ANMAT prohibió una harina venezolana en el país y desató la polémica | Carlos Garcia Rawlins (REUTERS)

Avatar del

Por: Redacción Chegusan

En los últimos cinco años, según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, llegaron más de 160.000 venezolanos al país. Teniendo en cuenta ese volumen de gente, es natural que se instalen nuevas costumbres y, más que nada, nuevos consumos en Argentina. Por ejemplo: ¿cuántos locales de arepas había hace una década? Hoy están ganando cada vez más protagonismo y no solo para el deleite de la comunidad de inmigrantes, sino de todos los habitantes del territorio nacional (y, sobre todo, de los porteños). A la par de esta incorporación, en algunas góndolas se empezó a ver la harina de marca P.A.N. de maíz blanco, producida por Empresas Polar -un gigante industrial dedicado a los alimentos de Venezuela- y comercializada en estos pagos por diferentes importadores desconocidos (según los paquetes, Alejandro Guido Purcaro o YongHui S.R.L.). 

Hasta el pasado 22 de noviembre, todo era alegría. Pero la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) decidió irrumpir en escena y anunciar el "retiro preventivo" de la harina P.A.N. de los comercios. El motivo: aparentemente, los paquetes aseguran que se trata de un producto libre de gluten cuando en realidad no cuentan con la certificación correspondiente. A su vez, el organismo indica que el rotulado donde se detalla la información nutricional y los ingredientes, entre otras cosas, infringe la normativa vigente. El aviso concluye con una advertencia fulminante: "Se recomienda a los consumidores, en especial a aquellos que sean celíaco/as, que si han comprado o tienen el producto en su poder, se abstengan de consumirlo. Y a quienes expendan el producto, cesar su comercialización". 

Sin embargo, lo más sorprendente del caso no es la discontinuación del producto, que seguramente entristeció -y espantó- a un número considerable de clientes; sino la respuesta que generó en las redes sociales, empezando por la de una gran empresa argentina. 

"Morixe se ocupará de inmediato de darles una solución de la mejor CALIDAD y a precio ACCESIBLE a los consumidores de harina de maiz blanco precocido para AREPAS!!!", escribió en Twitter Ignacio Noel, el dueño de Morixe, una empresa que adquirió en 2017 y que, apalancada en otras dos compañías agroindustriales, produce harina, aceite de oliva y papas, entre varios alimentos a gran escala. Ese tuit inicial se continuó en un segundo, con una foto del flamante paquete, y un tercero, donde reivindicó claramente a la industria nacional: "Harina de maiz blanco precocido para Arepas MORIXE, la tenés desde el lunes, pedila en tu super o comercio, la mejor CALIDAD a precio ACCESIBLE, y le comprás a una empresa 100% ARGENTINA". Su intervención culminó con comparaciones del envasado del producto Morixe y del de P.A.N., a fin de resaltar las irregularidades denunciadas por la ANMAT. 

 

Las sospechas no tardaron en aparecer: ante una conveniente casualidad, muchos usuarios reaccionaron a las declaraciones de Noel acusando a su empresa y al gobierno nacional de "conspirar" para beneficiar el lanzamiento de una versión argentina. "Harina P.A.N. Es la original y la mejor!! Proteccionismo solo favorece el monopolio local, en detrimento del consumidor. Muy mal por Argentina!!", "Vaya forma de competir. ! Sacando del mercado a otro con ayuda del gobierno", "Tanto miedo de competir tenía que le tocó usar a su amigo el Estado protector para que lo ayudara a impulsar su producto?" son solo algunos de los amistosos mensajes. 

 

Noel salió a defenderse con tres argumentos: por un lado, diciendo que la harina de Morixe está en el mercado desde hace tiempo (no desde la semana pasada); por otro, afirmando que buscan fortalecer la libertad del consumidor, compitiendo honestamente con la marca P.A.N. ya sea en los canales de venta donde todavía se consiga el producto (algunas tiendas físicas y virtuales) o en la góndola masiva, cuando logre estar en regla; por último, sosteniendo que su intención es abrazar la cultura venezolana y sumar definitivamente las arepas al menú de los argentinos. "Morixe Arepas va a competir con la PAN y demás harinas del mercado, el consumidor elegirá lo q prefiera, queremos darle otra opción a los consumidores y en especial a los muchos venezolanos en Argentina. Morixe produce y exporta harinas desde 1901. Sabemos hacerlo", remató. A continuación, esta y otras de sus contestaciones: 

En esta nota:

Comentarios