Chegusan Recetas

Receta: un antes y un después para tus huevos revueltos

Esta versión del plato más simple del planeta te puede cambiar la vida. Gracias, Gordon Ramsay.

Una vuelta de tuerca a uno de los platos más fáciles del planeta, de la mano de Gordon Ramsay.(Foto: www.tmixplus.com)

Una vuelta de tuerca a uno de los platos más fáciles del planeta, de la mano de Gordon Ramsay. | Foto: www.tmixplus.com

Avatar del

Por: Redacción Chegusan

Una sartén, aceite o manteca y huevos. Es la receta más fácil de la historia y, sin embargo, cada tanto nos encontramos con huevos revueltos mal hechos. O lo que quizás sea más cómun: no logramos imitar la cremosidad y el punto justo de esos que nos sirvieron en un buen hotel o cafetería y nos quedaron grabados en la memoria. 

En muy pocos pasos, el archiconocido y polémico chef Gordon Ramsay -que este 6 de agosto estrena nuevo programa en National Geographic- le da una vuelta de tuerca a la receta, sumando voluptuosidad y sabor a uno de los platos más clásicos del mundo. Si solés hacerlos para desayunar o merendar, o uno de estos fines de semana te agarra el antojo, animate a probar esta variante. Una advertencia: son un poco más pesados que los huevos revueltos tradicionales. 

Ingredientes

Como para compartir entre dos personas (se puede reducir o aumentar según la cantidad de comensales):

  • 6 huevos fríos
  • 15 gramos de manteca
  • 1 cucharada de queso crema
  • Sal y pimienta a gusto
  • Ciboulette a gusto

Procedimiento

  1. Romper los huevos en una sartén profunda (o una olla chica).
  2. Agregar la manteca y poner la sartén al fuego (fuerte).
  3. Revolver con una espátula (¡no batir!), evitando que se pegue en el fondo. 
  4. Después de 30 segundos, sacar del fuego y seguir revolviendo por 10 segundos. 
  5. Volver a poner en el fuego. A los 30 segundos, sacar una vez más sin dejar de revolver otros 10 segundos. Repetir esta secuencia durante aproximadamente 3 minutos.
  6. Para el último minuto, agregar el queso crema para lograr una textura bien cremosa y condimentar levemente con sal y pimienta. Es importante no salar antes porque rompe la estructura de los huevos y los hace más líquidos. 
  7. Servir con ciboulette picada. 
     

Podés ver la receta original en este link y un video de Gordon preparándola en este otro

En esta nota:

Comentarios