Deportes MEDIO ORIENTE

El niño afgano fanático de Messi se convirtió en objetivo de los Talibanes

Murtaza Ahmadi vive un calvario desde que tuvo el placer de conocer a su ídolo en diciembre de 2016. Tras abandonar su casa por una invasión, el niño apenas puede salir a jugar en Kabul y temen un atentado

Murtaza Ahmadi se volvió objetivo de los Talibanes tras su contacto con Messi

Murtaza Ahmadi se volvió objetivo de los Talibanes tras su contacto con Messi

La conmovedora historia del niño que jugaba con la camiseta de Lionel Messi hecha de bolsa de plástico, sacudió al mundo en principios de 2016. Sin dudarlo y debido a los problemas para viajar, los emisarios de Barcelona lograron hacer un encuentro histórico para el niño que viajó a Qatar cuando el conjuntó culé estaba de gira.

Allí no sólo conoció a su ídolo máximo, sino que Murtaza Ahmadi se llevó de regalo dos camisetas firmadas por la "Pulga" (una de Argentina y otra de Barcelona) y una pelota. Contento con sus regalos, el pequeño volvió a su casa en Afganistán, pero su futuro sería un calvario del que todavía no se puede reponer.

Murtaza junto a Messi, en diciembre de 2016. Foto: Twitter 

Primero las miradas de los vecinos obligaron a la familia a resguardar a Murtaza en la casa, luego decidieron evitar que fuera a la escuela por temor a un ataque o secuestro y luego informaron que muchos de ellos creen que Messi les dio plata y por eso lo buscaban.

A los pocos meses, los Talibanes atacaron la ciudad de Jaghori en Ghazni y obligaron a la familia a mudarse. En aquel momento, no se pudo llevar los regalos de Lionel, pero al tiempo los consiguió de vuelta. Sin embargo, su vida en Kabul (capital de Afganistán), no iba a cambiar mucho.

Murtaza apenas puede salir de su casa en Kabul por ser objetivo de los Talibanes. Foto: Twitter

Ahora, Shafiqa Ahmadi, madre de Murtaza, asegura que debieron irse de su hogar porque el grupo talibán tiene en la mira a su hijo, por su posible llegada con el crack argentino, para hacer un atentado o secuestro y presionar al jugador. "Desde el momento que Murtaza se volvió famoso, nuestra vida se volvió muy dificil", relata Shafiqa.

"Me gustaría que Messi ayude a Murtaza, que nos ayude a salir de Afganistán para que Murtaza pueda tener un futuro mejor", dice su madre en una entrevista con CNN. El pequeño sueña con irse de su país para cumplir su sueño de convertirse en jugador de fútbol, como Lionel, y con un objetivo claro: "quiero jugar con él".

En esta nota:

Comentarios