No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes FÚTBOL

Se suspendió el partido de Independiente por incidentes: pasó a la próxima ronda de la Copa Libertadores

Los hinchas del club brasileño arrojaron bombas de estruendo y el árbitro decidió que se suspenda
Independiente visita a Santos en Brasil en busca del pasaje a cuartos de final de la Copa Libertadores |

Independiente visita a Santos en Brasil en busca del pasaje a cuartos de final de la Copa Libertadores |

Avatar del

Por: Redacción FiloNews

El partido entre Santos e Independiente que se jugaba en el Pacaembú, por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores fue suspendido luego de que los hinchas del local provocaran disturbios. 

Los hinchas del equipo paulista comenzaron a tirar bombas de estruendo hacia el campo de juego, por lo que el árbitro decidió que era imposible seguir con el partido

Tras el bochornoso papel de la Conmebol, Independiente recibió la noticia de que le dieron por ganado el encuentro por 3 a 0, debido a la mala inclusión de Carlos Sánchez a la ida. Sin embargo, a pocas horas del cruce, notificó que el uruguayo podía jugar en la vuelta, ya que con la sanción se cumplió la fecha pendiente.

En un colmado Pacaembú, los de Holan se presentaron con la ventaja en el bolsillo, y así lo hicieron valer. Esperando en su campo a un deslucido Santos que tuvo la más clara con un error en defensa, pero con la templanza de Campaña que puso el pecho para evitar la caída de su arco.

A partir de allí, no sufrió más. Sufrió algunas pelotas paradas, pero siempre logró ganar en la altura. De contra, tuvo las más claras. Maxi Meza aprovechó una mala salida del arquero dentro del área, pero se dejó caer y Bascuñan no cobró la infracción, sin embargo, iba a tener su revancha.

A un minuto del cierre del primer tiempo, otra pelota parada mal ejecutada por los brasileros, permitió una contra bien dirigida por Romero, que encontró a su equipo con tres jugadores ante uno rival. Gigliotti dejó mano a mano a Hernández, pero cuando este se abrió, Vanderlei le cometió un claro penal.

De la ejecución se hizo cargo Maxi Meza, a los 46 minutos. El volante mundialista eligió ejecutar cruzado, pero el arquero del Peixe adivinó la intención y mantienen con vida a su equipo, que necesita marcar tres goles para igualar la serie.

En esta nota:

Comentarios