Deportes FÚTBOL

La Selección Argentina de Futsal con Síndrome de Down pide ayuda para ir al Mundial

Juan Manuel Velardez, el entrenador del equipo nacional, habló con Filo.News sobre la campaña para juntar fondos y cubrir los costos del viaje a la Copa del Mundo. La AFA les proveerá los pasajes y la indumentaria.

La Selección Argentina de Fútsal con Síndrome de Down se clasificó al Mundial de Brasil 2019 |

La Selección Argentina de Fútsal con Síndrome de Down se clasificó al Mundial de Brasil 2019 |

Por: Rocío García

Al igual que cada chico o chica que practica alguna disciplina, ellos también soñaron con llegar a jugar un Mundial. Y como el deporte es amigo de los sueños, ahí están, abrazados y con la satisfacción de saber que el esfuerzo valió al pena. La Selección Argentina de Futsal con Síndrome de Down consiguió una plaza para la Copa del Mundo, que se disputará en San Pablo, Brasil, entre el 28 de mayo y el 5 de junio.

Pero, lamentablemente, no todo es color de rosa para los chicos del elenco nacional. Es que debieron abrir una campaña para poder cubrir los costos del viaje.

"Necesitamos a 10 mil personas que pongan 100 pesos, mil que pongan 1000 pesos o una que ponga un millón de pesos", le comentó a Filo.News el entrenador del seleccionado, Juan Manuel Velardez, sobre la campaña establecida en Nobleza Obliga, una plataforma de financiamiento colectivo para causas solidarias. "Cuando me preguntan cómo pueden hacer para colaborar, les respondo: 'difundilo, perdé tres minutos, registrate y doná'", remató el técnico. Hay tiempo hasta el 20 de marzo.

A pesar de la dificultad que implica llegar a recaudar $1.120.000 en los tiempos que corren, Velardez confirmó que recibieron una bocanada de aire fresco por parte de la Asociación del Fútbol Argentino. "La AFA tuvo un buen gesto y el Chiqui Tapia nos va a proveer los 19 pasajes y toda la indumentaria para poder participar del torneo. Eso ya es un alivio, aunque todavía nos estaría faltando la plata para pagar la estadía, los traslados y el canon que cobra el torneo, que son 980 dólares por persona", indicó.

La Selección se rige bajo la órbita de la Federación Argentina de Deportes para Discapacitados Intelectuales (FADDIM) y desea, en un futuro no muy lejano, empezar a ser reconocida oficialmente por el ente madre del fútbol argentino.

"La AFA sabe que nosotros existimos y están haciendo trabajos en conjunto. Pero cuando se habla de inclusión, sería que estos chicos y todos tengamos los mismos derechos de todas las selecciones porque también estamos representando al país", manifestó Velardez, que a pesar de convivir con esta realidad, confía en que las reglas van a cambiar: "Creo que no falta mucho para que seamos reconocidos oficialmente, o por lo menos que nos banquen todo".

"Inclusión sería que todos tengamos los mismos derechos de todas las selecciones porque también estamos representando al país".

Al igual que el cuerpo técnico que lo acompaña (preparador físico, asistente, kinesiólogo y psicóloga), el entrenador trabaja a pulmón y ad honorem en este novato proyecto, que apenas nació hace un año y medio, craneado por el propio Velardez en conjunto con el preparador físico, Jorge Olas, el asistente, Hernán González, y Gustavo Caik, el coordinador de fútbol de FADDIM.

-¿Cómo es el proceso que llevan adelante para convocar a los chicos?

- Hemos caminado el país, mirado videos, haciendo concentraciones y armando selectivos para seguir mirando pibes. Y así convocamos a chicos de Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Tucumán, Azul, provincia de Buenos Aires y Capital Federal.

-¿Y el trabajo con los jugadores en la Selección?

-Llevamos ocho concentraciones. El nivel de los pibes día a día nos va sorprendiendo. Principalmente el trabajo es de los profes de las instituciones a donde pertenecen los chicos. Nosotros nos juntamos una vez al mes, armamos una concentración de tres días y después les decimos a los profes qué necesitamos que refuerce y entrene cada jugador.

Las reglas y una ilusión

"El futsal de chicos con Síndrome de Down comparte las mismas reglas que el convencional, con la única diferencia de que no se detiene el tiempo", explicó el técnico argentino, que además trabaja haciendo fútbol inclusivo en Boca Social.

Velardez, se entusiasma cuando habla de la cita mundialista que lo tiene a Italia como el campeón defensor del título, obtenido en Portugal 2017. "Quiero jugar los siete partidos y creo que tengo equipo para hacerlo. No sé si por el primer puesto o el tercero, pero que vamos a jugar los siete partidos no tengo dudas", afirma con seguridad.

Y de su mano, van atadas las ilusiones de los 12 jugadores que ya lograron su primer objetivo y ahora sueñan, por qué no, con un podio celeste y blanco.

Comentarios