Deportes

La Supercopa de Italia, envuelta en un escándalo sexista

El encuentro se jugará en Arabia Saudita, que tiene políticas muy discriminatorias para el género femenino y que generaron el repudio de gran parte de Italia

La Supercopa de Italia, envuelta en un escándalo sexista

La Supercopa de Italia, envuelta en un escándalo sexista

La final de la Supercopa italiana, entre Juventus y Milan generó el repudio de casi todo el país europeo por algunas condiciones que se pusieron para la compra de las entradas para el partido que se jugará en Arabia Saudita. 

Una de ellas es que las mujeres no podrán ingresar al estadio si no es acompañada por un hombre, algo común para el país árabe pero insólito para el mundo occidental. 

El país del Golfo introdujo algunas reformas que permitieron a las mujeres asistir por primera vez a un estadio de fútbol en enero de 2018, pero sólo a zonas reservadas para las familias y no a las gradas reservadas exclusivamente para los hombres.

En el conflicto se metió hasta el gobierno italiano, ya que Matteo Salvini, ministro del Interior, dirigente de ultra derecha y reconocido hincha del Milan reconoció que "que las mujeres no pueden ir al estadio si no están acompañadas por un hombre es triste y asqueroso, yo no veré el partido"

"Expreso mi rechazo más contundente" a la decisión de la Liga de fútbol italiana, indicó por su parte el secretario de Estado de Igualdad, Vincenzo Spadafora.

Quien no se manifestó abiertamente en contra fue el presidente de la liga, Gaetano Micciche, quien no solo no criticó la decisión si no que consideró que será un hecho histórico en Arabia Saudita: 

"La Historia recordará que fue nuestra Supercopa la primera competición internacional a la que las mujeres saudíes pudieron asistir al estadio", defendió.

Comentarios