No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Género no nos callamos más

La justicia le dio 10 años al ex pediatra del Garrahan por pedofilia

Tras la sentencia, en Filo.News dialogamos con el psiquiatra Enrique Stola sobre este tema complejo, los alcances y problemáticas a la hora de tratar a un pedófilo.

Médico condenado por pedofilia(Foto: Twitter)

Médico condenado por pedofilia | Foto: Twitter

Por: Paula Gimenez

El pediatra del Hospital Garrahan Ricardo Russo, acusado por el delito de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil, fue sentenciado este miércoles a 10 años de prision.

Además, no solo fue inhabilitado para ejercer medicina de por vida, sino que la fiscalía solicitó que se elimine la prisión domiciliaria, ya que afirmaron que puede escaparse. Frente a esa postura, el juez dictaminó que el pediatra sea detenido inmediatamente después de la audiencia y que cumpla la condena en la cárcel.

El médico fue acusado de distribuir 336 videos de explotación sexual infantil facilitados a través de la red Emule, de tenencia de 964 fotos y 68 videos de menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, de 220 imágenes tomadas a chicos en lugares públicos haciendo foco en la zona íntima y de 5 sesiones fotográficas de niñas exhibiendo sus partes genitales.

Aunque la defensa del acusado pidió levantar todos los cargos porque no se trataban de fotos pornográficas sino de fotos médicas, el juez Gonzalo Rúa sostuvo que cada una de esas imágenes son imágenes de un abuso y que Russo es culpable por la tenencia de las mismas. 

A la hora de analizar las situaciones que llevaron al juicio, el juez indicó que no iba a referirse al caso como "pornografía infantil sino como imágenes de abuso y explotación de menores".

Si bien Russo se excusó y sostuvo que él jamás viralizó ninguna de las fotos que sacaba en su consultorio y las que tenía en su computadora, el juez dictaminó que al descargarlas "sabía que al descargar los archivos los estaba ofreciendo a terceras personas" y además destacó que hay una "cantidad innumerable de pruebas" para encontrarlo culpable. 

"Tengo acreditado que usted ofreció 66 archivos donde se observan niñas menores de 13 años con clara connotación sexual. Fueron ofrecidos en su computadora Notebook", agregó Rúa. Frente a este contexto, en Filo.News dialogamos con el psiquiatra Enrique Stola sobre este tema complejo, los alcances y problemáticas a la hora de tratar a un pedófilo.

¿Es el pedófilo una persona enferma? "Los pedofilos son muy concientes de lo que hacen, no podemos tratarlos como enfermos. Son personas que pueden estar totalmente integradas, teniendo una cara oculta que es terrible para les niñes. Son delincuentes. Por supuesto que tienen derecho a tener terapia y a reflexionar sobre el tema, pero no se los puede calificar de enfermos", responde el especialista.

Russo era, dentro del hospital Garrahan, una eminencia. Con más de 20 años en su profesión se convirtió en un profesional casi incuestionable. ¿Qué pasa con estos personajes que, con tanto poder, son irresponsables a la hora de ejercerlo y cometen este tipo de delitos? ¿El poder y la pedofilia van de la mano? 

"Hay una relación fuerte entre el ejercicio de poder político y económico y el sostenimiento de las redes de pedofilia", señala el profesional.

Para Stola, están vinculados. "Hay una relación fuerte entre el ejercicio de poder político y economico y el sostenimiento de las redes de pedofilia y la circulación por internet de imagenes, fotos y videos de niñas y niños abusados. En España están detectadas más de 6300 IPs de pedófilos pero dicen que no hay recursos para luchar contra ellos. Eso es una decisión politica. Lo mismo pasa con la trata de personas o la trata con fines económicos de explotación laboral", especifica Stola.

"No hay acuerdo en la comunidad cientifica sobre como abordar a los pedófilos, como facilitárseles la reflexión sobre su responsabilidad, facilitar el que desarrollen una empatía en relación a les niñes y conductas de protección. Lo que los subyuga y les encanta es el ejercicio de poder sobre esos cuerpos", explica. 

El profesional explica que socialmente hay que discutir "qué hacemos con la pedofilia". Es que, más allá de la condena del pediatra, el tema debería ser de debate social y no solo intercambiar ideas cuando aparecen este tipo de casos de renombre y conocimiento público. 

En esta nota:

Comentarios