No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Viral La cuna del meme

16 años de 4chan: el foro de Internet que forma extremistas y asesinos

En octubre de 2003 se fundó el foro de discusión que hoy es caldo de cultivo de racismo, xenofobia, y violencia. Una breve historia de la comunidad en la que nacieron las técnicas actuales de reclutamiento de la ultraderecha

El animé nunca dejó de ser parte de la identidad de este foro(4chan)

El animé nunca dejó de ser parte de la identidad de este foro | 4chan

Por: Ignacio Esains

Internet, como la conocemos, empezó a mediados de los ‘90, como una especie de fantasía de ciencia ficción. Ese “ciberespacio” en el que no importaba quiénes éramos en el mundo real - podíamos adoptar una nueva personalidad y hablar sinceramente de lo que temíamos decir en público.

Es un concepto que tiene poco que ver con la web de hoy, que rastrea cada uno de nuestros pasos y crea perfiles detallados de nuestra personalidad para saber exactamente qué vendernos, cuándo y a qué precio.

En la cultura de Something Awful el desafío era decir o mostrar lo peor que uno pudiese pensar, y el que se ofendía era el perdedor

En 2003 todavía no existía Facebook y Google no era más que un buscador, y el foco de la actividad social en la web estaba en los (hoy demodé) foros de discusión. Dentro de la cultura nerd, el más grande era Something Awful, un rejunte de fanáticos de los videojuegos, cómics y humor adolescente - pero aún en este ambiente permisivo había restricciones para compartir, por ejemplo, imágenes de animación japonesa conocidas como lolicon (por “lolita complex”), que mostraban personajes adolescentes sexualizados.

Frustrado con estas reglas, el usuario Christopher Poole (alias m00t) decidió fundar su propio foro - un lugar anónimo, libre, donde no hubiese normas ni consecuencias. m00t tenía sólo 15 años, pero sus conocimientos técnicos eran suficientes como para duplicar un polémico foro japonés llamado 2chan, tanto que el nombre sería casi una parodia: 4chan. Como 2chan, pero el doble.

Christopher Poole fundó 4chan a los 15 años

En sus primeros años 4chan se ganó, con comodidad, el mote del “pozo sucio de Internet”. El anonimato hacía que sus usuarios se permitieran compartir todo tipo de contenido, desde el animé erótico por el que nació el foro hasta discusiones crudas que solían caer en misoginia, racismo y xenofobia. Sin embargo, aún en 4chan había ciertos límites.

No había tolerancia para la pornografía infantil (al menos la que no estaba dibujada) ni las discusiones de violencia real. En 2007 los mismos miembros del foro ayudaron a las autoridades a identificar a un estudiante de secundaria de Pflugerville (Texas) que había posteado imágenes en las que mostraba con orgullo un artefacto explosivo.

Quizás el aporte más valioso de los primeros años de 4chan está en la génesis del grupo de “hacktivistas” Anonymous, que organizó en ese foro sus acciones más populares, desde exponer la corrupción de la Iglesia de la Cienciología hasta la “Operación Payback” en la que hackearon a Amazon, Paypal, MasterCard y Visa en defensa a Wikileaks.

Las protestas de Anonymous mantenían el humor irreverente de los primeros años de 4chan

Pero con los años Anonymous bajó su perfil y los justicieros de 4chan pasaron a un segundo plano. En 2011 se creó el sub-foro /pol/, dedicado a la incorrección política, y lo que empezó como un centro de intercambio de memes y bromas de mal gusto se fue convirtiendo en algo más siniestro.

El sistema de radicalización de los movimientos supremacistas blancos modernos sigue un patrón que se repite tanto en 4chan como en versiones locales (Voxed, Taringa). Se empieza como un desafío a ver quién puede ser más ofensivo, con comentarios ferozmente racistas y sexistas, y estas conversaciones se vuelven más serias cuando los activistas y reclutadores de estos movimientos perciben que detrás de ese humor hay resentimiento - el odio que alimenta cualquier ideología neofascista.

Anita Sarkeesian y Zoe Quinn, dos de los blancos principales de GamerGate, explicando las estrategias de radicalización extremista de este movimiento frente a las Naciones Unidas

2014 es un antes y un después para 4chan. En agosto de ese año se organiza en sus foros el movimiento “GamerGate”, una efectiva campaña de acoso sistemática a mujeres involucradas en la industria de los videojuegos. A pesar de que esa industria rechazó las acciones del movimiento, demostró ser una forma efectiva de reclutar y radicalizar un verdadero ejército de hombres blancos, resentidos, dispuestos a actuar como una única fuerza de ataque, algo que en pocos años resultaría muy útil para la naciente alt-right (“derecha alternativa”). 

En 2016 la técnica de GamerGate, que funcionó tan bien para radicalizar este odio indiscriminado, fue utilizada para organizar desde 4chan campañas de acoso contra rivales del entonces candidato a presidente Donald Trump, esparciendo noticias falsas (“fake news”) y memes como “Pepe la Rana” que popularizaron la imagen del republicano entre un público joven y resentido.

Hoy es imposible recorrer los foros de 4chan (y su émulo 8chan) sin encontrarse la retórica de odio de la alt-right. Por algo estas comunidades son las que recientes asesinos en masa como los de Nueva ZelandaEl Paso eligieron para compartir sus manifiestos ideológicos.

El meme de Pepe es popular entre los autodenominados "incels" (célibes involuntarios), que hablan de una "rebelión de los machos beta". Medio en broma, medio en serio. Nunca se sabe.

Pero para ese momento, 4chan ya se había alejado de su concepción, ya que al mismo tiempo que GamerGate reveló la profundidad de la radicalización que tomaba lugar en 4chan, un usuario de los foros posteó cientos de fotos personales robadas de cuentas de iCloud de famosas actrices - principalmente Jennifer Lawrence.

En sólo un mes de 2014 4chan pasó de secreto oculto de Internet a vergüenza internacional. Y eso fue demasiado, hasta para Christopher Poole. En 2015 el fundador de 4chan vendió su sitio al fundador del 2chan original japonés y se retiró de la comunidad. Hoy trabaja en las oficinas de Google en Tokio, lo más lejos posible del fuego que todavía arde gracias a la mecha que encendió en 2003.

En esta nota:
  • 4chan
  • gamergate
  • altright

Comentarios