No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad POLÍTICA INTERNACIONAL

4 palabras para entender qué es lo que está pasando en Bolivia

Tras las elecciones generales del pasado 20 de octubre, el Estado plurinacional transita un escenario de crisis política y social al tiempo que la oposición exige la anulación de los comicios y la renuncia del Presidente Evo Morales. 

El país transita entre la incertidumbre desde las elecciones generales

El país transita entre la incertidumbre desde las elecciones generales

Por: Daniel Maffey

En una América Latina que de manera estructural y particular transita momentos de gran incertidumbre, el caso del Estado Plurinacional de Bolivia y su futuro político se presenta condicionado por una oposición radicalizada que encabeza los reclamos de renuncia sobre Evo Morales. 

El domingo 20 de octubre el país votó y quién habita el Palacio del Quemado desde el año 2006 obtuvo su tercera reelección como Jefe de Estado, habilitando de esta manera una nueva administración hasta el 2025. 

Pero lo cierto es que una parte de la sociedad considera que este proceso fue transparente y otra que hubo fraude. Es por esto que Bolivia transita hace ya tres semanas entre huelgas generales convocadas por una oposición radicalizada y movilizaciones en apoyo a Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS). 

1

El conflicto

4 palabras para entender qué es lo que está pasando en Bolivia

20 de octubre y Bolivia fue a las urnas. En la novena elección desde que el país recuperó su democracia en 1982 (votando en el año 1985 por primera vez), lo que se esperaba saber esa noche (si Evo Morales ganaría en primera vuelta o habría que esperar a un un ballotage programado para el 15 de diciembre-) tardó cuatro largos días. 

Si el proceso electoral, o la nueva candidatura del Presidente, ya venía cargado de una justa dosis de ilegitimidad, la falta de celeridad en la transmisión de los resultados fue el otro gran detonante para que la oposición (que ya lo venía haciendo previo a ese domingo) estallara al grito de fraude. 

Entonces: Evo gana las elecciones, la oposición desconoce los resultados y llama a movilizarse exigiendo, al menos en primer término, un nuevo comicio. La estructura partidaria del Gobierno reacciona, llamando a contramarchar a los propios y generando, además de la muerte de 2 personas y otras 800 heridas, la parálisis parcial del país. 

2

Elecciones

4 palabras para entender qué es lo que está pasando en Bolivia

El artículo 166 de la Constitución boliviana plantea: “Será proclamada a la Presidencia y Vicepresidencia la candidatura que haya reunido el 50% más uno de los votos válidos; o que haya obtenido un mínimo del 40% de los votos válidos con una diferencia de al menos 10% en relación a la segunda candidatura”. 

Esa era la pregunta del domingo. Después de tres elecciones en los que la victoria de Morales fue por demás contundente, el 20 de octubre existía la posibilidad de que el mandatario no lograra la cantidad de votos requeridos para ganar en primera vuelta. 

¿Qué pasó? Tras una carga única e inicial de los datos que ocurrió ese mismo domingo, el escenario mostraba una tendencia hacia el ballotage: el candidato Morales alcanzaba el 45,28% de los votos (2.256.603) en tanto que Mesa el 38,16% (1.901.891) de las voluntades.

Pero esa carga de datos no se continuó, después fue suspendida y posteriormente reanudada. En ese proceso, para cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) actualizó la Transmisión de Resultados, los datos mostraban que Evo gana en primera vuelta con el 46,86%, sacándole de esta manera y por tan solo el 0,13% del margen requerido, los 10 puntos porcentuales a Mesa (36,73%). Evo Presidente.

3

Evo

4 palabras para entender qué es lo que está pasando en Bolivia

Hablar de política y hablar de Bolivia es hablar de Evo Morales. Decididamente quien iniciara su tránsito político desde el sindicato cocalero es la figura más importante en la historia del país. 

En 14 años de gestión, el analfabetismo se redujo del 13% al 2,4%; la esperanza de vida ascendió de los 64 a 69 años y la participación de las mujeres (titulares) en el plano legislativo pasó del 13,85% al 52,40% en tanto que el país creció ininterrumpidamente a tasas superiores a las de la región. 

Pero también son esos 14 años los que generaron un desgaste ilustrado en el pisoteo del referéndum convocado por él (21-F) que imposibilitaba su candidatura, la falta de renovación de las primeras líneas de su partido y la paulatina radicalización de un discurso muchas veces planteada y dirigido a la oposición en términos  de “Patria o muerte”. 

4

Radicalización

4 palabras para entender qué es lo que está pasando en Bolivia

En tres semanas, la representación espontánea de la oposición movilizada en departamentos como Potosí o Santa Cruz de la Sierra y manifestando su descontento quemando los Tribunales Electorales locales ha tenido una intensificación desde su discurso y accionar. 

En las últimas jornadas, la oposición a Evo Morales sufrió una suerte de fractura y se dividió entre las figuras de Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, presidente del comité cívico de Santa Cruz de la Sierra. 

El primero se mantuvo en su reclamo inicial a partir del cual desde su espacio, Comunidad Ciudadana, exigen nuevas elecciones, además de la renuncia de los miembros del Tribunal Supremo Electoral.

Por el otro, desde un enfoque más radicalizado, Camacho, quien anunció la decisión conjunta con otros comités de darle 48 horas al presidente para que abandone el poder, al tiempo que considera que el país vive en un “régimen socialista dictatorial”.  

Osea que el panorama para una eventual resolución es por lo menos desfavorable. Ante una oposición en términos políticos democrática, estamos viendo surgir la línea representada por el cruceño Camacho, revanchista, racista y violenta.

Habrá que seguir de cerca la evolución de los hechos, pero lo cierto es que con el correr de los días, la solución parece cada vez más lejana. 

Comentarios