Actualidad MEMORIA ACTIVA

5 libros para conmemorar el día del Holocausto

El 27 de enero de 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, Auschwitz-Birkenau. Creemos que una de las mejores formas para recordar el horror y que no se repita es manteniendo firme la memoria y... ¿qué mejor que a través de la literatura?

1. Si esto es un hombre (Primo Levi)

El libro que inaugura la trilogía que Primo Levi dedicó a los campos de exterminio, surgió de las experiencias que Levi vivió durante los días de horror en Auschwitz. El autor escribe que la principal preocupación de los prisioneros era que, de sobrevivir, nadie creería la atrocidad de la historia vivida. 

2. La Esperanza es la Última en Morir (Halina Birenbaum)

El libro narra con un lenguaje sencillo pero conmovedor las experiencias de la autora, que al estallar la Segunda Guerra Mundial tenía 10 años y era estudiante en una escuela de Varsovia. Tras el estallido de la guerra, toda la familia fue deportada al gueto. Durante un tiempo, estuvo escondiéndose en un búnker. En mayo de 1943 fue deportada al campo de concentración de Majdanek. Vio el momento de la liberación en el campo de Neustadt-Glewe, donde fue trasladada al horror de Auschwitz y Ravensbrück. La mayoría de sus parientes más cercanos no sobrevivió a la guerra.

3. Los límites del perdón (Simon Wiesenthal)

Superviviente del campo de concentración Mauthausen, Wiesenthal fue un reconocido rastreador (o más conocido como "cazador) de nazis huidos desde el Centro de Documentación Judía de Israel. El mismo Adolf Eichmann (que fue capturado en Argentina y enjuiciado en Israel) o Karl Silberbauer, responsable del arresto de Ana Frank, fueron algunos de sus ‘trofeos’ más famosos. Llevó a los tribunales a más de 1.000 nazis. Este libro autobiográfico explora los límites del perdón. 

4. Escapar de Sobibor (Richard Rashke)

Sobibor era un campo de exterminio de la zona oriental de Polonia, entre Treblinka y Belzec. Aunque era el más pequeño de los tres centros, allí fueron gaseados 250.000 judíos. Incluso Mauthausen, Auschwitz o Dachau fueron menos eficientes que Sobibor, donde los que eran cruelmente arrastrados en trenes a ese campo eran asesinados en cuestión de 24 horas. Rashke cuenta cómo, en octubre de 1943, 600 cautivos se rebelaron, alentados por el ejemplo de los héroes del gueto de Varsovia, mataron a los oficiales y saltaron las verjas. 300 de ellos consiguieron llegar al bosque y sobrevivir. Algunos ofrecen su testimonio al autor.

 

5. El hombre en busca de sentido (Victor Frankl)

La obra maestra del psiquiatra y médico Victor Frankl es una autobiografía, en la que el psiquiatra vienés cuenta su experiencia de prisionero en los campo de concentración nazis. Allí hace un entretejido de sus vivencias y reflexiones existenciales. El shock inicial, la apatía posterior, la despersonalización, la crueldad de los ‘capos’ judíos, y el peso de la losa del sinsentido ya en libertad, son exploradas en este libro.

Comentarios