No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad INTERNACIONALES

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

Detenido desde el 7 de abril, el ex mandatario brasilero transita su condena con un fuerte respaldo popular y siguiendo de cerca las elecciones argentinas. 

Lula (73) fue condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Lula (73) fue condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Por: Daniel Maffey

Se cumplen 500 días del inicio de la condena que el juez Sergio Moro, hoy ministro de Justicia, impartió sobre el ex Presidente Lula da Silva, encontrado culpable por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Del 7 de abril a la fecha, en Brasil también pasaron cosas: ampliaciones y reducciones en los fallos, la victoria y asunción de Bolsonaro,  filtraciones de chats entre Moro y compañía, algunas de las tormentas en cuestión. 

En esta nota te refrescamos qué es el “Lava Jato”, quién es quién en la causa, los detalles que reveló la investigación encabezada por Glenn Greenwald y cómo siguen los principales referentes de la clase política brasilera los comicios en la Argentina. 

1

¿De dónde venimos y qué es el “Lava Jato”?

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

La operación Lava Jato representa la mayor causa sobre corrupción llevada a cabo tanto en la historia de Brasil como de América Latina. Comenzó en el año 2014 casi de casualidad cuando estaba teniendo lugar una investigación sobre una red de personas que lavaba plata en diversos Estados de Brasil, puntualmente mediante un lavadero de autos (Lava Jato = Lava Autos).

El caso llevó hasta la figura de Alberto Youseff, hoy preso (condenado a 20 años) quien con su testimonio dio inicio a un esquema de corrupción que presenta tres grandes actores.

1) Corruptores (las principales empresas constructoras de Brasil con Odebrecht a la cabeza); Corrompidos (directivos de Petrobras y la clase política brasilera) e intermediarios, puente entre unos y otros para negociar los números.

2

¿Quién es quién?

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

El alcance de esta investigación presenta una innumerable cantidad de implicados pero para los efectos de esta nota consideramos a aquellos que la investigación de “The intercept” ha puesto bajo la lupa.

De lo que se prometió es un extensísimo archivo, al momento se publicaron 6 informes que mezclan audios y capturas de pantalla sobre conversaciones de las que forman parte Sergio Moro (juez de la causa), Deltan Dallagnol (fiscal) y Carlos Fernando dos Santos Lima (fiscal).

Las investigaciones son encabezadas por Glenn Greenwald, la misma persona a la que el analista Edward Snowden le entregó los documentos que probaban el espionaje realizado por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

3

¿Qué publicó “The Intercept” Brasil?

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

Al momento se revelaron seis paquetes de conversaciones (vía Telegram) que darían cuenta de una estructura que se dedicó a perseguir al Partido de los Trabajadores (PT) y a Lula en el marco de un año electoral como el que acaba de pasar.

Evidencia que hay preferencias políticas sobre quien gane o pierda las elecciones. En sus chats hablaban abiertamente de que su objetivo era que el PT no ganara la elección así como sobre la posibilidad de entrevistar a Lula.

La primera reacción de Moro fue decir que no había hecho nada ilegal, punto que significó un reconocimiento implícito sobre la veracidad de todo lo revelado.

Lo que Moro pasa por alto es que ese "nada ilegal" es en verdad una violación al artículo 254, inciso IV, del Código de Proceso Penal brasileño. 

Es desde acá que las presiones del equipo de abogados de Lula han ganado peso al menos de lo mediático pero sin grandes avances en el el terreno legal. 

4

El caso Lula Da Silva

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

Por el caso que derivó en su detención, Lula (73) fue condenado en diferentes instancias: Inicialmente a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Sin embargo, la pena aumentó a 12 años y un mes de prisión tras el fallo del Tribunal Regional de la 4ª Región y se terminó reduciendo a 8 años y 10 meses tras el fallo del Tribunal Supremo. Está preso desde el 7 de abril de 2018.

En concreto, el expresidente fue hallado culpable de aceptar sobornos por US$1,1 millones de la constructora OAS.

Con la misma flexibilidad que su condena es que quien gobernara Brasil entre 2003 y 2010 afronta otras acusaciones en el marco del "Lava Jato" en los que se lo acusa de corrupción, obstrucción a la Justicia y lavado de activos , entre otros cargos.

En esta linea resaltan los casos derivados del Lava Jato como el de Cerveró, del Banco Nacional de Desenvolvimento Económico e Social (BNDES), por el Instituto Lula, Sitio de Atibaia, Automotrices y  cazas Gripen. 

5

Lula, Bolsonaro y las elecciones argentinas

500 días de Lula da Silva preso: Lava Jato, Telegram y el futuro de la causa

De cara a las elecciones generales del 27 de octubre, el espacio que encabeza Alberto Fernández parece tener dentro del frente opositor a buena parte del Gabinete de Jair Bolsonaro, con el mandatario brasilero incluido. 

“Fernández-Kirchner obtuvo el 47% de los votos en el avance de las elecciones argentinas el domingo. Como resultado, el peso se depreció de 45 a 59, una pérdida del 30%; El riesgo país aumentó de 860 a 1800 puntos y las acciones perdieron el 50% de su valor”, señaló vía Twitter Bolsonaro. 

En esta línea se pronunció el canciller brasilero Ernesto Araújo quien comparó al candidato presidencial con una mamushka rusa: “Está Alberto Fernández, lo abres y está Cristina Kirchner, la abres y está Lula y después Chávez”. 

Como contrapunto, la respuesta de Fernández no tardó en llegar: “Con Brasil nos vamos a llevar espléndido, Bolsonaro es una coyuntura. Yo respetaré la institucionalidad brasileña pero no tengo nada que ver nada que ver con él. Celebro que hable mal de mí un racista, un misógino, un violento, un tipo que celebra la tortura sobre Dilma Rousseff”. 

Comentarios