No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad Economía

7 claves para entender qué pasa con el dólar

El dólar viene de jornadas movidas y la incertidumbre reina el panorama: aumentó 4% el jueves, bajó el viernes y este lunes cerró en alza otra vez. ¿Cuáles son las tensiones que se abren? 

7 claves para entender qué pasa con el dólar

7 claves para entender qué pasa con el dólar

Por: Candelaria Botto

1

¿Qué paso la semana pasada?

La divisa empezó a acelerarse el martes y el jueves el dólar llego a los $43,50. Las alarmas empezaron a sonar y el Banco Central activó las pocas herramientas que tiene para que el viernes la divisa cerrara a $42,20. Hoy el dólar abrió a la baja pero cerró finalmente a $42,30 en el banco Nación. 

Fuente: banco Nación

El porqué del incremento viene de la mano de un aumento "inusual" de la demanda de dólares que el Central no pudo neutralizar por tener las manos atadas por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. ¿Y qué pasaría si entrara en nuestro mercado cambiario algún fondo de inversiones fuerte? Es un riesgo posible que por ahora no tiene solución.

2

Dólar 2019

Si bien el año comenzó con una relativa pax cambiaria el dato de inflación mensual de enero hizo temblar el panorama. Pese a los pronósticos oficiales y de las consultoras la inflación se volvió a acelerar y las estimaciones se recrudecieron. 

 

Ante la incertidumbre gana el dólar. Se había logrado bajar la tasa de interés hasta el 44% (que igual es un valor muy alto en términos nominales) pero la presión de demanda hacia el dólar hizo que rápidamente escalara. Ahora está casi en 58% y continúa subiendo. 

Muchos especialistas aseguran que, nuevamente, el Central actúo tarde. En febrero ya el dólar acumulaba un alza de casi el 5% y empezó marzo envalentonado. Sólo el jueves sumo 4,3% y la intervención de la entidad monetaria logró que bajará en el cierre de la semana. 

Sin embargo, el saldo de la semana fue un aumento del 3,2% en el valor del dólar, dejando al peso como la moneda más devaluada entre las economías emergentes.

3

El Central y la campaña

Las herramientas del Central son pocas, en el esquema de la zona de no intervención el dólar tendría que superar los $50 para que el organismo salga a vender divisas para controlar su precio. Pero no se queda de brazos cruzados hasta que pase eso e interviene de otras maneras. El costo político de un dólar a $50 es muy alto, nadie esta dispuesto a eso.  

Para calmar la fiebre de dólares Sandleris mantiene el control sobre la tasa de interés y la apuesta sigue siendo a la sequía monetaria. De fondo está la idea de que pocos pesos circulando van a frenar la inflación y controlar la euforia verde.

Enero muestra los límites de querer controlar la inflación con la caída de la actividad económica pero, con la firma con el FMI, ¿qué otras herramientas tiene?

También usó la operación de venta de dólar futuro, algo polémico en términos políticos pero una de las pocas herramientas que el Fondo parece aprobar. 

4

La tasa de interés, el límite del modelo

Era un logro, magro pero logro, de la gestión de Sandleris la tendencia a la baja en la tasa de interés que convalida diariamente en cada licitación de Leliqs. Hasta el 14 de febrero la tasa fue bajando y llegó al 44%, esto paso mientras el dólar se movía por debajo de la zona de no intervención y el Central compraba reservas. Mucho ha cambiado en este corto tiempo.

 

La presión sobre el dólar hizo que el Banco Central desandara todo este camino y terminemos con una tasa 14 puntos porcentuales más alta en menos de un mes. Hoy la tasa se ubica casi en 58% y subiendo.

¿Qué quiere decir esto? Que se debe garantizar una rentabilidad de casi el 60% anual para que los capitales se queden en pesos y no se pasen al dólar. 

Los efectos en la economía real son los conocidos: plazas secas y recesión. La tensión entre mantener la estabilidad del dólar y no ahogar la economía esta más viva que nunca, con un año electoral que marca los tiempos de la agenda. 

5

La esperanza en la cosecha y el terror a las silobolsas

El mercado cambiario pide dólares y los pide ya. El 19 (próxima semana) sería el primer desembolso del año del acuerdo stand-by del FMI y también se espera que entren las divisas producto de la "supercosecha". 

Si la cosecha se liquida, entonces esos dólares podrían hacer frente a la presión de demanda de la divisa pero las silobolsas (que pueden guardar la producción por dos años) aparecen como una posibilidad concreta. Si se cree que el dólar va a subir ¿porque liquidarían ahora lo que en unos meses les puede traer mas ganancias?

6

Sica vs Dujovne: La economía real vs Las finanzas

Mantener estable el dólar con una tasa de interés que profundiza la crisis parece ser la estrategia elegida en la gestión Sandleris. Pero la inflación no cede y la realidad económica no ayuda. 

La recesión pone en jaque la posibilidad de cumplir con el déficit primario cero y el aumento del tipo de cambio deja un PBI cada vez más comprometido por la deuda externa. La bola de Leliq ya es de casi mil millones de pesos y el pago de intereses mensuales llegan a los $40 mil millones. La luz al final del túnel esta cerca de no verse. 

7

El permiso del Fondo

5 millones de dólares fueron las que dejaron que la divisa subiera más de un 4% el jueves pasado. Algo fácilmente evitable con un Banco Central atento, pero el problema no es de atención sino de contrato. La gestión de Sandleris esta atada de pies y manos por los acuerdos firmados con el FMI.

 

En un año electoral el reclamo por mayor libertad esta más que presente pero se choca de lleno con la tradición histórica del Fondo de no permitir intervención y dejar la realidad a la suerte del mercado.

El jueves Dujovne se juntará con el FMI en vistas de que la próxima semana deberían entrar u$s10.840 millones. La reunión en Washington busca traer certidumbre sobre el apoyo del Fondo a la economía argentina y tal vez una resolución más explicita sobre la operación de dólares futuros como intervención del Central.

Comentarios