No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

¿Cuándo volveremos a viajar?

Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

Actualidad

¿Cuándo volveremos a viajar?

El sector vive una profunda crisis por efecto de la pandemia de coronavirus, sin embargo, no faltan las ofertas ni el deseo de planear las próximas vacaciones.

Por: Rocío García

¿Hablar de turismo y vacaciones en medio de una pandemia? Claro, para muchos puede resultar un disparate pensar en viajar cuando por estos días quedan tantas cosas por resolver, como el hallazgo de una cura o tratamiento para el coronavirus (COVID-19), el final de la cuarentena, que los chicos retomen las clases en las escuelas, que los cumpleaños vuelvan a llenarse de abrazos y dejen de lado las pantallas.

Pero para aquellos que tienen el corazón esperanzado y eligen aferrarse a la idea de que todo esto -un poco más temprano, un poco más tarde- va a pasar, no es descabellado pensar en el deseo de volver a viajar. Incluso para los recién casados que -desilusionados- debieron cancelar su luna de miel y mudarla del Caribe al balcón, para la quinceañera que deberá esperar un poco más para conocer Disney, para los egresados que tendrán que contener sus ganas de esquiar en Bariloche, o para las amigas de toda la vida a las que, otra vez, se les frustraron los planes de reencontrarse en Las Vegas.

Atardecer en el Glaciar Perito Moreno. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

"El turismo es el sector más castigado de toda la actividad económica. Es el primero que paró y el último que se va a reactivar. Y todo va a depender del motivo por el que salgamos de la pandemia. Si es por una vacuna, será como la gripe y quienes se vacunen evitarán la posibilidad de enfermarse y eventualmente morirse. Pero si yo voy y te digo que la vacuna va a salir dentro de dos años, se retoma la actividad turística y vas a tener que llegar a un destino y hacer una cuarentena de 14 días para después salir a recorrer, ¿a dónde vas? A ningún lado", se pregunta y autoresponde Aldo Elías, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), en diálogo con Filo.News.

Y los números no hacen más que darle la derecha. Es que según la Organización Mundial de Turismo (OMT), de los 217 destinos turísticos de todo el mundo, hay 156 (un 72%) que cerraron por completo sus fronteras, mientras que la crisis podría desencadenar una pérdida anual de entre el 60% y el 80% respecto del 2019, sin dejar de lado que el turismo representa el 10,3% del PIB (Producto interno bruto) mundial, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTCC, sus siglas en inglés).

Paleta de colores en los cerros de Purmamarca. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

La difícil tarea de poner una fecha

"El cálculo más optimista es que el año 2020 está perdido y los más pesimistas hablan de dos a tres años para recuperar la actividad", advierte el dirigente. 

Pero enseguida, hilvana un hilo entusiasta que permite -al menos- bajar un poco los pelos de punta. "Nosotros estamos apuntando a que no se pierdan las vacaciones de invierno. Porque hay algunos destinos, como los del sur, que dependen tanto del período de vacaciones de invierno que esto no sólo afecta a todas las empresas turísticas, sino a toda la economía regional", señala. Y continúa: "Al mismo tiempo, vemos que muchas provincias del país tienen la situación totalmente controlada. Entonces estamos pensando en un corredor turístico que abarque las provincias que están en la misma situación sanitaria y en las que pueda haber transporte terrestre, aéreo y que también pueda trabajarse con todas las medidas sanitarias que plantea el Ministerio de Salud, respetando las distancias mínimas y no asistiendo a eventos multitudinarios".

En la búsqueda por tratar de trazar una línea verde en el calendario que marque el visto bueno para el regreso de los viajes, Francisco Vigo, el Country Manager de Almundo, basa sus expectativas en dos factores. "La reactivación del sector irá de la mano de la decisión del Gobierno en cuanto a la extensión de la cuarentena y del reinicio de las operaciones de nuestros proveedores. Si bien no hay certezas, estimamos que esto será el último trimestre del año", sostiene.

Barreal de San Juan, un verdadero paraíso andino. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

Atado a esta situación, el siguiente eslabón de la cadena lo integran aquellos que ya tenían viajes programados o reservas hechas en medio de la crisis.

Desde Almundo cuentan que las consultas diarias aumentaron 1.000%: reciben una cada 10 segundos, estallaron sus redes sociales con 22 mil mensajes en 168 horas y al Whatsapp de Emergencias llegan más de 1.000 casos por día.

Además, indicaron que entre marzo, abril y mayo debieron hacer más de 80.000 reprogramaciones, mientras que muchos clientes -en su mayoría con pasajes para el exterior- decidieron dejar abierto sus tickets para reprogramarlos cuando definan una nueva fecha. Y es más: aunque son una minoría y a más de uno lo sorprenda, hay gente que consulta y compra algún viaje para los últimos meses del año.

Cataratas del Iguazú, la maravilla mundial que nadie quiere dejar de conocer. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

Pasaporte, valijas y la lista de nuevos hábitos

Como sucedió con buena parte de las cotidianidades de la vida, los hábitos a la hora de las travesías tampoco serán los mismos durante y después de la era del coronavirus. De hecho, hay varios protocolos sobre la mesa en los que trabajan diferentes sectores turísticos, mientras que la OMT está desarrollando un nuevo pasaporte de salud -por medio de una aplicación- que los pasajeros deberán presentar antes de embarcar.

"Argentina va a tratar de tener un protocolo propio, nacional y con varios capítulos que abarquen la hotelería, gastronomía, agencias de viajes, guías de turismo. Que se aplique desde Tierra del Fuego hasta Jujuy, pero que pueda tener ciertos apartados para cada región en especial, porque el protocolo vinculado a la nieve no va a ser el mismo que el de los Valles Calchaquíes", ejemplifica el titular de la CAT.

El paisaje infinito del Calafate. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

Y añade: "El turista tiene que sentirse seguro de que cuando se suba a un auto y recorra cuatro provincias, no le pidan cuatro protocolos distintos porque entonces eso va a afectar la esencia de la actividad turística que requiere de previsibilidad y confianza".

Los viajeros comenzaron a marcar una tendencia hacia las búsquedas de rentadoras de autos, explica Vigo, quien coincide con Elías y también vislumbra una mayor preocupación de la gente por contar con servicios de asistencia al viajero.

Otros, en cambio, miran con buenos ojos algunas de las tentadoras ofertas que comenzaron a circular por estas semanas en diferentes partes del mundo. Por ejemplo, la isla de Sicilia, al sur de Italia, ofrecerá pagarle a los turistas parte del vuelo y hospedaje, mientras que en Cancún hay 2x1 en paquetes turísticos.

Las playas de Cancún embellecen el Caribe mexicano.

La oportunidad argentina

Que el sector se encuentre paralizado no quiere decir que quienes trabajan en él estén de brazos cruzados. De hecho, los distintos puntos turísticos a lo largo y a lo ancho de la Argentina deben empezar a prepararse para asumir su rol como protagonistas en el partido de la reactivación.

Porque más allá de la realidad que vive Buenos Aires, por lejos la provincia más complicada por la pandemia, el resto del país está parado en condiciones favorables para empezar a pensar en el reinicio de la actividad turística, partiendo de la base que, en principio, será lenta y sólo para destinos nacionales.

"Lo primero que vamos a tratar de desarrollar es el turismo local dentro de cada ciudad o provincia, es decir, Córdoba para los cordobeses, Catamarca para los catamarqueños, Tucumán para los tucumanos... Si eso funciona y hay dos provincias pegadas que tienen similitud de condiciones sanitarias, entonces que intercambien viajeros", señala Elías.

El Chaltén, un rincón mágico en la Patagonia argentina. Foto: gentileza Lucía Coronel (Instagram @coronel.lucia_)

Después será el turno del turismo regional, aunque en este punto se abre una paleta de opciones más amplias, de controversias e intereses. Es que primero tendrán prioridad aquellos países de Latinoamérica que están en una situación similar o mejor a la de Argentina, como Uruguay y Paraguay. Pero ¿quién garantiza que esos países querrán poner en riesgo su tranquilidad para recibir turistas extranjeros?

Mucho más lejos están Brasil, Perú o Chile, los tres países sudamericanos más complicados por brote de la enfermedad. Incluso Estados Unidos, que entre Miami y Nueva York tiene dos de los destinos más preferidos por los argentinos, y que recientemente acaba de cerrarle las fronteras al país vecino presidido por Jair Bolsonaro, una decisión que podría tener coletazos por estos pagos.

¿Hablar de turismo y vacaciones en medio de una pandemia?... ¿Por qué no? Al fin y al cabo, se trata de empezar a viajar imaginariamente desde el momento en el que se elige un destino, se miran fotos y se buscan excursiones para divertirse. En definitiva, empezar a disfrutar del viaje desde la planificación, a la espera de que pueda concretarse. Aunque para eso todavía haya que esperar un rato más.

En esta nota:

Comenta esta nota