No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cuidado personal y estético: cómo se reinventó esta industria en cuarentena
Actualidad

Cuidado personal y estético: cómo se reinventó esta industria en cuarentena

Cuando empezó el aislamiento, ¿te propusiste “aprovechar” el tiempo que ibas a estar en casa para cambiar hábitos y cuidarte más? ¿lo hiciste?. Los que trabajan en esta industria tuvieron que adaptarse para subsistir y en esta nota nos cuentan cómo lo hicieron.

Por: Agustina Lascano

La cuarentena cambió la vida de todo el mundo. Cambiamos la manera de relacionarnos con nuestros seres queridos, nuestra modalidad de trabajo, la forma de comprar cosas, TODO. Nuestra rutina dio un giro rotundo y después de tres meses y medio a algunos nos sigue costando adaptarnos a esta “nueva normalidad”.

Entre las cosas que más extrañamos están las salidas más simples como las juntadas con amigos, almuerzos en familia y hasta salir a caminar. Pero también nos hacen falta algunas actividades no esenciales que pensamos que no íbamos a necesitar. Entre ellas están las del rubro del cuidado o la estética como la depiladora, peluquería, manicura, tratamiento de depilación definitiva, lifting de pestañas y muchísimas más. Cuantas actividades que creíamos esenciales no son consideradas de esa manera, ¿verdad?

Peluquería: uno de los rubros más solicitados en pandemia│Foto: Solo Las Puntas

Peluquería: uno de los rubros más solicitados en pandemia│Foto: Solo Las Puntas

"Los primeros dos meses de cuarentena subieron mucho las ventas. La gente empezó a invertir más tiempo y dinero en sus rutinas de cuidado de la piel", cuentan desde SACHI.

Los consumidores cambiaron la forma de consumir y los comerciantes, la forma de vender. Las páginas de ventas online a veces están caídas y las empresas de envíos colapsaron y hay más demoras que en aquellos días cuando la cuarentena no existía (qué lejano quedó eso, ¿no?). Poco a poco, todos nos fuimos adaptando a esta manera de consumir online. Si bien muchos comercios estaban acostumbrados a vender de esa forma, otros tuvieron que reinventarse para poder seguir funcionando.

¡A reinventarse!: la adaptación de los comerciantes a la cuarentena

Desde hace un año, Julieta tiene SACHI, "un emprendimiento de tratamientos cosméticos 100% naturales para el cuidado personal y ambiental". Cuando comenzó la pandemia, en SACHI tuvieron problemas con la producción porque usan materiales importados: "Eso nos llevó a reinventar algunos productos". También tuvieron que modificar la logística de entregas e implementar el uso de aplicaciones de mensajería.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de S A C H I (@sachi.naturalmade) el

Mies nació hace 10 años en una reunión de amigos. Tienen siete tiendas en todo el país y un laboratorio donde elaboran productos cosméticos veganos y cruelty free como shampoo sólido, acondicionador, espumas de baño, mascarillas, desodorante y muchísimo más. Estuvieron atentos al avance del coronavirus en el mundo y desde febrero se prepararon intensificando las medidas de higiene en el laboratorio y trabajando en turnos de menos personas. 

Mies vende a través de la tienda online│Foto: gentileza Natalia Wachs Prensa
Mies vende a través de la tienda online│Foto: gentileza Natalia Wachs Prensa

"La dedicación y el vínculo que solemos tener con los clientes que se acercan a los locales (que ahora están cerrados), lo pudimos trasladar a la interacción por redes sociales", cuentan desde Mies. La marca ya contaba con un servicio de venta online y lo único que tuvieron que hacer es redireccionar a sus clientes a esa plataforma.

Aromaser también es un comercio que vende productos cosméticos eco-friendly y es manejado por María Eugenia y Manuel. La cuarentena los agarró con una mala temporada de verano y el aislamiento empeoró su situación económica. "Decidimos fabricar un jabón líquido desinfectante y hacer una campaña a beneficio de una ONG del barrio Carlos Mujica (Villa 31): el dinero de la venta de jabones estaría destinado a fabricar jabones para los chicos del comedor del barrio", cuentan. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Aromaser (@somosaromaser) el

Pero sabían que con eso no alcanzaba y apuntaron a las redes sociales: "Contratamos los servicios de una agencia de publicidad y estamos trabajando fuertemente para hacer un rebranding de la marca", reconocieron y ahora están viendo los resultados.

Hay servicios que cuesta más que se adapten, aquellos que requieren el contacto con el cliente como la peluquería, depilación, manicuría y pedicuría y otros tratamientos. Por eso fue que a Tamara, dueña de la peluquería Solo Las Puntas, le costó tanto reinventarse: "No sabía qué hacer. Intenté atender online, pero es complejo pasarle todos mis conocimientos a alguien. Por más que pueda guiarlos, hay cosas que no se pueden transmitir, como la experiencia".

La peluquería está lista para abrir sus puertas│Foto: gentileza Solo Las Puntas
La peluquería está lista para abrir sus puertas│Foto: gentileza Solo Las Puntas

"Me puse a vender productos de peluquería. Esto hace que pueda pagar el alquiler de mi casa y de la peluquería. Los vendo por el Instagram de la peluquería donde además doy tips de cosas que sí pueden hacerse solos en sus casas. Sigo en contacto con mis clientas ayudándolas con lo que tengo a mi alcance", contó Tamara sobre cómo puede seguir generando ingresos a través del cuidado del pelo.

Resultados de la reinvención

En Solo Las Puntas, Tamara recibió muchas consultas durante la cuarentena: "La cantidad de gente que se está haciendo cosas sola en la casa es increíble", cuenta la peluquera que intenta asistir a sus clientes a través de consejos por videollamada y vende productos de calidad profesional. Si bien intenta aconsejar, admite que es complicado y que ya tiene todo listo para cumplir el protocolo de seguridad e higiene en su peluquería: alcohol en gel, barbijos y hasta dejar los zapatos en la puerta.

"Los primeros dos meses de cuarentena subieron mucho las ventas. La gente empezó a invertir más tiempo y dinero en sus rutinas de cuidado de la piel. Este último mes tuvimos una caída contundente en las ventas. Algunos clientes no llegan a fin de mes", cuentan desde SACHI. Lo que se mantiene estable es el crecimiento de sus redes sociales y las consultas de potenciales clientes.

Desde Mies reflexionan que "la cuarentena llevó a que más personas comenzaran a tener más tiempo para cuidarse, mimarse y relajarse". Remarcan el uso activo de sus redes sociales donde reciben "consultas sobre productos y modos de uso": "Las redes sociales nos permiten tener una comunicación permanente con nuestro clientes".

Aromaser atravesó una situación difícil, pero lograron salir fortalecidos. A través de la venta online que tuvieron que habilitar por la cuarentena, lograron multiplicar sus ventas: "Aumentaron las ventas por el trabajo que hicimos con la agencia de publicidad. Pero de no haber contado con esta posibilidad, nuestra historia hubiese sido muy diferente".

Con la llegada de la cuarentena y la obligación de quedarnos en nuestras casas, pensamos que íbamos a tener tiempo para hacer cosas que antes no podíamos por nuestra rutina laboral, de estudio o vida social. ¿Cuántas cosas dijimos que íbamos a hacer para aprovechar que estamos en casa? ¿A cuántas le dimos continuidad?. Muy pocas, ¿no?

"Hagamos esas cosas que siempre quisimos hacer"

Si está dentro de nuestras posibilidades económicas, quedémonos en casa y cuidémonos. Hagamos esas cosas que siempre quisimos hacer como una rutina de limpieza facial, incorporar hábitos sustentables y ayudemos a los emprendedores que están atravesando un momento complicado y están haciendo de todo para reinventarse.

En esta nota:

Comenta esta nota