Deportes FÚTBOL INTERNACIONAL

El día que San Marino dejó en ridículo a Thomas Müller

El jefe de prensa del débil conjunto europeo le respondió con orgullo al delantero campeón del mundo, luego de que este menospreciara el enfrentamiento entre Alemania y San Marino que terminó 8 a 0.

El delantero del Bayern Munich, Thomas Muller es un sujeto que ha tenido a lo largo de su carrera declaraciones descalificadoras para con equipos y rivales de menor jerarquía a los que se enfrentó, pero en este caso jamás se esperó la respuesta desde San Marino que lo ridiculizó y fue celebrada en todo el mundo.

Luego de que la selección campeona del mundo en Brasil 2014 aplastara al combinado azul por 8 a 0, Muller fue consultado sobre el encuentro y declaró que “Jugar contra San Marino no tiene nada que ver con el fútbol profesional”, luego agregó que es un “riesgo innecesario” que se detenga el fútbol de liga para estos encuentros. Finalmente afirmó que entienda que para sus rivales “sea muy importante jugar con el campeón del mundo”.

Ante estas declaraciones que no cayeron nada bien, Alan Gasperoni, jefe de prensa de la federación de fútbol del local, respondió con altura en un comunicado los dichos de Muller con 10 puntos que generaron apoyo de los medios de prensa y el público del fútbol, incomodando al delantero.

El comunicado de Gasperoni:

“Querido Thomas Müller,

Tienes razón. Los partidos como el del viernes no sirven para nada. A ti no te sirve venir hasta San Marino casi gratis en un fin de semana en el que podrías quedarte con tu mujer en el sofá de tu casa de lujo o, quién sabe, podrías haber participado en algún evento organizado por patrocinadores ganando miles de euros. Yo te creo, pero me permito darte 10 buenos motivos por los que pienso que el partido San Marino-Alemania fue muy útil y quizás lo reflexiones y me digas tu opinión.

1.- Sirvió para demostrarte que ni siquiera contra equipos malos como el nuestro puedas anotar un gol. Y no digas que no te enojaste cuando Simoncini impidió que marcaras.

2.- Sirvió para hacer entender a tus dirigentes (díselo a Beckenbauer y Rummenigge) que el fútbol no es de su propiedad, sino de todos los que lo aman, entre los cuales, quieras o no, estamos nosotros.

3.- Sirvió para recordarle a cientos de periodistas de toda Europa que aún existen chicos que siguen sus sueños y no sus reglas.

4.- Sirvió para confirmar que los alemanes no cambiarán nunca y que la historia nos ha enseñado que la prepotencia no siempre es garantía de victoria.

5.- Sirvió para mostrarle a 200 niños de San Marino que siguieron el partido por qué sus entrenadores les piden siempre el máximo esfuerzo. Quién sabe si un día su sacrificio se vea recompensado con un partido contra los campeones del mundo.

6.- Sirvió para que tu Federación (y también la nuestra) recibieran dinero de los derechos de televisión, con los que, además de pagar por tu problema, se pueden construir instalaciones para niños en tu país, escuelas de fútbol, estadios más seguros… Te cuento un secreto, nuestra Federación construirá un nuevo campo de fútbol en un pueblito perdido llamado Acquaviva. Tú habrías podido construirlo con seis meses de tu sueldo, nosotros lo haremos con los derechos de los 90 minutos de partido.

7.- Sirvió para que un país tan grande como un sector de tu estadio en Munich saliera en los periódicos por un buen motivo, porque un partido de fútbol siempre es un buen motivo.

8.- Sirvió para que tu amigo Gnabry debutara con la selección con tres goles. Ahora puede pedir al Werder una renovación de contrato al doble de lo que gana ahora.

9.- Sirvió para que algún sanmarinense triste recordara que tenemos una selección verdadera.

10.- Sirvió para mostrarme que aunque vistas el modelo más bonito de camisetas de Adidas, por debajo, siempre seras de esos que se ponen medias blancas con las sandalias”.

La repercusión de los dichos de Gasperoni fueron tan grandes que en poco tiempo logró más de 25 mil “me gusta” y fue compartido 8 mil veces por los seguidores, demostrando que el éxito de un jugador va más allá de la línea de cal y que un equipo no es solo eso, sino una nación que no se sintió respetada.

Comentarios