No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

25 años de

25 años de "Friends"

Cine y Series

Friends y el cambio generacional: ¿la serie identifica a la juventud actual?

La serie es considerada como "machista" por muchos jóvenes y refleja un modo de vida lejano al actual, inmerso en redes sociales y tecnologías. ¿Por qué nos sigue gustando? ¿Qué pasará a futuro? Filo.News habló con un periodista y una socióloga para conocer la respuesta.

Te acostás y prendés la tele pero no sabés que podés ver, ponés un capítulo de Friends. Terminaste de rendir un parcial y querés despejar tu cabeza, ponés un capítulo de Friends. Porque el “mirar nuevamente” nunca te detuvo, ponés un capítulo de Friends. Y así sucesivamente. 

Hoy se cumplen 25 años de la llegada de “Friends” a la televisión, la serie creada por David Crane y Marta Kauffman e integrada por un elenco de primer nivel: Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer.

Con el paso de los años, y gracias a su llegada a diferentes plataformas como Netflix, las vivencias del grupo de amigos se extendieron por todos los rincones del mundo, ya sea el famoso “How you doin'? de Joey o el “Unagi” de Ross. Sin dudas, marcó un antes y un después en la historia de las series, y llegó a convertirse en un fenómeno cultural global.

Sin embargo, en la actualidad tras el cambio generacional y cambio de época, muchos millennials y centennials le pusieron un freno al éxito y se animaron incluso a cuestionar su contenido. ¿A qué se debe? ¿Logra identificar a la juventud actual y a las nuevas audiencias? Para comprender más detalles, Filo.News habló con Federico Carestia, periodista redactor en Cinéfilos y creador del canal de Youtube “Mirá a quien me encontré”, y con Fabiana Solano, socióloga, periodista especializada en cultura pop juvenil y productora de Ultrabit. 

¿Por qué “Friends” tiene tanto éxito?

25 años de "Friends"

Según estima el diario El Confidencial, diariamente, en todo el mundo, se consumen una media de 16 millones de capítulos de la serie. En 2015 fue elegida como la mejor serie de todos los tiempos por The Hollywood Reporter. En 2018 Variety indicó que la serie es la más maratoneada de la historia, es decir, que se ven cuatro capítulos en un lapso de 25 horas. Según informó The Wall Street Journal, tomando como base los datos de Nielsen, Friends es la segunda serie más vista de la plataforma de Estados Unidos; entre 2017 y 2018 los usuarios de Netflix vieron 31.800 millones de minutos de la serie. Los datos hablan por sí solos.

¿A qué se debe este éxito? Principalmente a la identificación del público con cada uno de los personajes de la serie. Así lo consideran los entrevistados, quienes indican que Chandler, Joey, Rachel, Monica, Ross y Phoebe presentan rasgos característicos diferentes y con perfiles que buscan identificar a diferentes públicos.

Pero además, se conectan con las vivencias y experiencias que uno atraviesa en la vida real: “Refleja una forma de vivir o intentar ver qué significa vivir, qué queremos hacer con nuestras vidas. Es muy básica la premisa de Friends: amistad, amor, trabajo, saber que no todo está resuelto, cómo lidiar con los problemas más básicos como no tener laburo y tener que pagar el alquiler, vas a ser papá, por eso sigue siendo tan importante”, indica Carestia.

Luego, añade: “Es un fenómeno cultural porque a pesar de ser una serie yankee, ambientada en Nueva York, en un grupo de amigos de casa media alta, terminás conectando igual, porque tocan tópicos universales (...) Logró captar un momento de gente que tenía 20, 30 años y proyectarlo en historias del cotidiano”.

Así lo entiende Solano, quien concuerda: “La clave por la que Friends sigue vigente en la actualidad es que es un modelo que genera identificación muy fácil (...) Las problemáticas que trabaja son reales, que tienen que ver con un momento de la vida, el pasaje de la infancia a la adultez, el ingreso al mercado laboral, y la neurosis que provoca, las contradicciones, los cambios de perspectiva. Los personajes crecen junto con la audiencia, los que la vimos trasladamos nuestros momentos de la vida con lo que pasa a la serie, muestra el lado humano, vulnerable. Eso es lo que la hace un éxito que trasciende en el tiempo. Es un modelo estándar que atraviesa muchas culturas y se vive en muchos países”.

“Para mi Friends es una serie fantástica, representó un modelo de época, una fotografía de la juventud de ese momento”, opina Solano.

“Sigue siendo vigente porque es un modelo atemporal, no está vinculado a un desarrollo histórico de Estados Unidos de ese momento, más allá de ciertos gestos simbólicos de época, es un guión ligado más al momento de la vida de las personas y no el momento histórico de un país. Cualquiera que creció con ese modelo puede identificar algún momento de su vida con alguna escena de Friends. Eso necesariamente genera empatía y eso hace que sea un modelo exitoso”, añade.

En la actualidad, ¿la serie identifica a la juventud?

25 años de "Friends"

Sin dudas todos conocemos a alguien que haya visto “Friends”, o aquella persona que la considera su serie favorita. Sin embargo, no se vive con la misma intensidad en las nuevas generaciones. Con el paso del tiempo la serie comenzó a ser cuestionada por muchos jóvenes en el mundo, principalmente por dos razones: la falta de identificación ante el cambio generacional y las reflexiones sobre el contenido “machista” de la historia.

Friends ya no define a nivel macro a la sociedad, a la juventud norteamericana, si puede haber algún sector que todavía se siente identificado, pero me parece que ya no, por eso la serie sigue siendo muy querida por gente que se crió con ella o que la sigue viendo y que tienen 30 o 35 hoy, pero no con los sub 20, sub 25”, opina el periodista. 

Tal es así que, según indicó el diario británico The Independent, la serie no consigue nuevas audiencias en Reino Unido porque quedan impactados por cómo aborda diferentes temáticas relacionadas a la identidad sexual y género. Además, en redes sociales muchos tildaron al programa como “sexista”, “machista” o “homofóbico”. ¿Es realmente así? 

“Yo creo que no es sexista ni machista. El discurso y cuestionamiento al machismo está muy presente desde el guión; lo que pasa en ese momento no estaba tan incorporado el sentido común la cuestión del feminismo. Hay que recordar que esa serie se filmó en los 90’, en ese momento todo lo que se discute ahora no estaba en agenda”, opina Solano.

Sin dudas, el auge del movimiento feminista permitió el desarrollo de una mirada más crítica con los productos audiovisuales. Así ocurrió en Argentina, con repudio a diferentes series antiguas como “Poné a Francella” y donde el movimiento de #NiUnaMenos se hizo escuchar en cada marcha y cada reclamo. Pero también, a nivel mundial y particularmente en Estados Unidos, el #MeToo cobró fuerza en Hollywood para luchar en contra del machismo. Todo eso claro, desde 2019. ¿Es justo juzgar a una serie de otra época bajo esta mirada social y política?

“Es muy difícil analizar una serie sacándola del contexto del que salió -opina Carestia y continúa- ¿machista? si, pero tiene que ver con la construcción de los personajes, no es que el mensaje de la serie es ser machista, tiene que ver con una época donde los lazos y la familia era lo más importante. Hoy los millennials tienen otra noción, mucho más fluida, no es algo tan blanco o negro, es algo más gris”, explica Carestia.

“Es difícil juzgarla con la lupa del 2019 de lo que es el feminismo y machismo”, indica Carestia.

Solano destacó que, en la serie, ocurren diferentes manifestaciones de los guionistas en contra de estos prejuicios, ya sea sobre el esquema tradicional de la familia y referencia a un matrimonio entre lesbianas -el caso de Ross, Carol y Susan-, referencia a personajes trans -la mamá de Ross-, que existe una equidad de género en cuanto a la cantidad de integrantes en el equipo -tres mujeres y tres varones-, aborda el debate de la maternidad -el caso de Phoebe-, la maternidad deseada o no -cuando Rachel considera si debería tener a su hijo- y que las mujeres ocupan cargos independientes. 

Frente a ese panorama, ¿puede considerarse machista la serie? “Friends puso en el foco de discusión un montón de temas que hasta ese momento en las series mainstream no se veían. Plantearlo como machista me parece un despropósito, es mirarlo desde una época actual que no corresponde”, asegura.

Para muchos, este panorama contribuye a un problema mayor con la serie: la falta de identificación que tienen gran parte de los jóvenes con su historia, con sus problemas, con los personajes. ¿A qué se debe esto? “Me parece que se cortó. Es muy raro ver un pibe de 25 o un poco menos que conecte con la serie de la misma forma que conectamos los que la vieron en su momento, o en los 90’. Me parece que hay una generación que perdió esa conexión, no es que no la entienden, pero no comparten el código. No digo que sean todos, hay pibes de 20 años que la ven y les encanta, no son la gran mayoría”, indica el periodista.

“Los millennials no conectan con la serie, y eso que soy millennial”, opina Carestia.

Por su parte, Solano explica: “La serie representa a la juventud norteamericana en los 90’, que es cuando se filmó, hoy en día y sobre todo después de la crisis de 2008 la juventud norteamericana no vive de esa manera, tiene muchísimos mas problemas que los que tenía con Friends. Hoy la desocupación ha aumentado, hay mucha más violencia, no es tan fácil alquilar un departamento en medio de Manhattan como ese momento, la tecnología ha  hecho que sea distinto. No representa la juventud de ningún lado actual”.

Asimismo, las relaciones en Friends se construyen sin ninguna red social de por medio: al estar creada en los ‘90, es una serie alejada de las redes sociales y del boom de la tecnología, sin mensajes de WhatsApp o sin alguna publicación en Instagram. ¿Es un punto a favor o en contra de la serie?

“No tienen redes sociales y es un poco la riqueza de la serie -opina Solano y agrega- los vínculos se generan de otra manera. Muchos capítulos de la serie tienen que ver con esto, con el misterio de los vínculos, el esperar el llamado, de no saber cómo presentarse. Hoy sigue trascendiendo por que genera empatía e identificación, todos vivimos momentos y contradicciones y eso no tiene que ver necesariamente con la tecnología”. 

“Los centennials han crecido en un mundo completamente distinto, ya han vivido y se han criado con otros imaginarios, con otro sentido común, con otras formas de ver los vínculos, otras formas de ver el consumo cultural y ya este tipo de series no lo representan, ya que en una serie no haya computadoras ni teléfonos celulares probablemente no los represente, o no tenga la rapidez o la dinámica en que se consumen en Youtube, con otras series que los representan más”, opina.

De cara a futuro: ¿qué va a pasar con la serie?

25 años de "Friends"

Por el momento, la serie sigue siendo una de las más vistas. Incluso, cuando Netflix anunció que la iba a sacar de su catálogo, se generó una amplia movida en Twitter para pedir que la deje un tiempo más, que extienda su contrato. Todos querían verla una vez más.

Aun así, la falta de identificación en la actualidad está presente en ellos y, principalmente, en las próximas generaciones: “Yo no creo que los centennials se vean representados en Friends. No comprenden la sexualidad de la misma manera que la comprendemos nosotros, tienen otro tipo de visión sobre el deseo, sobre la libertad del otro, tipos de vínculos, creo que Friends tiene en ese sentido un techo, que tiene que ver con la generación y con un tipo de vínculo que representa que ya con los centennials no encajan”, indica Solano.

"Yo no creo que los centennials se vean representados en Friends", opina la socióloga.

Frente a este panorama, ¿qué pasará a futuro con la serie? “Me parece que si va a seguir siendo un éxito, porque es una foto de una época, pero creo que no va a generar lo mismo de ahora en adelante que lo que generó con nosotros”, opina Solano. Por su parte, Carestia reflexiona: “Es una serie que va a seguir destinada a determinado grupo etario; los chicos hoy miran series están acostumbrados a ver series de otra manera, temporada mucho más cortas. Así que, para mi, puede que se vaya apagando la pasión por la serie”.

De todas formas, "Friends" siempre estará allí para cada persona que lo necesite: “Yo crecí viendo Friends, era más chica, hasta el día de hoy es la serie que más felicidad ha traído, me genera tranquilidad, alegría, me transmite que lo complejo de la vida también puede ser simple, y que las cosas lindas de la vida están, es un mensaje que da un poco de alivio a los que crecimos dentro de una sociedad que nos exige ser mucho más de lo que podemos, con padres que depositan expectativa sobre nosotros, Friends acoge muchas cosas de las que nos pasan como sociedad”, indica Solano.

Y vos, ¿qué pensás? ¿te sentís identificada o identificado con Friends?

En esta nota:

Comenta esta nota