Deportes JUGADAS

¡Imperdible! Las peores reacciones en el tenis

Algún raquetazo, alguna puteada o el famoso "Qué mal la estoy pasando". No te pierdas las 10 peores reacciones de tenistas ante diversas situaciones. ¡Mirá!

1. Wawrinka y una manera más fácil de romper la raqueta

El suizo Stanislas Wawrinka ha tenido un gran rendimiento en los últimos años. Sin embargo, antes de tener este buen momento, sus raquetas sufrían ante cualquier derrota. Raquetazo por aquí, raquetazo por allá... Eso cambió con su ascenso en el ranking, pero en este partido ante Roger Federer por las semifinales del Abierto de Australia 2017, volvió a ser el enojado Stan.

 

2. Enloqueció y le tiró la raqueta al juez de silla

La alemana Andrea Petkovic estaba en un punto decisivo del primer set en su partido ante la kazaja Zarina Diyas. La alemana creyó que tenía el punto ganado, pero el juez determinó que la pelota de Diyas fue buena. La indignación de Petkovic fue tal que enloqueció por ese punto. Finalmente, perdió ese set y su reacción fue terrible.

 

3. Del Potro: "Qué pedazo de fantasma sos..."

Juan Martín Del Potro tuvo un 2016 increíble. Su regreso al tenis tras su lesión, campeón de Copa Davis, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río, título en Estocolmo, victorias importantes. Prácticamente, no le faltó nada. En un partido por el ATP 500 de Basilea, se enfrentó ante el holandés Robin Haase. El match estaba controlado por Delpo, pero Haase "fingía" una supuesta lesión que descolocaba al argentino. Quiebre en el sexto juego del segundo set y una frase de Del Potro que sintetizaba su opinión del rival.

 

4. Baghdatis, récord de más raquetas rotas en un descanso

No fue una buena noche para el chipriota Marcos Baghdatis la de la segunda ronda del Abierto de Australia de 2012. Se enfrentaba a Stanislas Wawrinka y el partido no iba bien. En un momento de calentura, Baghdatis fue a la silla y rompió varias raquetas de manera consecutiva. Todo un récord para un descanso.

 

5. Dimitrov y una mala manera de perder una final

La final de 2016 del ATP de Estambul enfrentaba al búlgaro Grigor Dmitrov y al argentino Diego Schwartzman. Dimitrov había ganado el primer set, tuvo chances en el segundo, pero el "Peque" se recuperó y rápidamente se puso arriba en tercero. El búlgaro no aguantó su mal momento y rompió varias raquetas en el set. Recibió dos warnings (advertencias) y a la tercera le dieron el partido por perdido. Una pena para Schwartzman que ni ganas de festejar su primer título ATP tuvo.

 

6. Chela y un escupitajo de bronca

En el Abierto de Australia de 2005, Juan Ignacio Chela se enfrentó al local Lleyton Hewitt. El australiano fue uno de los jugadores más odiados en todo el circuito por sus molestas actitudes. Chela no soportó los festejos de Hewitt en el game y de la bronca le regaló un recuerdito.

 

7. Nalbandian pegó de más y fue descalificado

El game se le estaba yendo de las manos a David Nalbandian ante el croata Marin Cilic en la final del ATP de Queens en 2012. No así el partido: había ganado el primer set y en el segundo iban 3-3. Por lo tanto, no se entiende qué le pasó por la cabeza al cordobés para hacer lo que hizo y lograr que lo descalificaran.

 

8. Youzhny no lo pensó y se la pegó con la raqueta

Para los que creen que en el tenis no hay sangre, se equivocan. El ruso Mikhail Youzhny tenía oportunidad de recuperar un quiebre y evitar la victoria del español Nicolás Almagro. Sin embargo, desperdició la chance y no dudó en pegarse con la raqueta en la cabeza.

 

9. La locura de Troicki ante el umpire y ¡un cameraman!

En 2013, por el Masters 1000 de Roma, el serbio Viktor Troicki no la pasaba nada bien ante el letón Ernests Gulbis. Cayó en el primer set 6-1 y perdía el primer game del segundo set por un revés que se fue largo. El serbio no creía que su pelota fuera larga y protagonizó todo un show que incluyó umpire, actuación, indignación y una participación especial de un cameraman.

 

10. Gaudio: "¡Qué mal la estoy pasando!"

Como bien lo dice en el video, Gastón Gaudio bien podría escribir un libro con todas las locuras que ha hecho a lo largo de su carrera. Tuvo un gran nivel que le permitió adjudicarse hasta un Grand Slam como Roland Garros. Sin embargo, poco a poco fue cayendo en su desempeño y en su paciencia consigo mismo. Por eso, te dejamos las frases del "Gato" en sus peores momentos.

 

Comentarios