La vida después del retiro: quién soy, qué hago y cómo sigo

La vida después del retiro: quién soy, qué hago y cómo sigo

Deportes

La vida después del retiro: quién soy, qué hago y cómo sigo

En diálogo con Filo News, el psicólogo Marcelo Roffé explicó los problemas que pueden sufrir los futbolistas cuando no construyen una identidad para continuar la vida fuera de las canchas. Además, el ex jugador Adrián Bianchi presentó "Futbolistas Arriba", un espacio de orientación y contención para jugadores en situación de retiro.

Por: Rocío García

A lo largo de la historia, el ser humano demostró que aunque algunas veces cueste más que otras, puede contra todo lo que se proponga, salvo con una sola cosa: el tiempo. Muchos consideran que entre los 30 y 40 años se vive la mejor etapa de la vida porque es cuando se alcanza un equilibrio ideal entre la juventud y la experiencia. Sin embargo, para un grupo selecto de talentosos, es "el final de sus vidas".

La vida de un futbolista profesional coquetea con la satisfacción de los éxitos conseguidos y la ingratitud de que su carrera se termina muy pronto aunque sienta su físico a pleno y siendo biológicamente joven, pero ya no para la actividad que más ama realizar. Al momento de colgar los botines, la mayoría de ellos no están preparados para dar un giro de 180° y cambiar su rutina por completo. Y eso, puede hundirlos en graves consecuencias de salud.

La Asociación del Fútbol Argentino y futbolistas Agremiados lanzaron en julio de este año un Fondo de Retiro para futbolistas

"El cambio de rutina, de no tener que ir día a día a entrenar, de tener un vacío y en muchos de los casos no saber qué hacer de su vida, es bastante angustiante. Esto sucede porque a los futbolistas no se los prepara para el retiro", explicó el Licenciado en Psicología, Marcelo Roffé, en diálogo con Filo News.

Y argumentó: "El 28% de los futbolistas caen en depresión una vez que se retiran, según estadísticas de fundaciones europeas. Esto es un dato alarmante porque la depresión se emparenta con el duelo no elaborado, y si no se trabaja con un profesional, puede llevar a adicciones tales como al juego, las sustancias, el shopping, como también a intentos de suicidio".

Roffé, que convive hace años con futbolistas y -entre otros trabajos- estuvo con José Pekerman en las selecciones de Argentina y Colombia, ejemplificó esta problemática con el reciente caso de Julio César Toresani, quien inmerso en un cuadro depresivo, decidió quitarse la vida en abril pasado.

Construir una identidad más allá del fútbol

"Se deprimen porque no han podido desarrollar otra zona de interés a lo largo de su vida, entre los 13 y 20 años, cuando te formas como jugador y persona", sostuvo el especialista, que actualmente lidera el Departamento de Psicología Deportiva del fútbol amateur en Lanús.

El estudio es la primera premisa que Roffé considera fundamental para inculcarle a los chicos, pensando en que además de tener educación, les servirá para ser responsables dentro de la cancha y los preparará para un futuro fuera del fútbol. "Una vez que lograron llegar, mantenerse y superarse, el retiro es duro sobre todo en los jugadores famosos, porque están en una burbuja que de repente se pincha y no están preparados. Sólo el 13% recurre a una ayuda profesional previa al retiro. No pasa por el dinero que ganaste, pasa por qué hacer con tu vida, cómo darle sentido y como reinventarte", detalló el psicólogo, adelantando parte de su libro que se publicará prontamente y se titula "¿Y después del retiro qué? Salud mental y resiliencia en el deporte".

"Son muy pocos los jugadores que estudian una carrera universitaria durante su actividad profesional y sólo el 33% de ellos finalizan el secundario", aseguró Roffé.

Trabajar para evitar el sufrimiento

La ayuda de profesionales y psicólogos deportivos o clínicos puede ser fundamental para que los futbolistas encuentren las herramientas para construir su propio camino fuera de las canchas. "Es duro el golpe porque sentís que el sistema te desecha y que ya no servís siendo tan joven y sintiéndote tan bien. Es como cuando un preso sale de la cárcel, muy pocos les dan trabajo porque quedan marcados. Los clubes no se fijan si están bien o no, se fijan la edad, y por ahí se privan de tener una persona con experiencia, que les va a rendir y que además va a ser muy importante en el liderazgo y en la parte afectiva".

Futbolistas que ayudan a futbolistas

Sólo quienes fueron futbolistas -o atletas de alto rendimiento en otros deportes- saben lo que se siente tener que dejar la actividad que más aman y a la que le dedicaron toda su vida, de un momento para el otro.

Desde esa realidad y la idea de poder ayudarse entre pares partió Adrián Bianchi, el ex futbolista que creó "Futbolistas Arriba"un espacio de orientación y contención para jugadores en situación de retiro.

Futbolistas Arriba

"Es un idea que tenía hace mucho tiempo. Desde la época mía como jugador y desde antes estamos con que algo hay que hacer para el jugador que se retira. Cuando pasó lo de Toresani, a mi me impactó bastante más allá de que no lo conocía. Entonces, me pareció por lo menos empezar a tener un lugar donde el ex jugador o jugador de fútbol, sin importar la edad que tenga ni lo famoso que sea, se acerque para charlar", contó el ex delantero en una charla con Filo News.

En Futbolistas Arriba ya participaron jugadores como Oscar Garré, Claudio "El Turco" García, Claudio "Chacho" Cabrera, entre otros, además de los aportes profesionales de psicólogos, médicos y coaches. "La idea es que se acerquen, puedan contar lo que les pasa y a través de talleres y de herramientas que les vamos brindando, mejorar la calidad de vida", comentó el hoy en entrenador de fútbol en Ferro y escritor del libro "Una nueva oportunidad".

"Yo abrí una puerta. Si Agremiados, AFA u otro sigue con esta idea y se abren más, bienvenido sea. El tema es ayudar a ex jugadores que lo necesitan y no tienen un lugar para expresar su problemática", aseguró Bianchi.

El surgido en Vélez, que finalizó su carrera en Rampla Juniors (Uruguay), sintió en carne propia la depresión posterior a colgar los botines. "Lo viví muy mal. Me costó muchísimo, tuve sentimientos de fracaso, frustración, falta de identidad, de no saber qué hacer", recordó. Y destacó que "a través de la literatura y la escritura pude salir adelante, eso me ayudó y mi vida cambió".

Casi sin dejar de terminar la pregunta sobre qué mensaje le daría a los chicos que sueñan con iniciar su carrera como futbolistas, Bianchi sentenció: "Que estudien, es lo más importante en la vida". Y continuó destacando "que sigan sus sueños con ímpetu y ganas pero que lo padres entiendan que lo más importante es la educación, y no patear una pelota. Porque después el vacío que sentís no tiene nada que ver con el dinero".

El mensaje que Bianchi transmite es claro. Tanto como que los futbolistas deben construir una identidad fuera de las canchas. Porque su carrera terminará más pronto de lo que desean, pero la vida sigue. Y todavía serán muy jóvenes para continuar disfrtuándola.

En esta nota:

Comenta esta nota