Actualidad

Las 6 claves de la gestión Sandleris en el Banco Central

El Central eliminó el piso del 60% de la tasa de interés y disminuyo las devaluaciones progresivas en la moneda durante el primer trimestre de 2019. La gestión Sandleris esta satisfecha pero el sector productivo exige reactivación. En Filo.News te contamos todo lo que necesitas saber.

Las 6 claves de la gestión Sandleris en el Banco Central

Las 6 claves de la gestión Sandleris en el Banco Central

Por: Candelaria Botto

1

La era Sandleris

Desde que asumió la presidencia en el Central, después de la renuncia de Caputo, dejo en claro que "la política monetaria será muy dura." 

Se abandono el esquema previo de metas de inflación por un control estricto sobre el crecimiento de agregados monetarios: 0% de aumento de la base monetaria hasta junio de 2019.

También se cambio el esquema cambiario, el Central no compra ni vende dólares siempre que se mueva dentro de la banda de flotación.

Se estableció con un dólar a $34 de mínima y $44 de máxima. Los extremos se actualizan al 3% mensual, garantizando una devaluación progresiva y preestablecida. 

Hoy los valores de las extremos están en $36,24 el mínimo valor que puede tener el dólar antes de que el Central salga a comprar y $46,90 lo máximo que puede valer la divisa norteamericana, de lo contrario el Central salé a vender dólares para mantenerlo en ese valor. 

2

El talón de aquiles

Para mantener las presiones al dólar sin intervenir directamente en el mercado cambiario es que todos los días se licitan Letras de Liquidez (leliq), que tienen un plazo de 7 días y son únicamente para bancos. 

Desde un primer momento la tasa de rentabilidad que pagaron fue mayor al 65% y llego a convalidar un 74% de interés. Esto trajo alertas sobre la vuelta de la bicicleta financiera, capitales que se pasan a estos instrumentos en pesos para aprovechar la tasa pero que ante cualquier inestabilidad, o cuando dejá se ser tan rentable, vuelven a la seguridad verde y descalabran el mercado cambiario.

A su vez, tener una tasa de referencia tan alta perjudica el sector productivo que no sólo se ve imposibilitado de financiarse sino que hace impagables las deudas. 

3

El periodo de prueba

En estos menos de tres meses la divisa sufrió saltos que la llevaron hasta los $42, pero también supo acumular jornadas a la baja que la dejaron muy cercana del piso de intervención. 

La tasa de interés de referencia llego hasta el 74% pero durante las últimas semanas de noviembre comenzó su tendencia a la baja, estando cercana a perforar el 60% de rentabilidad.

La actividad económica sigue pagando las consecuencias. Quitar pesos de circulación logró bajar las presiones al dólar, pero también desplomo el consumo, aumento el desempleo y dejo a la industria funcionando a la mitad de su capacidad. 

4

Actualizaciones en el esquema

Ayer el Central informo la actualización en el esquema monetario. Se eliminó el piso de 60% de tasa de interés. Además se anunciaron nuevos límites de la zona de no intervención cambiaria vigentes durante el primer trimestre del 2019.

Usando como referencia los valores vigentes al 31 de diciembre del 2018, donde  el piso es de $37,12 y el techo es de $48,03, los límites de la zona de no intervención se actualizarán diariamente a una tasa mensual del 2% mensual entre el 1 de enero y el 31 de marzo del 2019.

El recorte en el nivel de la devaluación progresiva y preestablecida da la señal al mercado de que se espera una desaceleración en la inflación, lo que es acorde a las expectativas recolectadas por el Banco Central de parte de especialistas y consultoras.

5

La Recesión

Las altas tasas de interés perjudican a todo el sector productivo, en este sentido es positivo que se bajen las mismas pero de no acelerarse esta política la recesión va a seguir profundizándose. 

"Las tasas de interés son incompatibles con la producción, pero necesarias" dijo el propio ministro de producción Dante Sica.

El problema es que la política de sacarle presión al dólar se da en paralelo con estos instrumentos en pesos y su gran rentabilidad, para que no se dispare van a seguir reduciéndola muy por lo bajo y en ese sentido quienes pagan es el sector productivo. En este esquema la actividad esta condenada. 

6

Las Pymes, las más afectadas

En nuestro país, las PyMes absorben la mayor cantidad de trabajadores, más del 70% del empleo. En un contexto recesivo que incluye caída de ventas, aumento de tarifas e imposibilidad de financiamiento su objetivo parece limitarse a sobrevivir.

Justamente hoy, mas de 20 cámaras empresariales concentraron frente al Congreso para exigir políticas publicas ante la situación terminal que están atravesando. 

En este sentido, reclaman políticas públicas en un contexto donde los industriales tienen más de 50% de capacidad ociosa. Es decir, que la industria en nuestro país opera a media maquina.

Comentarios