Actualidad INTERNACIONAL

Los 5 problemas que enfrentará Trump para construir el muro

La promesa del presidente estadounidense de levantar de inmediato un "muro físico contiguo'' a lo largo de todo el límite parece, de cara a la realidad, una misión imposible. Enteráte por qué

1. El terreno es de muy difícil acceso en algunas áreas

La frontera de cerca de 3.200 kilómetros tiene una variedad de climas, vegetaciones y terreno. La mayoría de la actual cerca está instalada en zonas en las que la línea cambia entre un trazado recto y el serpenteante cauce del río Grande. En su rumbo al Golfo de México, este río atraviesa las montañas del Parque Nacional Big Bend, reservas naturales e incluso un espacio binacional: la Represa de la Amistad, todos retos para los futuros constructores.

2. La mayoría de las tierras de la frontera son de propiedad privada

El ex presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, Harold Rogers, señaló los obstáculos que hay para la creación de un muro en toda la frontera: reservas indígenas, parques y bosques nacionales. En Texas, casi la mayoría de las tierras de la frontera son de propiedad privada. En el 2006 cuando el ex presidente George W. Bush intentó levantar vallas fronterizas, enfrentó una férrea oposición de rancheros y granjeros locales, muchos de los cuales llevaron al gobierno a los tribunales por sus planes para usar sus tierras.

3. Crearía un espacio vacío que no pertenecerá ni a uno ni a otro país

Técnicamente, el límite entre EEUU y México, a la altura de Texas, está en algún lado en el medio del río Bravo. Sin embargo, a través de los años, esta corriente ha cambiado su recorrido, lo que ha ocasionado disputas bilaterales.
En muchas áreas a lo largo del Río Bravo, la valla se construye en terreno estadounidense, hasta un kilómetro hacia el interior, para asegurar que la estructura no interfiera con el cauce del río o se construya sobre terreno sólido. El centro del canal marca la frontera y un tratado de 1970 con México requiere que las estructuras construidas en la zona no pueden interferir con el río.

4. Solo la vigilancia haría realmente efectivo el muro

Expertos en seguridad han destacado que las barreras en la frontera son meros obstáculos para los inmigrantes que intentan ingresar, a menos que sean apropiadamente vigiladas. Como remarcó la ex secretaria de Seguridad Janet Napolitano, "dame un muro de 15 metros y te mostraré una escalera de 16 metros".

5. Es simplemente... una mala idea

"Construir un muro es la forma más cara y menos efectiva de asegurar la frontera'', dijo el representante republicano Will Hurd, cuyo distrito de West Texas abarca más de 800 millas de frontera. "Muchas áreas en mi distrito son perfectos ejemplos de donde es innecesario un muro y del impacto negativo que tendría en el medio ambiente, los derechos sobre la propiedad privada y la economía''.

Pese a todas las advertencias, las agencias estadounidenses ya fueron informadas de que revisen sus presupuestos para poder destinar fondos adicionales para el muro.

"Esos dólares de los contribuyentes se invertirían mejor en la búsqueda de curas para el cáncer y otras enfermedades, en hospitales y médicos para cuidar a nuestros veteranos, en ayudar a las comunidades con inversiones en agua limpia, en apoyar a la policía en nuestras comunidades'', protestó el senador demócrata Pat Leahy.

Comentarios