Actualidad Ella, ¿es así?

¿Tita Merello era feminista?

En el día de su cumpleaños, FILO buscó y encontró tres razones por las cuales la actriz y comediante se acomoda tranquila en este movimiento. 

Por: Paula Gimenez

Tita Merello | Foto: Instagram

Tita Merello | Foto: Instagram

Se llamaba Laura Ana Merello,  pero fue conocida como Tita Merello. Nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1904 (aunque hay versiones que aseguran que, en realidad, era uruguaya) y falleció el 24 de diciembre de 2002. Fue actriz, cantante y comediante pero, además, una mujer empoderada en una época en la que el machismo todo lo abordaba. 

Creció en un conventillo de San Telmo y siempre realizó obras de teatro, en ese momento caracterizadas como de "bajo nivel". Fue una de las primeras cantantes de tango surgidas en la década de 1920 y explotó de éxito cuando interpretó la milonga "Se dice de mí"

De bajos recursos caminó la calle, como solía decir, y se animó a cuestionar a la élite, a los hombres y al éxito. Si bien Tita no llegó a ver esta ola feminista que hoy todo lo arrasa, el movimiento de mujeres data de dos siglos atrás y si bien ella no se autoproclamaba feminista, "le daba raje" al machismo cada vez que podía.

En el día de su cumpleaños FILO recolectó tres de sus momentos más aguerridos y por los cuales se la reconoce como una de las mujeres más importantes del avance femenino en el mundo del espectáculo. 

 

1. "Muchacha hacete el papanicolau"

 

 

Con su característico vozarrón tanguero y su gracia indiscutida, Tita fue la cara visible y promotora de una campaña contra el cáncer de cuello de útero. Comenzó en su programa de radio y desde ese momento advirtió y arengó a miles de chicas a hacerse este control que previene de manera segura y rápida una de las principales causas de muerte en mujeres. Pero el mérito no es sólo ese, sino que fue la primera persona pública en hablar de estos temas en los medios de comunicación.  

2. Lo dijo por todas

La actriz, conocida por uno de los tangos femeninos más vanguardistas y rebeldes de su época, cuestionó por primera vez en el mundo del espectáculo argentino la belleza hegemónica.

A ella se la criticaba por fea, gorda y desafinada y ella, como respuesta, interpretó uno de los temas más empoderados que existen. La letra original era para que la cantara un hombre ya que el protagonista era un varón, pero la versión de Tita conquistó al mundo. En ella reivindica su derecho a ser una mujer con curvas y actitud por sobre la belleza que impone el sistema.

Su interpretación fue en 1954. Tres años después de que la mujer comenzara a votar en nuestro país. Dato no menor para hablar del empoderamiento femenino en un mundo que recién comenzaba a dejar entrar a las mujeres en el ámbito público. 

3. Hacerle frente al machismo

 

 

Cuando en una entrevista de televisión en el año 1995 le preguntaron qué opinaba del machismo en el mundo del espectáculo, ella respondió: “Al machismo no lo conozco, para nada. Porque a quien llegaba a mi vida y se ponía en machista yo le decía ¡Raje, raje!”.

Así, la actriz también le respondía al acoso con frases como: "En el Maipo me decían siempre: '¡Mirá esa mina. Qué piernas. Cómo la arrinconaría! ¿A quién vas a arrinconar vos, cachivache?". 

Dando siempre una imagen de mujer fuerte, contraria a los roles femeninos pasivos que durante toda su vida giraron a su alrededor, Merello generaba empuje a muchas chicas y miedo a todos los varones que argumentaban que era "muy brava".  

Ella, por su parte, le hablaba a todas, aconsejaba cuidados y amor y con la frente en alto rezaba: "No hay que dar por el pito más de lo que vale". 

Comentarios

Newsletter

No te pierdas lo mejor de Filo

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones