No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad VIDA

Turismo sustentable: destinos ideales para un viaje más ecológico

El turismo tiene aspectos positivos y negativos: es una de las industrias más grandes del mundo y, a la vez, es una de las que más dañan el medio ambiente. En esta nota, 5 destinos eco-friendly para turistas comprometidos con las problemáticas ambientales y pequeños gestos para cuidarlo.

1

Los Esteros del Iberá, Argentina

Se trata de un extenso humedal que abarca unos 12.000 km2, en la provincia de Corrientes, en el nordeste. Es el segundo humedal más grande del mundo: equivale al 30% de la biodiversidad total del país.

Debido a su peculiar geografía y difícil acceso, la zona cuenta con una rica y variada población animal. La fauna autóctona incluye numerosas especies amenazadas para las cuales éste es uno de los últimos hábitats remanentes.

Es gracias al turismo y a la conciencia ecológica y conservacionista que se puede disfrutar a pleno todo lo que son los esteros del Iberá. Es un verdadero paraíso de vida silvestre.

Se pueden hacer paseos en canoas, realizar caminatas, cabalgatas, entre otras.

2

Fernando de Noroña, Brasil

Es un archipiélago volcánico formado por 21 islas de las cuales solo está habitada la mayor de ellas

El archipiélago tiene 26 km2 en total y está formado por 21 islas de las cuales solo está habitada la mayor de ellas (que tiene 17 km2). El resto han sido declaradas Parque Nacional Marino por el Gobierno del país, y por lo tanto está prohibida la presencia humana en ellas, salvo para fines de investigación científica. 

Para su preservación ambiental y la protección de su vida marina las playas tienen un límite de visitantes diarios de 600 personas.

Además, se les cobra un Impuesto de Preservación Ambiental de alrededor de 70 dólares por semana (que aumenta cuanto mayor sea la estadía) a cada persona que visita la isla.

La población de Noroña alcanza los 4000 habitantes, aunque hace varios años que no nacen niños en la isla, no porque no haya mujeres embarazadas, sino porque a partir del séptimo mes, se instalan en Recife con todos los gastos pagos por cuenta del estado.

3

Islas Galápagos, Ecuador

El archipiélago tiene como mayor fuente de ingresos el turismo y recibe 200.000 turistas al año, pero para preservar las especies se volvieron uno de los mayores impulsores del ecoturismo.

Son llamadas las Islas Encantadas, por su grandiosa biodiversidad de flora y fauna, provenientes de distintas corrientes oceánicas por eso algunas áreas tienen restricción del número de visitantes permitidos para evitar su deterioro.

Para financiar la conservación del Parque Nacional Galápagos (uno de los mayores impulsores del ecoturismo) exigen el pago de tarifas de entrada a visitantes.

Principales actividades: snorkel, buceo y excursiones destinadas a la observación de animales.

Prohíben: fumar, pescar, alimentar animales, practicar deportes náuticos, ingresar con alimentos o plantas que puedan contaminar el lugar.

4

Costa Rica

El primero en crear su propio sello de calidad para empresas turísticas: el CST (Certificación para la Sostenibilidad Turística).

El ecoturismo es extremadamente popular entre los turistas extranjeros que visitan la amplia cantidad de parques nacionales y áreas protegidas que existen por todo el país. Costa Rica fue uno de los pioneros en ecoturismo y es reconocido como uno de los pocos destinos internacionales con verdaderas opciones de turismo ecológico

Más del 25% del territorio en Costa Rica está dedicado a parques, reservas nacionales y tierras protegidas.

Los parques nacionales  Manuel Antonio y el Bosque Nuboso Monteverde son considerados modelos para el ecoturismo y el desarrollo sostenible por ofrecer un hábitat crítico a las diversas especies vegetales y animales. 

5

El Parque Nacional Lago Puelo y Los Alerces, Argentina

Se encuentran al pie de la Cordillera de los Andes. En la zona se asientan comunidades originarias como los mapuches que en muchos casos subsisten gracias al ecoturismo.

En el parque hay zonas en las que se puede observar arte rupestre, que son motivos geométricos de color rojizo hechos sobre piedra. Dentro del parque hay residentes permanentes que poseen un permiso especial para tal fin. El parque posee infraestructura para recibir visitantes, se puede acampar, tomar baños, hacer paseos lacustres y pescar. Hay varios senderos para recorrer, de diferente dificultad y duración.

Comentarios